Crónicas de campaña

Campaña exitosa: sube la producción de trigo y el maíz se consolida

El informe de GEA indicó que en la región, la producción triguera será un 70% superior al ciclo anterior. En el país subirá en 500 mil hectáreas el área de maíz.

Viernes 03 de Diciembre de 2021

Trigo y maíz avanzan a paso firme. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) incrementó a 7,3 millones de hectáreas la estimación de siembra de maíz de la actual campaña. son 200.000 hectáreas respecto a lo previsto la semana pasada. De concretarse la nueva previsión, la campaña 2021/22 del cereal superará en 500.000 hectáreas a la registrada en el ciclo anterior.

En tanto, el trigo 2021/22 sigue rompiendo récords y la cosecha avanza. Según datos de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario, “los buenos rindes siguen y aumentan las estimaciones otra vez y el cereal pasa de 7,1 a 7,5 millones de toneladas en el área que releva y “respecto al año pasado, la región producirá un 70% más”.

Sobre fin de año y con la campaña fina en tiempo de descuento y la gruesa a puro ritmo, la situación es inmejorable para los productores, que al mismo tiempo, se encuentran con un escenario de buenos precios.

Sólo una luz de alerta se presentó en los últimos días cuando el Inta lanzó un alerta por presencia de malezas en el sur de Santa Fe. Puntualmente detectaron presencia de un biotipo de nabolza (brassica rapa), sospechoso de ser resistente a glifosato, inhibidores de ALS y 2,4D en el área rural de la comuna de Fuentes, departamento San Lorenzo.

Maíz a todo ritmo

“Con la flamante estimación, y con un avance de 1,1 punto porcentual de los trabajos de implantación durante la semana, la siembra de maíz se ubicó sobre el 31,1% del área estipulada para el cultivo. “A la fecha, en números absolutos ya se incorporaron cerca de 2,3 millones de hectáreas, manteniendo una demora interanual en las labores de 3,9 puntos porcentuales”, destacó la BCBA.

Esta nueva proyección se da en un momento donde la implantación de los planteos tardíos comienzan a realizarse, mientras que los lotes tempranos transitaban etapas reproductivas bajo buenas condiciones hídricas.

En el cultivo de soja, el avance nacional de siembra se elevó al 46,3% de las 16,6 millones de hectáreas proyectadas para la campaña 2021/22. La implantación de girasol terminó, con 1,65 millones de hectáreas implantadas.

La Bolsa de Buenos Aires también indicó que el caso del trigo, la cosecha marcó un progreso intersemanal de 12,1 puntos porcentuales y alcanzó el 44,9 % del área apta. El avance de las labores sobre el centro del área agrícola continúa entregando rendimientos entre 3 y 4 quintales por hectárea por encima de los estimados, según marcó la entidad bursátil. Así, l rinde promedio nacional ascendió hasta las 27,5 qq/ha. En el centro norte de Santa Fe, la cosecha se acerca al final, con más de 320 mil hectáreas recolectadas, el 85% del área sembrada.

El informe semanal que confeccionan el Ministerio de la Producción de la provincia y la Bolsa de Comercio de Santa Fe precisó que esta semana se logró un avance de 35 puntos respecto de la anterior. Los rendimientos promedios que se vienen obteniendo reflejan “el impacto de las lluvias heterogéneas, irregulares o variables que se produjeron en alguna etapa del ciclo del cereal”, señaló el trabajo.

Los mejores lotes estuvieron en la zona sur del área de estudio, en los departamentos San Martín y San Jerónimo, donde hubo promedios mínimos de 35 a 38 quintales por cada hectárea y máximos de entre 48 y 50, con lotes puntuales de 56 quintales por hectárea.

El informe de GEA puntualizó que empiezan a despejarse las incógnitas de la cosecha triguera en el este cordobés y el norte bonaerense, y se confirma otro empujón más, es decir unas 430.000 toneladas extras, por los resultados de las cosechadoras.

