Producción

El sorgo mostró un buen margen bruto en la región

El cultivo recupera espacio en el área productiva de la Argentina, de la mano de un crecimiento del sistema mixto

Martes 19 de Abril de 2022

El sorgo mostró en la región “un muy buen margen bruto” en función de la ecuación que representa medir los costos y los precios en un contexto en el que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania modificó el escenario mundial de commodities.

El especialista de Inta Las Rosas, Ricargo Pagani, explicó que el margen bruto del cultivo en la región “da aproximadamente unos 800 dólares por hectárea”, lo cual “es muy bueno”. Así lo dijo durante una jornada a campo sobre sorgo granífero realizado por Inta en el lote que la Cooperativa Agrícola Ganadera Ltda posee en la localidad de Peyrano.

Este sitio forma parte de la red de evaluación de híbridos de sorgo granífero del centro sur de Santa Fe que pertenece al Inta Oliveros y sus agencias, la cual se extiende desde Gálvez hasta Peyrano.

Pagani indicó que para el cálculo de los márgenes brutos del cultivo se tuvieron en cuenta los precios de los insumos que se usaron en el momento de siembra en octubre 2021 en promedio y también los precios de venta, para lograr una simulación sobre cuál sería el negocio del productor que hizo sorgo este año.

“Los precios a pactar en el mes de abril desde mediados de marzo eran de 248 dólares por tonelada con entrega en abril”, dijo y señaló que “al hacer el cálculo del ingreso bruto que genera un sorgo de 60 quintales de rendimiento o 6000 kilos da alrededor de 1.480 dólares por hectárea”. Si a eso se le descuentan los costos directos, que suman aproximadamente 680 dólares, el margen bruto “está cerca de 800 dólares por hectárea”, agregó.

Por otra parte, si ese cálculo se realiza sobre un rendimiento de 80 quintales, el margen bruto es de 1.200 dólares por hectárea. Se trata, dijo, de “una aproximación excelente para este año”.

“El sorgo granífero viene siendo un muy buen negocio en los últimos años y exige que se le dé la importancia que el cultivo merece”, culminó Pagani.

Volatilidad

Pagani explicó el contexto de esta campaña atravesada por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y señaló que esta situación “está generando una alta volatilidad en los valores, no sólo de los comodities sino también de los insumos, lo cual ocasiona una alta incertidumbre para el sector”.

Por eso insistió en ubicarse en el contexto desde el cual se está hablando dado que los precios de los comodities son altos.

“El precio de 248 dólares por tonelada de sorgo es alto y el cálculo que hicimos es tomando el valor de los insumos al mes de octubre 2021”, explicó. “Si corrigiésemos los dos insumos que tienen más incidencia en el momento de hacer los costos directos, nos encontramos con que estos aumentarían 200 dólares por hectárea, que es el costo extra que tiene la cotización de urea y superfosfato triple, que en el mes de octubre fue de 650 dólares aproximadamente”, dijo.

El especialista explicó que el superfosfato triple valía 760 dólares, pero a mediados de marzo el fertilizante nitrogenado (urea) pasó a tener un costo de 1.180 dólares y el superfosfato triple 1.400 dólares. “Se observa que la brecha de precios es muy alta, inclusive día a día es muy variable”, dijo y aconsejó tomar los niveles de márgenes como una “foto del momento” y no referenciarlo como un dato a futuro. Afinar el lápiz es clave de cara a la nueva campaña y en un momento en el cual se está comercializando el grano, cada vez más utilizado en los sistemas mixtos o integrados.

La especialista de Inta Oliveros Amalia Manlla, co-coordinadora de la red comentó que el sorgo en la campaña 2021/22, así como en el ciclo previo, estuvo afectado por el pulgón amarillo, una plaga que mostró una fuerte incidencia, en lotes de hasta tres aplicaciones en el año.

En ese contexto, Estefanía Palú del Inta Pago de los Arroyos y coordinadora de la red del centro sur de sorgo granífero, indicó que el sitio de Peyrano también tuvo tres aplicaciones a partir del mes de diciembre cuando se comenzó a incrementar la sequía. Pese a su aparición en altas densidades, logró ser controlado en el umbral de 50 individuos por hoja. Se tuvieron en cuenta, además, las cuestiones ambientales que pueden potenciar el incremento muy rápido de la población.

La especialista sostuvo que “el monitoreo es el diagnóstico preciso para el correcto control acompañado de los productos adecuados y la correcta calidad de la aplicación”. El sitio presentó en general un muy buen desarrollo ya que, si bien el régimen hídrico fue limitante, las precipitaciones fueron oportunas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS