Agroclave

La faena de vacunos alcanzó el nivel más alto en veinte años

En noviembre alcanzó 1,234 millón de animales, una suba del 1,7% respecto a octubre y un crecimiento del 3,1% en forma interanual, según datos de Rosgan

Sábado 12 de Diciembre de 2020

La faena de vacunos en noviembre alcanzó a 1,243 millón de animales, lo que significó la mayor no sólo de 2020 sino la más alta en más de 10 años, aseguró un informe del Mercado Ganadero de Rosario (Rosgan).

A poco de cerrar el 2020, la actividad de faena continúa siendo elevada, los números informados por la industria frigorífica durante noviembre mostraron un total de 1,243 millón de vacunos faenados que, comparado contra octubre, arroja una suba del 1,7% mientras que, en la comparación interanual, muestra un crecimiento del 3,1%”, de acuerdo con el reporte realizado por la analista de Rosgan María Julia Aiassa.

El mismo destacó que “pese a la restricción de oferta aparente percibida en el mercado, la faena de noviembre no sólo resultó la mayor del año sino, además, la más alta en más de diez años”.

Al respecto, precisó que “en los primeros once meses de 2020 se faenaron unos 12,81 millones de animales, esto es un 1,2% más que lo registrado en igual periodo, un año atrás”.

También indicó que “visto en perspectiva, la faena total viene creciendo de manera sostenida en los últimos cinco años, resultando un 8% superior al promedio de los últimos quince”, aunque remarcó que está “lejos de la que fuera la gran liquidación del año 2009”, con 14,7 millones de animales.

“En lo que va del año, la participación de hembras ronda el 46,3%, unos dos puntos porcentuales menos en relación al año pasado”, puntualizó el análisis.

Señaló que “si bien este sigue siendo un nivel elevado, el porcentaje viene descendiendo lentamente en los últimos meses para ubicarse ya dentro de un rango que permite vislumbrar cierta estabilización del stock nacional”.

"La actividad de faena continúa siendo elevada a poco de cerrar 2020 "La actividad de faena continúa siendo elevada a poco de cerrar 2020

A su vez, remarcó que “si este dato se lo complementa con la desagregación de categorías clasificadas por dentición, se sigue observando una menor participación de hembras jóvenes, de 2, 4 y 6 dientes en relación a las de 8; asociadas a vientres de menor potencial reproductivo”.

Además, subrayó que “en los machos, la faena total viene creciendo, pero nuevamente con una importante retracción en novillos”.

“Medido en el período enero-noviembre, la categoría perdió cerca de 480.000 animales en la faena. En términos relativos, la participación de los novillos en la faena total bajó del 12% al 8% en estos primeros once eses mientras que la de novillitos subió a 36% al 44%”, concluyó el reporte.

De acuerdo datos proporcionados por la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), en noviembre la faena de bovinos fue 1,4% menor a la del mes anterior, aunque con menor cantidad de días hábiles. De tal modo que, despojado de esta estacionalidad, alcanzó el nivel más elevado de 2020 y uno de los mayores de los últimos años.

Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), señaló que entre enero y noviembre de 2020, en los establecimientos asociados a esa entidad se sacrificaron 3,5 millones de cabezas, 426 mil bovinos menos que el acumulado en igual lapso del año pasado. Esto llevó su contribución al 27,3% del total, cuatro puntos menos que en 2019.

“Durante abril y mayo, la composición de la faena acusó un aumento en el número y en la participación de hembras dentro del total sacrificado, llegando a representar el 50% del total. A partir de entonces, esta tendencia se ha revertido y se mantuvo por debajo del 45%, teniendo un pequeño incremento en el mes comentado, que se concentró en las hembras más jóvenes (menos de dos dientes) y en las más añosas (más de ocho dientes”, aclaró Ravettino.

Nueva tipificación

La modificación en el sistema de tipificación instrumentada en abril de 2019 permite analizar con mayor detalle la composición de la faena de bovinos, a través de los datos proporcionados por sexo y dentición.

Hembras: En 2020, fue evidente un cambio de tendencia en la faena de hembras. Al analizar la clasificación por dentición, se verifica que la reducción en su número total fue acompañada por una baja más acentuada en vacas, especialmente aquellas tipificadas con 8 y más de 8 dientes, con una mayor incidencia de vaquillonas. No obstante, su proporción es superior a lo que se verificó en 2019. El peso medio de las hembras sacrificadas fue de 208 kg por cabeza, en los primeros diez meses de 2020.

Machos: En sentido opuesto, creció el número de machos sacrificados con un aumento relativo en la participación de los animales de menos de 2 dientes. Representaron el 61%, 5 puntos mayor que en 2019; con los clasificados con hasta 4 dientes, concentraron el 84% de la faena de machos. Paralelamente, se registró una menor participación de la categoría de hasta 6 D. El peso medio para el período enero – octubre de este año fue de 243 kg por cabeza, con una tendencia positiva en los últimos meses.

Según explicó Ravettino, el nivel de producción de carne permitió “sostener las exportaciones y el abasto del mercado local”. En términos anualizados, el consumo per cápita de carnes bovinas fue equivalente a 52 kg por habitante/año, una cifra similar a la de 2019.

En esta nota

¿Te gustó la nota?