“La estimación vuelve a subir: pasa de 7,10 a 7,53 millones de toneladas”, indicó el reporte y señaló que la campaña 2021/22 dejará un 70% más de trigo que el año pasado y superará en más de medio millón de toneladas el récord productivo de 2019/2020. “La campaña es una rompe techos, el rinde promedio de la región es de 45,8 qq/ha: 16,7 qq/ha más que en la campaña pasada y 1,2 qq/ha por encima del anterior récord establecido en la 2017/2018”, afirmó GEA.

Respecto de la campaña gruesa, la Bolsa de Buenos Aires destaca el avance de la siembra de la soja de primera, que se espera llegue a 950.000 hectáreas, entre un 1,5% y un 2% respecto de la campaña anterior. En la tardía o de segunda, las óptimas condiciones ambientales que reinaron los últimos quince a veinte días adelantaron el proceso de implantación en unos siete a diez días. La intención de siembra en este caso se estimó en unas 550.000 hectáreas, similar a la del año anterior, y hasta ahora se logró un grado de avance en la siembra del 45%.

Alerta malezas

Hacia el sur de la provincia, técnicos del Inta lanzaron el alerta por la presencia de un biotipo de nabolza (brassica rapa), sospechoso de ser resistente a glifosato, inhibidores de ALS y 2,4D. Fue en el área rural de la comuna de Fuentes, departamento San Lorenzo. Según relatos del productor cuyos lotes fueron invadidos, la maleza fue sensible, en cambio, a herbicidas del grupo de las triazinas. El problema alcanzó tal magnitud que fue necesario retirarlos mediante prácticas manual-mecánicas.

Desde el organismo tecnológico recordaron que “los problemas de malezas en general deben encararse a través de la implementación de un programa integral (Manejo Integrado de Malezas) que contemple la aplicación de métodos químicos y no químicos”.

Se aconseja, en tal sentido, la rotación de cultivos, los cultivos de cobertura, el monitoreo prolijo y frecuente de los lotes, los arreglos espaciales competitivos así como la eliminación manual-mecánica de las malezas sobrevivientes antes de que produzcan semillas viables.

Y si hay que aplicar herbicidas, sugieren incluir en el programa, para este caso, principios activos a los que esta especie aún no ha manifestado resistencia tales como paraquat (fotosistema I) glufosinato de amonio (glutamino sintetasa), inhibidores de pigmentos como flurocloridona, diflufenican, inhibidores de PPO como p.e. flumioxazin, pyraflufen, lactofen, inhibidores de HPPD como p.e. mesotrione, topramezone tolpyralate, biciclopirona; inhibidores de fotosíntesis como p.e. atrazina, metribuzín, entre otros.

“El empleo estratégico de herbicidas residuales, es de importancia clave así como la oportuna aplicación de los tratamientos de posemergencia”, señalaron. También recordaron que frente a este tipo de problemas se debe informar a los organismos oficiales pertinentes e invariablemente recurrir al asesoramiento de un Ingeniero Agrónomo antes de tomar cualquier decisión en el sentido de su manejo.

Sube y baja

En materia de precios, el mercado internacional fue un sube y baja durante esta semana. Durante los primeros días, el temor por la expansión de Omicrón, la nueva cepa de coronavirus, provocó una ola de ventas en Chicago y fuertes bajas en las cotizaciones.

La soja tuvo bajas de hasta u$s 9 por tonelada, el trigo cayó más de u$s 12 y el maíz de u$s 5,51. Sobre el miércoles comenzó a ensayarse una leve recuperación y el jueves los granos pegaron un salto importante, liderado por el cereal de invierno, impulsado por una fuerte demanda internacional de commodities.

El contrato de diciembre del trigo saltó u$s 10,29 a u$s 296,34 la tonelada. Arabia Saudita realizó una oferta de compra por 535.000 toneladas, lo cual se sumó a la adquisición de 600.000 toneladas por parte de Egipto el pasado lunes, en lo que fue su mayor operación en años. Además, Túnez y Jordania también concretaron compras del cereal.

“Esta robusta demanda global se contrasta con una oferta ajustada, a lo cual se suma la posibilidad de que Rusia aplique mayores restricciones a la exportación de grano y que las persistentes copiosas lluvias en Australia terminen perjudicando a los cultivos, lo cual da sostén a los precios”, explicó la Bolsa de Comercio de Rosario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?