Agroclave

Mercosoja: cómo combatir enfermedades y los desafíos que se vienen

En los últimos 25 años el cultivo de soja tuvo serios problemas que abrieron la puerta a productores, técnicos y empresarios para que puedan observar la importancia de los factores limitantes, como las enfermedades.

Sábado 31 de Agosto de 2019

En los últimos 25 años el cultivo de soja tuvo serios problemas que abrieron la puerta a productores, técnicos y empresarios para que puedan observar la importancia de los factores limitantes, como las enfermedades. "Cuando un cultivo de alto potencial puede llegar a perder un 100 por ciento de la producción por este factor, se empiezan a valorar más las buenas prácticas agrícolas", anticipó Daniel Ploper, director técnico de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, quien en la previa de lo que será la nueva edición de Mercosoja 2019, presentó avances y desafíos de las enfermedades en ese cultivo.

En la previa del encuentro que será en la Bolsa de Comercio de Rosario, el 4 y 5 de septiembre, Ploper resaltó el alivio que hubo en cuanto a enfermedades en las últimas campañas, "ya que las epidemias no han sido tan graves como las de fines del siglo pasado, cuando se alcanzaron pérdidas globales de un 5 por ciento de la producción de soja", dijo.

Según Ploper, es necesario considerar que no sólo son de importancia las enfermedades que pueden causar pérdidas graves en lotes enteros, sino aquellas que son endémicas, están presentes todos los años y son capaces de afectar el rendimiento.

Hoy las pérdidas en el cultivo de soja varían de acuerdo a la zona geográfica, el tipo de enfermedades que se manifiestan, su control, aplicación de productos y resistencia genética de las plantas. Las caídas varían entre un 10 por ciento o 15 por ciento y si a esto se le suman afecciones por hongos de suelo en raíces o tallos las cifras son mayores.

En Mercosoja se analizará el problema del cancro que está causando algunos problemas en la zona centro del país y enfermedades como la podredumbre carbonosa, que pueden llegar a causar un 20, 30 o 40 por ciento de mortandad de plantas en estado reproductivo.

DESAFIOS. "El paradigma vegetal, de la soja y lo biológico, de a poco apunta a otro tipo de negocios. Ya no hablamos de la transformación tradicional, sino de la glicerina, los bioplásticos, lo reciclable y amigable con el medio ambiente", consideró el profesor Sebastián Senesi (UBA) agregando que hay un rol importante en nuevos productos y servicios en base a lo biológico que avanza rápidamente.

A priori, señaló que por ahora los números grandes indican que el 60 por ciento de las exportaciones locales, pertenecen a los agronegocios y de esa suma más del 50 por ciento está asociado al complejo sojero. "Vemos la importancia que tiene el cultivo y sus aristas productivas, industriales y de servicio para el desarrollo de la economía Argentina y el sostenimiento de sus ingresos", indicó Senesi.

¿Te gustó la nota?