Brasil

La soja cumplió las metas pero los precios siguen volátiles

Las lluvias beneficiaron al trigo y dieron un gran impulso a la cosecha de soja. La devaluación de Brasil y la bajante del Paraná golpean a los precios.

Sábado 09 de Mayo de 2020

Buenos rindes de la campaña gruesa que termina y un nivel de humedad óptimo para el arranque de la fina, arrojan un balance positivo para el agro en la zona núcleo. El caudal de precipitaciones, en algunos casos con acumulados de hasta 100 milímetros (mm) contribuyeron para aumentar la intención de siembra del trigo, mientras que el buen tiempo posterior a las lluvias permitió prácticamente finalizar la recolección de soja de primera, con enormes diferencias de rindes entre el oeste y el este, pero con un promedio para la región de 40,6 quintales por hectárea (qq/ha) “que afirman una producción total de soja de 17,8 millones de toneladas en la región núcleo”, indicó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario.

En cambio, es más “incierto” el futuro para el maíz 2020/21 en la región núcleo, vaticinó GEA aunque también detalló que el ciclo que cierra (2019/20) arroja un nivel histórico para el grano grueso. “Fue récord la siembra con 1,5 millones de hectáreas y también la producción con un volumen de 15 millones de toneladas”, agregó el organismo a modo de balance de lo que termina. Algo, que en cambio, no es tan alentador para la campaña que se avecina.

“Falta mucho aún para la próxima siembra pero grandes nubarrones oscurecen el horizonte del cultivo y prenden la señal de alarma”, indicó GEA y planteó que “el problema está en las cuentas que hace el productor, ya que el margen neto del maíz temprano sufrió una caída del 70% en campos alquilados por la baja que sufrió el precio a cosecha en los últimos 30 días”.

Eso, sumado a la “altísima inversión inicial del cultivo” que no es acorde a la rentabilidad obtenida con este nuevo escenario de precios. “Hace un mes atrás, el maíz a u$s 143 la tonelada lideraba los márgenes productivos y hoy el escenario es drásticamente distinto”, agregó el reporte de GEA.

Pero pese a esta caída en la rentabilidad, “el cereal presenta mejores márgenes que la soja de primera pero queda por debajo de la rotación trigo/soja de segunda”, vaticinó, de modo que “parece poco probable que vuelva a hablarse de una siembra record para la campaña que comienza”.

Universo soja

“El clima colaboró en esta difícil cosecha enmarcada por la pandemia”, dijo GEA y señaló que los primeros 24 días de abril permitieron avanzar a toda velocidad con la trilla, con una recolección para la soja de primera que prácticamente finalizó, aunque con “enormes diferencias de rindes entre el oeste y el este”. La brecha de los rendimientos promedios entre las dos franjas cierra con 20 qq y en la región núcleo, el sudeste de Córdoba logró obtener los mejores marcas promedios”, dijo GEA.

Una muestra son los rindes finales de localidades como Corral de Bustos con 50 qq/ha o Monte Maíz con 47 qq/ha. En el sur de Santa Fe, Bombal no se queda atrás con 47 qq/ha. Pero todo cambia al avanzar al este. En buena parte de la franja la sequía alcanzó su máxima expresión y los rindes medios están por debajo de los 30 qq/ha. De todas maneras la región finaliza con un promedio de 40,6 qq/ha.

Este escenario contrasta con la dinámica de los precios, que esta semana se vieron afectados por factores domésticos y externos combinados. En el reporte de Escenarios Granarios, el especialista Eugenio Irazuegui, responsable de research de Enrique R. Zeni, explicó que en el país más allá del diferencial cambiario con Brasil producto de la devaluación en ese país, “se deteriora la competitividad de las exportaciones agrícolas con la bajante del río Paraná”.

Esto afecta la carga máxima de los buques y barcazas de las terminales del up-river, región que concentra aproximadamente el 95% de los envíos de harina y aceite de soja del país. “Al reducirse los volúmenes de carga, se deben completar en otros puertos, derivando en mayores costos logísticos y una disminución en los precios FOB de exportación”, dijo.

“Si analizamos únicamente los volúmenes de cargas de poroto de soja, buques en rada y confirmados para las próximas semanas, el line up asciende a 1,68 millones de toneladas y desde mediados del mes pasado se corrobora un crecimiento del 83% en el programa de embarques, aunque con una retracción en la participación del up-river”, agregó Irazuegui.

“Apenas el 39% de las cargas quedan abocadas a dichas terminales, mientras que el 46% se atribuyen a los puertos del sur, Bahía Blanca y, en segundo lugar, Necochea”, agregó.

De hecho, el analista indicó que “la soja suma elementos en contra más allá de la pandemia”. Explicó que el presidente estadounidense, Donald Trump, firmó un decreto que apunta a la reapertura de frigoríficos y plantas de faena, inactivas desde el inicio del confinamiento. Esa decisión “se tradujo en la expectativa de una pronta recuperación en la demanda de un insumo clave en esa industria, como la harina de soja”. Este mercado anotó un alza de u$s 7,50 tras el anuncio de la medida, mientras que el poroto obtuvo mejoras de hasta u$s 6,90 y logró revertir gran parte de las pérdidas registradas en la segunda quincena de abril, posicionándose por encima de los u$s 312 por tonelada.

Pero “las subas fueron rápidamente contrarrestadas luego de las acusaciones de Trump contra el gobierno chino, señalando que este país permitió la propagación del coronavirus”.

En simultáneo, “Brasil atraviesa las instancias finales de cosecha y, confirmando una campaña exitosa en materia productiva, marca un récord en sus exportaciones de soja”, agregó. Los despachos están superando las 28,50 millones de toneladas en el año, frente a las 25,30 millones registradas en igual período del 2019.

“La depreciación de su moneda fue determinante, posicionando al país con mayores ventajas comerciales y, además, eleva el precio que recibe el productor brasileño”, dijo el especialista de Zeni y precisó que el tipo de cambio trepó un 6,4% en abril y acumula un alza del 38,5% en 2020, ubicándose en una paridad que oscila en 5,50 reales por dólar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS