Tecnología

La claves para lograr una cosecha de soja eficiente

Las pérdidas de los granos que se rompen o quedan en el suelo hoy promedian los 142 kilos por hectárea. La tecnología es la clave.

Domingo 16 de Mayo de 2021

Las pérdidas durante la cosecha de soja por pérdida o ruptura de grano significan hoy en promedio alrededor de unos 142 kilos por hectárea, según lo observado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y empresas agropecuarias en lo que va de la presente recolección de la oleaginosa.

Desde el organismo aseguran que con las tecnologías disponibles ese volumen podría reducirse en un 20%, “pensando en que podemos llevarlo a una pérdida que ronde los 60 a 75 kilos. Ese es el desafío”, expresó el ingeniero agrónomo Diego Villarroel, de la estación experimental Manfredi, en una jornada virtual de capacitación y actualización realizada esta semana.

En este marco, siete empresas fabricantes de cosechadoras presentaron en el encuentro online sus últimas novedades en cuanto a maquinarias equipadas con tecnología de avanzada, y mostraron pruebas de éstas en distintos campos de distintas localidades de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, evaluadas técnicamente según sus sistemas de trilla y corte, limpieza, separación de granos en el terreno, flotabilidad de tránsito en el campo y todo lo relacionado a la Agtech aplicada en los artefactos.

Así, en un lote de soja de Oncativo, Vasalli presentó su modelo V 770; Claas mostró el trabajo de su nueva Lexion 7600 y 8800 en la localidad de La Para; en Los Chañaritos, John Deere presentó su modelo S 770; en Marcos Juárez, New Holland mostró las características de su modelo CR 7.90 y Metalfor presentó su cosechadora 2635. En La Porteña, Massey Ferguson desplegó su modelo 9895 y finalmente en la zona rural de Piamonte, Case IH hizo trabajar su 7150 del grupo 7.

A partir de estas presentaciones y las especificaciones de parte de los representantes de cada empresa sobre la experiencia en cada lote, “podemos decir que con mínimas regulaciones se llega a mayor eficiencia en cuanto a niveles de pérdida”, indicó Villarroel.

El ingeniero señaló que a partir de “las mediciones que venimos realizando en diferentes puntos de nuestro país, vemos que en el transcurso de esta campaña las pérdidas rondan aproximadamente 142 kilos por hectárea, lo cual es un 25% del margen neto de la producción. Si lo correlacionamos con la superficie de siembra de soja de nuestro país, hablamos de una pérdida que queda en el campo de 1.300 millones de dólares, con lo cual este tipo de tecnologías son oportunidades muy grandes”.

Según el ingeniero agrónomo Fernando Scaramuzza, también del Inta Manfredi, “la mejor máquina es aquella que puede cosechar más hectáreas con menores pérdidas. Entre el Inta y todos estos actores nos proponemos disminuir esas pérdidas en un 20%. Eso, en función de las mediciones que tenemos, significaría que 290 millones de dólares dejen de figurar en esos rastrojos y pasen a lo que es el mercado”.

Villarroel recordó que antiguamente, “cuando empezó todo este sistema de mediciones de pérdidas para poder concientizar al productor, al contratista y al operario, hablábamos de una tolerancia de 85 kilos por hectárea. Hoy en día, con la tecnología que tienen los equipos de cosecha altamente tecnificados y automatizados podemos exigirle aún más al productor y al contratista, y bajar ese nivel de tolerancia, para hablar de 66 a 75 kilos”.

En la jornada virtual de cosecha de soja del Inta “relevamos en diferentes localidades y regiones de provincias vecinas y podemos decir que, con la tecnología que vivimos a campo, podemos hablar de la mitad de la tolerancia, porque hemos visto en la maquinaria una reducción de aproximadamente 40 kilos por hectárea”, añadió y destacó que la tecnología exhibida está a la altura de la que se encuentra en Brasil, Estados Unidos o Alemania, por ejemplo. En este punto, los referentes de las fábricas destacaron el trabajo conjunto y cooperación permanente con el Inta, para optimizar la labor en el campo.

Recomendaciones

Finalmente, en la jornada virtual de cosecha de soja, y en base a la tecnología y experiencias a campo mostradas, el Inta detalló una serie de recomendaciones a la hora de salir a cosechar:

  • Evitar cosechar con menos del 13% de humedad de granos y a más de 8 kilómetros por hora.
  • Controlar periódicamente el estado de la barra de corte.
  • Distribuir uniformemente el rastrojo para generar una buena cama de siembra directa.
  • Preservar esta cama de siembra con equipos de alta flotabilidad reduciendo huellas y evitando compactación, que los equipos tengan neumáticos radiales con presión adecuada de inflado.
  • Realizar mediciones de pérdidas en la regulación diaria.
  • Controlar constantemente el daño mecánico del grano en la cosechadora, la tolva y el destino final.
  • Aprovechar el automatismo de la máquina y toda la información que generan y registran las herramientas de agricultura de precisión, como los monitores de rendimiento, pilotos automáticos y telemetría.
  • Calibrar periódicamente el sistema de monitoreo de rendimiento para obtener mapas de calidad.
  • Para disminuir riesgos de incendio, evitar trabajar con vientos de velocidad superiores a 30 kilómetros por hora, baja humedad relativa y altas temperaturas.
  • Evitar la diseminación de malezas resistentes con la cosechadora .
  • Generar equipos de trabajo durante la cosecha entre productor, contratista, asesor y operarios.
  • Recordar que la cosecha de granos de alta calidad es parte fundamental de la producción de alimentos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS