Tendencias

Campo líder en Tandil: lecciones para el trigo que juega en primera

Los trigos Baguette, además de ofrecer altos potenciales de rinde y estabilidad, están acompañados por niveles adecuados de calidad y una sanidad en mejora continua

Sábado 27 de Noviembre de 2021

La zona IV triguera es el hogar del trigo argentino, donde el cereal juega en primera. Allí, la empresa Nidera Semillas realizó un nuevo Campo Líder. Fue en Tandil, en un campo ubicado en el kilómetro 177 de la ruta 226 donde volvió a mostrar sus trigos Baguette y los beneficios de la genética.

En el campo, los asistentes recorrieron parcelas demostrativas sembradas con el nuevo Baguette 820, que la próxima campaña estará disponible para los productores en reemplazo del exitoso Baguette 802. También se vio el Baguette 620 y el Baguette 550. Las variedades fueron sembradas en tres fechas y con distintas estrategias de manejo. Vale recordar, que además de los materiales exhibidos en Tandil, el portafolio de Nidera se completa actualmente con el Baguette 450 de ciclo corto y calidad panadera, el Baguette 680, recomendado para el centro oeste del país y el Baguette 750, para las zonas del Oeste, con heladas en pasto.

Embed

Además de las fechas de siembra, en los ensayos se pudieron observar recomendaciones de densidad de acuerdo a la variedad, manejo sanitario y distintas estrategias de fertilización.

“Para la zona, las primeras fechas de siembra para variedades de ciclo largo como 802 y 820 son de fines de mayo, le sigue la segunda quincena de junio. En este caso siempre hay que pensar en el antecesor. El mejor es el girasol y el peor, por la ventana de siembra que deja, es el maíz. La papa también es un antecesor habitual y en los casos en los que se cosecha tarde, variedades como Baguette 620 y 550 pueden ser una buena alternativa”, explicó Javier “Chiqui” Latorre, responsable de Desarrollo de Producto de Nidera para el sur del país. A su vez, aclaró que para impulsar el rinde, la base de nitrógeno debe ser de 30 kg/ha por tonelada producida (algunos de estos trigos bajan esta proporción a 27 o 28 kg/ha) y los niveles de fósforo deben estar por encima de las 16 ppm.

En respuesta a la demanda de los productores, los trigos Baguette, además de ofrecer altos potenciales de rinde y estabilidad, están acompañados por niveles adecuados de calidad y una sanidad en mejora continua.

“En esta campaña estamos explorando los potenciales de rinde que ofrece el Baguette 820 en muy buenos ambientes agroecológicos del sur de Buenos Aires. Estará disponible la próxima campaña”, destacó Damián Torino, gerente comercial de Autógamas de Nidera Semillas. “Al Baguette 820 se lo recomienda para las primeras fechas de siembra”, puntualizó Latorre.

En esta nota

¿Te gustó la nota?