Precios Justos: la industria láctea considera "inviable" la propuesta del Gobierno

El programa propone un congelamiento de precios por cuatro meses a cambio de exportar con un dólar diferencial. Desde el Centro de Industria Lechera (CIL) salieron a decir que "así, la ecuación no cierra".
11 de noviembre 2022 · 12:09hs

A los frentes de tormenta que enfrenta la lechería como cadena, esta semana se sumó la propuesta de la Secretaría de Comercio Interior, que depende del Ministerio de Economía, para sumar a las industrias lácteas exportadoras al programa “Precios Justos” con una invitación para nada atractiva a los intereses de las empresas.

El Gobierno pretende que cada industria láctea negocie precios congelados por un lapso de cuatro meses, a cambio de que el Gobierno conceda un dólar de exportación especial (no trascendió de cuánto) por un lapso de 30 a 40 días como máximo. Si bien la propuesta no fue elevada a la Cámara que representa a las empresas más importantes del país (CIL), el sondeo real del Gobierno se realiza una por una en las diez líderes del mercado.

Del 9 al 11 de mayo, la lechería desplegará todo su potencial en Esperanza, Santa Fe.

La gran muestra lechera del país llega a Santa Fe

reconvirtieron un tambo organico y potenciaron la rentabilidad

Reconvirtieron un tambo orgánico y potenciaron la rentabilidad

Lo que el sector privado en general está expectante, es por saber si el Gobierno condicionará fuerte a las alimenticias en esta negociación desventajosa, en un escenario inflacionario desbordado por los aumentos diarios de insumos y servicios, que obligaría a producir con costos superiores a los valores de salida de fábrica.

En este sentido, luego de que el ministro de Economía, Sergio Massa, anunciara días pasados que para las economías regionales de Cuyo dispondrá un dólar especial de exportación, a cambio de que se incorporen al programa de “Precios Justos” por cuatro meses y a precios congelados, desde el sector lácteo salieron a contestar que no están dispuestos a realizar el mismo convenio, porque eso implicaría “rifar el futuro de las compañías”, frente a una medida temporaria que no compensa el esfuerzo de producir por debajo de los costos.

Fue el presidente de Manfrey y vocero de las grandes industrias lácteas en el CIL, Ércole Felippa, quien admitió que las conversaciones con el Gobierno existen, pero que ingresar al programa oficial, les significaría una decisión “inviable”, tal como lo aceptó por ejemplo el sector vitivinícola y algunas economías regionales de Cuyo. En el caso particular de la lechería, estas negociaciones se están dando “industria por industria”, ya no a nivel de Cámaras como sucedió con los “precios cuidados”, dado que la realidad de cada empresa fue cambiando en los últimos meses.

Sin eufemismos

Felippa afirmó esta semana: “Nosotros venimos planteando que la propuesta de la Secretaría de Comercio es inviable e inaplicable porque es muy difícil congelar los precios por cuatro meses cuando los costos aumentan a diario”. El industrial reconoció que se están analizando algunas alternativas superadoras, que contemplen los ajustes mínimos que el sector fabricante necesita. “Sabiendo que cualquier cosa que se haga, en un momento tan complejo de la economía argentina, son sólo parches para atravesar esta coyuntura, y entendiendo las dificultades que tiene el gobierno en materia del precio de los alimentos, pero a su vez, tampoco podemos rifar el futuro de nuestras compañías”, se quejó Felippa.

“Nosotros venimos planteando que la propuesta de la Secretaría de Comercio es inviable e inaplicable porque es muy difícil congelar los precios por cuatro meses cuando los costos aumentan a diario “Nosotros venimos planteando que la propuesta de la Secretaría de Comercio es inviable e inaplicable porque es muy difícil congelar los precios por cuatro meses cuando los costos aumentan a diario

Si bien el referente empresarial de las lácteas, en su rol de presidente del CIL, está obligado a dar su testimonio “en on”, otros industriales consultados “en off”, reconocieron que es imposible que el Gobierne logre convencer a una compañía láctea para que produzca a pérdida, bajo un esquema que ya fracasó en el pasado y que demostró en reiteradas oportunidades no ser útil ni para el consumidor ni para el comerciante.

Según detalla Felippa, “prácticamente se nos pide congelar los precios desde diciembre hasta el 30 de marzo, permitiéndonos tan solo un aumento del 4% en todo ese período, cuando está más que claro que la inflación mensual viene siendo del 6% en el mejor de los casos, por eso decimos que es imposible”.

La lechería, afuera

El término “economías regionales” es muy vago y abarcativo a la vez, porque dependiendo de cómo se establezca la categoría, el criterio de definición es poco exacto. Es decir, si hablamos de Mendoza, San Juan, etc., el vino es claramente su economía regional. En el caso de Tucumán, la azúcar o los cítricos están en dicha categoría; y cuando se habla de Santa Fe y Córdoba en su zona central, evidentemente la lechería es la que moviliza las economías de cientos de pueblos que se nutren de los tambos, una región que produce y procesa el 70% de la leche del país. Pero como se trata de dos provincias que también poseen un altísimo nivel productivo en otras actividades agropecuarias, el Gobierno nunca consideró a la lechería como una economía regional, lo cual en esta oportunidad la perjudica.

Así, el anuncio del ministro de Economía destinado a “favorecer” a las economías regionales no aplica en principio a la lechería del centro del país. “Yo interpreto que el anuncio que hizo Massa es sólo para las provincias de Cuyo, para esta cuestión específica de la vitivinicultura y sus otros productos regionales en la zona”, consideró Felippa.

