Bioenergía

Biocombustibles: fracasó la sesión para tratar la prórroga de la ley

Los bloques opositores no lograron sesionar por falta de quórum. El diputado santafesino Enrique Estévez dijo que, de este modo, "está fracasando la política bioenergética del país". Duro cuestionamiento de las empresas pymes de la provincia que denuncian un lobby de las petroleras

Viernes 26 de Marzo de 2021

La sesión especial impulsada por diferentes bloques opositores para tratar en el recinto de la Cámara de Diputados la prórroga de la ley de biocombustibles fracasó ayer (jueves) por falta de quórum.

La oposición reunió 108 diputados en total de manera presencial y remota, y no logró los dos tercios necesarios para habilitar el debate, ya que se trata de un proyecto que no tiene dictamen de comisión y necesita mayorías especiales.

La iniciativa, sancionada originalmente en 2006 y que vence en mayo próximo, ya fue aprobada por el Senado pero la Cámara de Diputados aún no lo pudo debatir.

Las bancadas opositoras lideradas por el interbloque de Juntos por el Cambio, que encabeza Mario Negri, y del Interbloque Federal, liderado, por Eduardo “Bali” Bucca, contaron con la presencia de la tucumana Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social), pero no lograron el respaldo del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón.

Tampoco consiguieron el apoyo del bloque Acción Federal, que integran el riojano Felipe Álvarez y el santacruceño Antonio Carambia, ni del Frente de Izquierda.

El oficialismo ya había anticipado que no concurriría al recinto a participar del debate impulsado por Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal.

Fuentes del Frente de Todos aseguraron, tras la sesión, que “se trató del fracaso del proyecto que beneficiaba a las grandes cerealeras”.

La semana pasada y en el marco de una reunión de la comisión de Energía, el secretario de Energía, Darío Martínez, había destacado la necesidad de tratar una nueva ley que proteja a las pymes del sector, en sintonía con el proyecto que impulsa el presidente del bloque del FDT, Máximo Kirchner.

Luego de más de 40 minutos de espera, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dio por levantada la sesión, tras lo cual los legisladores continuaron con exposiciones en minoría.

“Sabíamos que era difícil alcanzar el quórum; no tenemos el número de por sí. Pero hay un enorme interrogante sobre cuál es la razón de la tardanza en poner una solución a esta inestabilidad para el sector”, dijo Negri.

Previamente, antes de cumplirse el tiempo reglamentario, el salteño Andrés Zottos dijo que por parte de legisladores de la oposición se observa “más protagonismo en los medios sin interesarles la producción y los productores. Les interesa más lo político que solucionar este problema”.

Zottos destacó que "de la propia oposición", Cambiemos, faltaron 23 o 24 legisladores, "que fue la que convocó a la sesión".

Por su parte, el diputado de Córdoba Federal Carlos Gutiérrez, que responde al gobernador Juan Schiaretti e integra el Interbloque Federal, dijo que su fuerza no pretende “sumar a los biocombustibles a la pelea de la grieta” y subrayó que el espacio cumplió ”con el compromiso de venir a defender la ley de biocombustibles”.

"Lo que está fracasando es la política bioenergética de nuestro país, el cuidado del ambiente y la promoción de economías regionales", dijo el diputado santafesino del Frente Progresista, Enrique Estévez, durante la fallida sesión.

También señaló que "el avance hacia la sustentabilidad es una decisión política" y recordó que en Santa Fe "potenciamos la industria de los biocombustibles y hemos logrado un ahorro importante de emisiones con la implementación del BioBus, la iniciativa de alimentar el transporte público 100% con biodiesel".

Críticas del sector pyme santafesino

La imposibilidad de llegar a un debate en Diputados también agitó las aguas entre las empresas pymes del sector, la mayoría de ellas con asiento en la provincia de Santa Fe.

"Las petroleras están arremetiendo con mentiras insostenibles para perjudicar al sector de biocombustibles", dijo Federico Pucciarello referente de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), entidad que rechazó "total y absolutamente las operaciones mediáticas que buscan desacreditar un sector productivo en crecimiento tanto en Argentina como en el mundo".

"En Santa Fe potenciamos la industria de los biocombustibles y logramos un ahorro importante de emisiones en el transporte público "En Santa Fe potenciamos la industria de los biocombustibles y logramos un ahorro importante de emisiones en el transporte público

Pucciarello, manifestó: “Lo que salen a decir es una barbaridad porque pareciera que no conocen el negocio. Lo primero que es importante aclarar es que los biocombustibles jamás estuvieron subsidiados”.

El empresario desacreditó el argumento que indicaba que la medida supondría un costo de divisas para el país. “Respecto al biodiesel de soja hay una absoluta falacia continua en torno a este tema porque el biodiesel de soja propicia la liquidación de divisas de harina de soja ya que demanda aceite a la industria que no tiene mercado en el mundo para ser colocado. Muchos piensan que es fácil dejar de hacer biodiesel y exportarlo como aceite de soja, lo cual es un desconocimiento muy importante de lo complejo que es exportar, los costos en fletes internacionales involucrados y los aranceles que se pagan en destino”, indicó.

“Si fuera tan fácil exportar, ¿por qué todavía hay 10 millones de toneladas de porotos de soja acopiadas en distintos puntos de país sin ser exportadas o por qué la industria aceitera tiene continuamente un 50% de su capacidad ociosa?", se preguntó Pucciarello y señaló que "si se eliminara el corte de gasoil con biodiesel, el resultado directo sería que 4 millones de toneladas de poroto de soja se sumarían a las que actualmente quedan sin exportarse”.

"Los biocombustibles jamás estuvieron subsidiados, los que dicen eso no conocen el negocio "Los biocombustibles jamás estuvieron subsidiados, los que dicen eso no conocen el negocio

Según planteó el empresario, “el biodiesel argentino no compite con el gasoil nacional, sino que sustituye gasoil que año a año se importa porque la producción local no alcanza para abastecer la demanda". Por lo tanto "es irreal afirmar que el biodiesel le quita regalías a las provincias petroleras". En cambio, "genera impuestos a un producto elaborado en Argentina, mientras el gasoil importado tributa impuestos sobre un bien fabricado en otro país", dijo.

Además, el referente de Casfer dijo que el biocombustible está regulado, al igual que el 100% de la energía, en pos de custodiar el bolsillo de la gente. “No pueden hacernos cargo de los aumentos ahora. Los precios del sector se actualizan de manera mucho más lenta que el de los combustibles fósiles. Además, las petroleras compran desde hace años el biocombustible al mejor precio mundial”, indicó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?