Agroactiva

Domínguez: "La venta del trigo HB4 está garantizada porque hay hambre en el mundo"

En la presentación de Agroactiva, Julián Domínguez defendió la aprobación del trigo transgénico y aseguró que la producción argentina tiene demanda por parte de nuevos compradores.

Jueves 02 de Junio de 2022

El ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, defendió la aprobación del trigo HB4 porque “va a haber hambre en el mundo”. Así lo planteó el funcionario en el acto de inauguración de Agroactiva, la muestra agroindustrial que se realiza en Armstrong hasta el sábado, al valorar la decisión que tomó el gobierno al aprobar la comercialización de la variedad transgénica tolerante a sequía desarrollada por la empresa Bioceres, que generó controversias entre entidades de productores y exportadores.

“Nuestra producción tiene destino, es una bendición ser parte de esta tierra que produce lo que el mundo necesita”, dijo Domínguez, quien señaló que cuando le tocó la decisión de aprobar la variedad de trigo transgénica HB4, el mes pasado, “lo hicimos porque estamos en el mejor momento”. En ese marco fue enfático: “Tengamos tranquilidad con la venta del HB4, porque hay hambre en el mundo”, agregó.

La aseveración fue una respuesta a las dudas que manifestaron los representantes de la cadena molinera y agroexportadora sobre esta decisión. Por caso, hace pocos días en diálogo con La Capital, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la Argentina (Ciara), Gustavo Idígoras dijo que la decisión les causó “muchísima preocupación y sorpresa” porque en el mundo el trigo que se comercializa no es transgénico.

Idígoras también recordó que “si bien la biotecnología es muy importante, en todo el mundo no se consume trigo transgénico y mientras eso sea así, hay que tomar recaudos”, porque de lo contrario, “se ponen en riesgo más de u$s 4.000 millones de exportación”.

Domínguez señaló, en cambio, que esta aprobación fue una “respuesta al cambio climático”, que viene de la mano de la biotecnología. Y para despejar dudas al respecto, confirmó que países europeos están demandando trigo argentino. “Se comunicaron conmigo los ministros de España, Israel, Portugal para ver si Argentina les puede garantizar la provisión de trigo, en el marco de la seguridad alimentaria, porque en el mundo va a haber hambre”, dijo.

Al tiempo que recordó que Europa “postergó las barreras arancelarias para 2030”, por esta situación que se avecina.

Nueva campaña

“El mundo va a demandar lo que el campo argentino produce”, indicó el funcionario en la apertura de Agroactiva.

También les recordó a los productores las acciones que el gobierno tomó en ese sentido, como la decisión de “anticipar 10 millones de toneladas de trigo en el momento de más alto precio de una campaña que todavía no se inició” y al respecto señaló que “eso es dar previsibilidad a los productores”.

“Tenemos la previsibilidad para que esta siembra de trigo sea todo lo que tiene que ser y hay muchas oportunidades por los precios internacionales”, agregó.

Explicó que la meta es llegar a producir 25 millones de toneladas de trigo en tres años. “En la campaña que terminó se cosecharon 22,1 millones de toneladas”, dijo pero también indicó que hubo “mucha disparidad en los rendimientos”.

Frente a eso, desde Agricultura tomaron la decisión de convocar a unos 100 profesionales (ingenieros agrónomos) para trabajar a través de Cambio Rural y del Inta, para lograr enfrentar esas asimetrías en los rindes y obtener una producción más homogénea en términos de calidad, de cara a la creciente demanda que se avecina.

En ese marco destacó el lanzamiento del Plan de Desarrollo Cooperativo Agroindustrial y Agroalimentario del Ministerio de Agricultura, que viene llevando adelante el secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional de la Nación, Luis Contigiani, que busca robustecer y ampliar la integración cooperativa, tanto vertical como horizontalmente, estimulando el asociativismo, la agregación de valor, el arraigo y la vinculación entre entidades de la producción y el consumo.

"Esperamos una intención de siembra por encima de la cosecha actual que fue de más de 22 millones, hay que esperar las condiciones climáticas", dijo ante una consulta de La Capital.

"Tenemos las condiciones y apostamos muy fuerte a una buena cosecha porque anticipamos 10 millones de toneladas", agregó el ministro, "y eso permitió que se capten los mejores precios de este ciclo en alza", apuntó.

"Tratamos de construir un escenario para que esto sea una oportunidad", dijo y planteó que "los fertilizantes están garantizados para la cosecha de trigo y tenemos parte de la próxima cosecha, en el segundo semestre garantizada".

De ese modo, si las condiciones climáticas acompañan, "vamos a tener en la nueva campaña una producción parecida a la última, que fue la de mayor nivel, o incluso algo superior".

Domínguez participó del acto formal de inauguración de Agroactiva, que abrió ayer sus puertas y seguirá hasta el sábado 4 de junio en el predio ubicado en la Autopista Rosario Córdoba y la intersección con la ruta 178.

Participaron, además del funcionario, la presidenta de la muestra, Rosana Nardi y su fundador, su padre Luis Nardi. También el gobernador Omar Perotti, el secretario de la Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna, el secretario de Industria, Claudio Mossuz; la secretaria de Ciencia y Tecnología provincial, Marina Baima; los intendentes de Armstrong Pablo Verdecchia y de Rosario, Pablo Javkin; y el secretario de producción de Rosario, Sebastián Chale, entre otros.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS