Agroclave

Trigo: de marginal a récord, con fuerte potencial para la región

• Hay 1,7 millón de hectáreas implantadas en el ciclo 2019/2020. Casi triplicaron la siembra de primeros seis años de esta década.

Sábado 27 de Julio de 2019

Desde la campaña 2010/11 a la 2015/16 la superficie con trigo apenas despegaba de las 600 mil hectáreas. De ocupar un pequeño lugar marginal, pasó a crecer ininterrumpidamente, y en este ciclo 2019/20 deja su mayor hito en la historia de la región, con 1,7 millones de hectáreas sembradas, casi el triple del área sembrada en los primeros seis años de esta década, estableciéndose con un 30 por ciento a 40 por ciento en las rotaciones. Por lo pronto quedan muy pocos días para finalizar la siembra. Sólo resta un 10 por ciento de los lotes del noreste bonaerense por implantar.

"Ahora al trigo se lo piensa con un potencial productivo muy distinto que hace unos 6 años. De fertilizarse para obtener 25 ó 30 quintales por hectárea (qq/ha) —si es que se lo fertilizaba— hoy se lo fertiliza para obtener 45 a 55 qq/ha, casi el doble. Y la campaña tiene todo para trasformar al cisne triguero en un nuevo récord productivo. No hay limitaciones de agua, las enfermedades se detuvieron, y las calificaciones de los cultivos van de buenas a excelentes. El 42 por ciento de los cuadros está macollando, otro 42 por ciento le sigue en etapa de foliación y el resto emerge. Por todo ello, se espera una producción que bien puede superar los 6 millones de toneladas", vaticinó la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En tanto, avanza lenta la recolección de maíz en la zona núcleo. Las labores de cosecha se realizan con 2 a 4 puntos extras de humedad respecto a los estándares de comercialización (14,5 por ciento) y la secada suma más costos al cultivo. Por esta razón, muchos productores optan esperar a pesar de los riesgos que implican seguir con el cultivo en pie. El avance comprende un 40 por ciento del total sembrado en diciembre, cuando el año pasado a esta misma fecha ya se había recolectado el 80 por ciento de lo cultivado. Los rendimientos promedian los 78 qq/ha.

centro y norte. En el centro y norte provincial las condiciones ambientales beneficiaron al trigo y complicaron al maíz de segunda. La inestabilidad climática, temperaturas medias a bajas, niebla, escasas horas de sol y precipitaciones leves favorecieron el desarrollo normal, óptimo decrecimiento y evolución de los cultivares de trigo. En contraposición, los altos porcentajes de humedad ambiente, de grano y pisos de lotes blandos complicaron un sostenido avance de los movimientos de maquinarias y equipos en el proceso de cosecha de maíz de segunda.

Según el informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, al 23 de julio la superficie sembrada de trigo para esta campaña 2019 fue de 378.000 hectáreas en el centro norte santafesino. Las condiciones ambientales que reinaron en la semana, como óptima disponibilidad de agua útil en los suelos, temperaturas diarias medias a bajas, permitieron un normal desarrollo del cultivo, los cuales presentaron en un 95 por ciento estado bueno a muy bueno con lotes excelentes, un 4 por ciento en estado bueno a levemente regular y un 1 por ciento en estado regular.

Este último estado tuvo relación directa con ciertas variedades susceptibles a enfermedades como mancha amarilla (Drechslera tritici-repentis) y roya de la hoja o anaranjada (Puccinia recondita), que comenzaron a detectarse, por ello la importancia del monitoreo y seguimiento continuo en el período de crecimiento.

En las diferentes áreas de los distintos departamentos estudiado, el SEA, se constató un muy buen poder germinativo de los materiales utilizados y continuó observándose la aplicación de fertilizantes nitrogenados post-emergentes.

Por otra parte, el maíz total de la campaña 2018/2019 arrojó una superficie sembrada de 184.500 hectáreas, de las cuales unas 89.000 hectáreas correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, y otras 95.500 hectáreas correspondieron a las parcelas sembradas con maíz tardío o de segunda.

commodities. Santa Fe busca duplicar su participación nacional respecto de 5 campañas atrás, según el informe publicado días atrás por los analistas de la BCR Bautista Gaggiotti, Desiré Sigaudo y Emilce Terré. Con una superficie objetivo de 1,22 millones de hectáreas, el trigo sigue ganando importancia en los planteos productivos de Santa Fe que podría cosechar el 19 por ciento de la campaña argentina 2019/20. El auspicioso panorama nacional presiona los precios a la baja.

El área destinada al trigo se sitúa un 6 por ciento por encima de la campaña 2018/19 y continúa siendo la mayor en 18 años. Asumiendo un rinde de 32 qq y pérdidas de área que descuentan unas 150.000 hectáreas, el horizonte productivo para la campaña de trigo 2019/20 se sitúa en 21,5 millones de toneladas, según informó GEA.

La provincia de Santa Fe, en particular, incorpora 60.000 hectáreas a la campaña triguera 2019/20. Con este incremento del 5 por ciento en la superficie sembrada, los productores apuestan al trigo sobre 1,22 millones de hectáreas, un récord en los registros disponibles para la provincia. De esta forma, el cereal consolida su importancia en los planteos productivos de Santa Fe que por segunda campaña consecutiva destina más de 1 millón de hectáreas al cultivo del cereal.

Asumiendo un rinde promedio de 3,4 t/ha y una superficie no cosechada de 23.181 hectáreas, se proyecta un cosecha triguera en la provincia de 4 millones de toneladas, es decir, un aumento del 28 por ciento respecto de la campaña anterior y se ubicaría un 65 por ciento por encima de la cosecha promedio en las últimas 5 campañas.

La mejora en las perspectivas de producción presionaron los precios a la baja, a contramano de la tendencia del disponible. El jueves 18, el futuro con entrega cercana en Rosario que vence en diciembre cerró a u$s 214/t en Matba-Rofex, un dólar por encima del jueves anterior, en tanto que el contrato representativo de la nueva campaña que vence en diciembre cayó u$s 1,5/t en la semana a u$s 167,5/t.

Estos valores negociados para el cereal de la próxima cosecha aún resultan inferiores a los que podían vislumbrarse a esta altura del año en las dos campañas previas. En el contexto de subas del spot, ello incentiva a retrasar la decisión de fijarle precio a la mercadería.

En el mercado externo de referencia, el trigo continúa presionado por el avance de la cosecha en el Hemisferio Norte, particularmente Rusia y Estados Unidos. De este modo, el futuro de trigo en Chicago cayó u$s 15,7/t o un 8 por ciento en la semana a u$s 181,3/t, en tanto que el contrato de trigo duro de invierno de Kansas resignó un 6 por ciento de su valor o US$ 10,5/t para finalizar las operaciones el jueves último en u$s 159/t.

¿Te gustó la nota?