De todos modos, “vamos a suponer que entraría la lechería”, arriesgó Felippa. “Con un dólar diferencial, por un período de tiempo de 30 a 40 días para poder exportar, con la condición de que entremos al programa de precios justos, el sector debe analizar su conveniencia, porque es cierto, necesitamos un dólar mejor para un producto cuyo precio hoy no alcanza a cubrir el costo, pero el tema es que lo que uno vende al exterior es un porcentaje pequeño de la producción y en este caso, por un tiempo acotado”.

Lo que Felippa dijo es que “si el compromiso es congelar por cuatro meses el resto de la producción, que es la mayoría de nuestro mercado (en el plano interno), la ecuación no cierra”.

Ércole Felippa fue más taxativo aún: “Además, considero que estas políticas son parches que no ayudan a un abordaje integral del tema inflacionario, porque hay un problema de fondo en esto; los precios son una consecuencia, no la causa de la inflación”, definió el industrial.

Lo cierto es que la semana próxima, el Gobierno seguirá convocando a las alimenticias para cerrar los acuerdos antes de que comience diciembre, pero en el caso de la lechería, parece difícil que logre algún avance, al menos en estos términos.

El poder de compra

Esta situación se da en un momento particular en el que la industria láctea afirma que está pagando el precio de la leche cruda por encima de sus posibilidades, y donde el productor también declara que es un valor que no cubre su costo de oportunidad en el negocio. Algo que el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, plasmó en su último informe “Valores de Referencia de Mercado y Poder de Compra de la Industria”.

En el mes de septiembre de 2022 la capacidad de pago promedio de la industria, según los datos técnicos del Instituto IAPUCO, llegó a $ 55,93/litro de leche y fue $0,52/litro inferior al precio real pagado, que fue para ese mes de $ 56,45.

GRÁFICO VALORES DE REFERENCIA INDUSTRIA.jpg

“Si observamos el comportamiento del Valor por Litro Equivalente de Salida de Fábrica (precio al que vende la industria), subió un 3,7% respecto al mes anterior (62,0% de incremento interanual) y el precio al Productor aumentó un 5,0% (+67,9% interanual). Por su parte, el Valor de Referencia de Oferta o Costo del Productor estuvo en $ 60,53/litro, $ 4,08 por encima del precio cobrado”.

El OCLA aclara: “El poder de compra que se determina es el resultante de deducir del valor de salida de fábrica el total de costos sin considerar la materia prima leche y sin ningún nivel de resultado empresarial por encima de un costo de oportunidad que se calcula de igual manera para la industria como para el sector primario. Por lo tanto, el Valor de Referencia o Poder de Compra no significa Precio al Productor, en algunos momentos el Precio al Productor supera el Poder de Compra por circunstancias del mercado y en otras ocurre a la inversa, obviamente produciéndose resultados negativos o positivos, respectivamente para la industria”.

Se trata en todos los casos de modelos para “condiciones normales”, según el organismo, “y como no hay incluido en los costos de producción de leche situaciones extremas o coyunturales como sequía o inundación, no hay tampoco como ocurrió para la industria la inclusión de “costos COVID” que generó la pandemia y fueron importantes, o como, las subas de costos que generan las dificultades para la exportación, algunas obstaculizaciones de mercado, etc.”.

Ver comentarios

Lo último

La Bolsa de Comercio de Rosario celebró su Asamblea anual y renovó sus autoridades

La Bolsa de Comercio de Rosario celebró su Asamblea anual y renovó sus autoridades

La gran muestra lechera del país llega a Santa Fe

La gran muestra lechera del país llega a Santa Fe

Reconvirtieron un tambo orgánico y potenciaron la rentabilidad

Reconvirtieron un tambo orgánico y potenciaron la rentabilidad

Dejanos tu comentario
Reconvirtieron un tambo orgánico y potenciaron la rentabilidad
Experiencias

Reconvirtieron un tambo orgánico y potenciaron la rentabilidad

Vicentin: la Justicia habilita cambios en su composición accionaria
Empresas

Vicentin: la Justicia habilita cambios en su composición accionaria

Con los termómetros en alza, el verano se avecina con pocas lluvias y algunos altibajos

Por Vanessa Balchunas y Jorge Fusco

Clima

Con los termómetros en alza, el verano se avecina con pocas lluvias y algunos altibajos

Investigadores del Inta lograron un bioinoculante que reduce un 20% las emisiones en soja
Ciencia

Investigadores del Inta lograron un bioinoculante que reduce un 20% las emisiones en soja

Por la sequía, piden declarar a la provincia en estado de emergencia y desastre
LA CIUDAD

Por la sequía, piden declarar a la provincia en estado de "emergencia y desastre"

Granos: caída generalizada en el mercado de Chicago
Mercados

Granos: caída generalizada en el mercado de Chicago

Ganadería: se recuperan los valores de la vaca luego de dos meses de caída

Por María Julia Aiassa (Rosgan)

Análisis

Ganadería: se recuperan los valores de la vaca luego de dos meses de caída

Maíz tardío: las dos tecnologías que no pueden faltar para ganarle a las plagas
Manejo

Maíz tardío: las dos tecnologías que no pueden faltar para ganarle a las plagas

Colza: un cultivo que busca crecer en suelo entrerriano

Por Patricia Corradini / Especial para Agroclave

Sectores

Colza: un cultivo que busca crecer en suelo entrerriano

La carne Angus certificada desembarca en Rosario

Por Sandra Cicaré/Alvaro Torriglia

Ganadería

La carne Angus certificada desembarca en Rosario