Federación Agraria Argentina

Esta vez, ganaron los buenos: productores recuperaron tierras incautadas para trabajar

Gracias a un proyecto presentado por Federación Agraria Argentina, se recuperaron tierras que habían sido adquiridas por un ex legislador con dinero de la corrupción y se pusieron a disposición de pequeños productores locales. La experiencia de Colonia Guardamonte.

Jueves 13 de Mayo de 2021

Desde hace más de 5 años, Federación Agraria Argentina viene trabajando en un proyecto de colonización tradicional en la provincia de Entre Ríos. Se trata de la Colonia productiva Guardamonte, por la que se buscó que las tierras que fueron incautadas por la Justicia provincial a un ex legislador (Yedro) por causas de corrupción, fueran puestas a disposición de productores, para que pudieran llevar adelante sus actividades productivas. A inicio de este año, el gobierno provincial estuvo en la zona presentando los avances, luego de que 20 familias de productores y 20 familias de agentes de policía local firmaran el comodato de las tierras y casas, sobre las cuales tendrán dos años de gracia y luego un plazo de 25 años en valores productivos para pagarlos.

“Para todos los federados entrerrianos, y todos los federados en general, se trata de un hito importantísimo ver que hoy haya familias viviendo, produciendo y dándole vida a la colonia Guardamonte. Es la prueba más evidente de que todos los ideales por los que venimos luchando y que todo lo que decimos, que el Estado debe apoyar a los productores para sostener el arraigo, la producción, mejorar el acceso a la vivienda, a la infraestructura, avanzar para lograr el desarrollo económico, educacional, social y cooperativo es posible”, expresó Elvio Guía, vicepresidente de FAA a nivel nacional y representante de la entidad a lo largo de todo el proceso en la provincia.

Embed

Y añadió: “Muchas veces parece que lo que pedimos es abstracto, antiguo o imposible. Y acá tenemos una experiencia concreta, hecha realidad, de que a través de la interacción público privada, cuando el diálogo es serio, bienintencionado y conducente, se pueden lograr las cosas que los productores necesitamos para desarrollarnos. Esta colonia es una experiencia de arraigo real, lograda por la interacción entre una decisión política (en este caso, del gobierno provincial) y el trabajo de nuestra entidad, que presentó el proyecto y trabajó todos estos años para que se hiciera realidad”.

Continuó Guía: “Da mucho orgullo ver que aquel proyecto que gestamos en 2016, le presentamos al gobernador Bordet en 2017, luego empujamos junto a la ministra Rosario Romero en todos estos años, logrando la aprobación unánime en ambas Cámaras legislativas y por la que trabajamos también junto a la UNER y el municipio, como lo hemos hecho desde enero de 2019 en la Comisión, hoy esté funcionando. Esto le cambiará la vida no solo de las familias de productores y policías a quienes les fueron adjudicados los lotes y las casas, sino también lo hará en toda la comunidad. Porque en la Colonia hay una escuela agrotécnica y toda esta iniciativa dinamizará a toda la economía, la vida social, cultural, productiva, económica y cooperativa de la zona”.

“Hay mucho que destacar en esta experiencia. En principio, que es replicable a lo largo y ancho del país, pues en cualquier tierra del Estado, o en aquellas que se recuperan de los ilícitos o están ociosas, se podrían desarrollar colonias similares. Y se trata de experiencias que implican círculos virtuosos, porque fomentan el arraigo y la producción. En este caso la selección fue muy meticulosa, con un sistema de scoring que aseguró que quienes accedieran a las tierras fuesen familias de productores, que venían desarrollando su actividad productiva previamente, de modo que esto es una garantía de éxito”, añadió Guía y concluyó: “Es un gran orgullo ver nuestras banderas federadas concretarse en experiencias genuinas. Y mucho más lo es porque nuestra entidad no sólo pensó en los federados sino en todos los productores, en la sociedad, en la economía, en la educación, en la infraestructura y en muchísimos aspectos más, que han sido parte de nuestros principios históricos, y en este caso se plasmaron en la realidad. Seguiremos luchando por muchas más colonias productivas en todo el país”.

Historia de un proyecto de FAA

El coordinador de FAA Entre Ríos, Alfredo Bel, que fue parte de todo el proceso que siguió el proyecto, señaló los principales hitos transcurridos desde que el Estado provincial se hizo de los campos hasta la conformación de la colonia.

Años atrás, la justicia de Entre Ríos incautó un campo de 2000 hectáreas al ex senador Mario Yedro, luego de haberlo condenado por hechos de corrupción, por lo que el campo pasó a manos del Estado provincial. El ex gobernador Urribarri intentó hacer una aldea productiva con producción intensiva, con un sistema de propiedad colectiva. Más tarde lograron, a través de un plan provincial de viviendas, construir 50 casas, pero el proyecto no avanzó.

Embed

En 2016, el actual vicepresidente 1° de FAA, Elvio Guía, junto al federado Alfredo Bel visitaron la localidad de Villa Paranacito, pues había habido una gran inundación. Luego de dialogar con los damnificados, comenzaron gestiones con el gobierno de Gustavo Bordet para que les permitieran llevar los animales de las zonas afectadas a esos campos, tras lo cual se le otorgó a FAA la tenencia precaria de la tierra, que la entidad cedió a la Cooperativa de Productores de Villa Paranacito.

En junio de 2017 Guía se reunió con el gobernador y le presentó el proyecto federado para organizar la colonia en esos campos, según puede leerse en esta nota: “Entre Ríos: FAA se reunió con el gobernador Bordet”. Posteriormente, en 2018, luego de reunirse con la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero, fueron a visitar con ella el campo, para interiorizarla sobre la propuesta. Luego del contacto con la zona y los productores, la ministra motorizó junto a la entidad la propuesta de desarrollar una colonia productiva. Más tarde, junto a la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER realizaron un mapa del suelo y la superposición de capas de modelos productivos desarrollados por el Ing. Ricardo Garzia que conoce la zona, lo que les permitió orientar la colonia en cuanto a unidades económicas. Así se definió que hubiera 14 lotes de 118 hasta 200 has destinadas a carne bovina, ovina y a la apicultura, y un área para producción intensiva de aromáticas, horticultura, apicultura de 7 has cada una.

Posteriormente, el diputado provincial Navarro tomó el proyecto y lo presentó al Parlamento, donde obtuvo aprobación por unanimidad en 2018, en ambas Cámaras. En esa instancia se restringió la actividad, quedando 14 lotes para actividad ganadera y hasta 10 con actividad intensiva. Se definió que se conformaría una Comisión que gestionara la ley. En enero de 2019 se constituyó dicha comisión, en la que FAA participó, como puede leerse en esta nota: “Entre Ríos: Ya está en marcha la colonización del campo de Yedro”. Esta desarrolló un pliego para determinar el puntaje para elegir luego los proyectos que se aprobarían así, se establecieron bases fundadas en la actividad desarrollada, que se tratara de hijos de productores, que tuvieran experiencia productiva, que fuesen familias jóvenes, entre otros criterios. En 2019 se realizó la apertura y durante 2 meses se inscribieron 104 proyectos que aspiraban a conformar la colonia. Valiéndose del scoring aprobado, se determinaron los primeros 35 proyectos, tras lo cual se los entrevistó personalmente. Posteriormente una comisión integrada por más de 10 miembros determinó a los proyectos titulares y suplentes, por orden de mérito. En febrero de 2020 se sortearon los lotes, tras lo cual quedó 1 lote destinado a la escuela agrotécnica, 7 a proyectos intensivos y 13 a familias para lotes ganaderos. Paralelamente también se seleccionaron familias de fuerzas de seguridad quienes recibieron otras 20 casas, y se entregaron 6 casas a pobladores de Guardamonte.

Los productores que resultaron elegidos firmarán un comodato de los lotes y tendrán dos años de gracia con posesión de la tierra. Luego, tras que se evalúe el progreso de su emprendimiento productivo, podrán pagar la propiedad de los mismos con planes a 25 años a valor producto.

“Más allá de todo el proceso, es un gran logro y da mucha esperanza ver hoy estos proyectos de vida concretarse, con el apoyo del Estado y el trabajo que los productores vienen realizando hoy estas familias tienen la oportunidad de desarrollar sus actividades y acceder a la tierra y vivienda propia, valiéndose de su esfuerzo y su fuerza de trabajo. Para todos los federados es un hito, que demuestra que todo lo que venimos pidiendo puede y debe hacerse realidad”, destacó Bel.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS