Agroindustria

Contundente pronunciamiento del agro en rechazo de las retenciones

Entidades de las cadenas de valor agroindustrial expresaron su rechazo a la medida de retenciones para harina y aceite de soja, y la creación de un Fondo de Estabilización del Trigo. Hablaron de un "cambio de las reglas de juego" inconsulto y unilateral.

Lunes 21 de Marzo de 2022

La Bolsa de Cereales y cuatro cadenas de valor agroindustrial se pronunciaron en rechazo de las retenciones para la harina y el aceite de soja y la creación de un Fondo de Estabilización del Trigo, anunciado por el gobierno nacional, y refirieron a un “cambio en las reglas de juego” inconsulto.

La Bolsa de Cereales señaló, mediante un comunicado, que rechaza el “cambio en las reglas de juego y al incremento de la carga impositiva a la agroindustria, máxime en una campaña azotada por una severa sequía que redujo notablemente el volumen de la cosecha”.

“Cercenar exportaciones y subir impuestos es frenar la dinámica del principal sector que, actualmente, provee divisas y genera empleo. Es ir a contramano de lo que debemos discutir para lograr abastecer a un mundo que requerirá un mayor aporte de nuestro país”, añadió la entidad.

En torno a la guerra entre Rusia y Ucrania, la Bolsa de Cereales indicó que “el lamentable conflicto bélico nos pone frente a la responsabilidad de producir más y con mayor valor agregado para atender esas demandas”.

“Eso va a generar divisas y, por supuesto, mayor empleo entre nuestros compatriotas. Es por ello que, reiteramos, ese tipo de medidas, que implican un abrupto cambio en las reglas de juego, son contrarias al objetivo de una mayor producción e industrialización y exportación como camino para la reactivación de la economía nacional”, señaló el comunicado.

Por su parte, se pronunciaron en forma conjunta la Asociación de la Cámara de la Soja Argentina (Acsoja), la Asociación Argentina del Trigo (Argentrigo), la Asociación Argentina de Granos (Asagir) y la Asociación del Maizar y Sorgo (Maizar).

“Por enésima vez asistimos a un cambio en las reglas de juego hecho de forma inconsulta y unilateral por parte del gobierno”, protestaron las cadenas de la agroindustria.

Señalaron que los impuestos a las exportaciones son aplicados por menos del 10 por ciento de los países del mundo y que, de las treinta naciones más exitosas, sólo Rusia los utiliza.

“Tenerlos ya es un gravísimo problema que conspira contra la creación de empleo genuino y federal. Aumentarlos es alejarnos de una solución perdurable”, aseguraron.

Por su parte, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) también expresó su rechazo, expresando que la medida "es una clara indicación que el gobierno desincentiva las exportaciones, y castiga el empleo industrial, particularmente de las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires".

Según expresó la Ciara en un comunicado, "el gobierno decidió subir alícuotas en productos procesados que no afectan el índice de inflación, pero deterioran las condiciones de producción, trabajo y exportación del primer complejo exportador nacional".

En este sentido, desde Ciara hablaron de una opción alternativa que podría haber tomado el Gobierno y que es "abrir nuevos cupos de exportación para registrar ventas futuras en 2022 y 2023 de maíz y de trigo que le podrían reportar no menos de 700 millones de dólares no previstos, debido al pago anticipado de retenciones que realiza la exportación; dado que el abastecimiento nacional esta garantizado todo el año por el régimen de volúmenes de exportación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca".

Otro frente

Paralelamente, Juntos por el Cambio (JxC) espera llevar la discusión al Congreso nacional e intentar forzar otro resultado.

Para la oposición, haber subido las retenciones por decreto fue una decisión inconstitucional ya que, al no aprobarse el presupuesto 2022, el Ejecutivo perdió en diciembre pasado las facultades delegadas que tenía para ello.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS