Cooperativa

Avanza la transformación de Cotar en una empresa recuperada

Funcionarios de los tres niveles del Estado y trabajadores trabajan en un plan para enfrentar la crisis de la cooperativa láctea.

Miércoles 27 de Abril de 2022

La transformación de Cotar en una empresa recuperada avanza. Los trabajadores se harían cargo de la producción de la planta de Humberto Primo y Don Bosco por 90 días mientras se gestiona la inscripción como cooperativa en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). Durante este período se espera que se defina la situación con los actuales gerenciadores y del consejo de administración de la histórica Cooperativa de Tamberos de Rosario.

Esas fueron las conclusiones de una reunión que se realizó ayer en la fábrica entre los trabajadores, autoridades de los ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura de la Nación, Inaes, Ministerio de la Producción de la provincia; Secretaría de Producción de la Municipalidad de Rosario, y el gremio Atilra Rosario. Según comunicaron los trabajadores, Bernardo Arocena, presidente de Cotar, se comprometió a presentar frente al Consejo de Administración la propuesta de firmar un comodato por el uso de la maquinaria y planta a costo cero por 90 días, prorrogable por otros 90 días.

Esta sería la primera etapa del camino para convertirse en una empresa recuperada. Los trabajadores, que hoy son 141, aspiran a recibir la maquinaria y las instalaciones de la fábrica como pago por la deuda que Cotar mantiene con ellos, que suma unos 180 millones de pesos.

Es que la Cooperativa de Tamberos de Rosario viene atravesando problemas desde hace varios años y las deudas no pararon de acumularse. La última situación ocurrió cuando la administración de Comas SRL desapareció hace dos meses, aunque tiene un contrato para explotar la marca y un usufructo de la comercialización de los productos hasta junio.

Cristian Esquivel, representante de los trabajadores y futuro presidente de la cooperativa, dijo que la reunión fue muy positiva. Aunque resta la constestación del Consejo de Administración, confía en que será positiva. “Es casi una formalidad”, dijo al señalar que ese órgano está conformado por dos personas. Las autoridades presentes presionaron para que la respuesta sea a más tardar el viernes.

Esquivel se mostró esperanzado de que pueda cambiar el rumbo de Cotar y que la cooperativa pueda recuperar la confianza de los tamberos y ganar mercado dentro de la ciudad, como en sus mejores épocas.

José Abelli, asesor de Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, y referente local del movimiento cooperativo, expresó que el encuentro de ayer cumplió el objetivo de generar un acuerdo de todos los actores, la cooperativa, los trabajadores, el gremio, municipio, provincia y Nación y “evitar una crisis social y productiva”. Confía en poder llevar “leche fluida y otros suproductos a la mesa de los rosarinos a precios aceptables”.

“Llegamos de palabra a un acuerdo para sostener en producción a la empresa, que está descapitalizada; ahora tiene que ser ratificado por el Consejo de Administración”, dijo. Explicó que le alquilarían la planta a los trabajadores para su explotación y, mientras tanto, la empresa verá que hace para su destino.

Abelli recordó que Cotar arrancó su concurso preventivo de acreedores en el año 2000, que ya se cerró pero que aún no está homologado y la empresa contrajo posteriormente deudas por unos $ 800 millones con diferentes acreedores, entre ellos los trabajadores, Afip, aportes sindicales.

Casi como una forma de anticiparse a un final más dramático es que surgió la idea de una cooperativa de trabajadores. “Una delegación del Inaes viene la semana que viene y la idea es que en 10 días esté la matrícula aprobada, mientras tanto con el contrato de comodato los trabajadores pueden seguir operando la planta y volver a poner en valor la marca en la mesa de los rosarinos”, precisó Abelli.

Experiencias cooperativas

La ciudad tiene otras experiencias de empresas lácteas recuperadas. La Cabaña es una de ellas. Los trabajadores recuperaron la empresa en 2006, tras la crisis que enfrentaron en 2001, y ya cumplieron 15 años al frente de la cooperativa láctea rosarina.

En el país hay seis empresas lácteas recuperadas por sus trabajadores. Uno de los últimos casos es el de Cotapa, la láctea de Paraná que ya llegó a un acuerdo para implementar un modelo similar al que se acordará en Cotar. Esto le permitirá retomar su actividad tras casi un mes paralizada y luego de reiteradas protestas de sus trabajadores por falta de pago de los sueldos.

“El sector lácteo está muy concentrado, las pymes fueron cayendo una por una, necesitamos competencia en el sector y una mayor oferta, las empresas cooperativas están en condiciones de sumar un millón de litros diarios de leche. A través de las políticas públicas estamos buscando los mecanismos para que eso suceda, fideicomisos, fondos rotatorios, y entre todos tenemos que dar respuestas”, señaló.

Historia rosarina

La Sociedad Cooperativa de Tamberos de la Zona de Rosario Limitada se constituyó en enero de 1935 por iniciativa de José Carlos Rolt y un grupo de tamberos, interesados en unirse para modificar las condiciones de trabajo y obtener así la recompensa justa a la tarea que realizaban. En 1963 se inauguró la usina pasteurizadora, que en su momento fue un modelo en Latinoamérica. Procesaba 350.000 litros por día.

En 1971 dentro de la usina se inauguró la planta de leche en polvo, la primera en su tipo íntegramente desarrollada y fabricada en el país. La crisis de los 90 que puso en jaque a varias compañías del sector lácteo llevo a Cotar a un acuerdo con Sancor. El entendimiento se fue renovando hasta que en 2010 se incluyó una formula para la recompra de la marca Cotar por parte de la Sociedad Cooperativa de Tamberos de la Zona de Rosario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS