Agricultura

La soja sigue siendo el grano más discriminado

El titular de Acsoja, Luis Zubizarreta, renegó porque la producción "no crece, está estancada, deprimida y corre el riesgo de mantenerse en ese estado"

Sábado 18 de Junio de 2022

El presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja), Luis Zubizarreta pidió que se deje de discriminar a la soja para que las campañas dejen de ser siempre iguales.

A su vez, resaltó que "hace más de una década la producción no crece, está estancada, deprimida y corre el riesgo de mantenerse en ese estado".

“Es una pena que el producto estrella del país, pierda tantas oportunidades. En principio por la pesada carga impositiva, y en segundo lugar por seguir siendo un cultivo discriminado y en un proceso decreciente desde hace varias campañas”, remarcó Zubizarreta alertando que la ausencia de decisiones inteligentes, hicieron perder la posibilidad de alcanzar una producción de 70 millones de toneladas.

El empresario, que hace una semana anticipó que la cadena (soja) estaba preparada para abastecer de biocombustibles (biodiesel) a las petroleras de forma inmediata, volvió a remarcar que para hablar de un mayor agregado de valor hace falta aumentar la producción y salir de los 43 millones de toneladas.

“Como estamos, sabemos que en un año tenemos la capacidad de transformar el grano en 1 millón de toneladas de biodiesel para abastecer al mercado interno. La cadena está preparada para acompañar con soluciones, pero necesita un mejor trato y una menor discriminación”.

Según Zubizarreta, hace un tiempo la oleaginosa logró el desarrollo de una industria moderna y eficiente, pero muchas veces se interpreto este crecimiento como una imposición o atropello sobre otras producciones.

“Tal vez se trata de una falta de visión y un ejemplo claro e inmediato es no ver las ventajas en el impacto ambiental que tienen algunos derivados de la soja como el biodiesel y otros productos que se obtienen del procesamiento del grano”, reconoció agregando que estamos hablando de menos contaminación y muchos beneficios.

En este aspecto, reconoció como positivo avanzar en una mayor industrialización de la soja, ya que el proceso sumaría demanda y le estaría dando a la industria más capacidad de pago. También le llegaría al bolsillo de los productores entre tantos actores.

Por su parte, explicó la cadena de la oleaginosa está muy integrada y preparada para servir al mercado doméstico con cada eslabón nuevo que se genere.

A pocos meses del inicio de la pre campaña, Acsoja considera que la nueva siembra no va a arrojar resultados diferentes a los que vienen fluctuando en los últimos ciclos agrícolas.

“Es lamentable y nos preocupa. Nos deprime pensar que la producción debería haber crecido desde que se inició este lapso de mejores precios y nada de eso ha pasado”, subrayó resaltando que desde hace 11 años se viene produciendo cada vez menos soja.

Al cierre, expresó estar convencido que la responsabilidad del Estado es inmensa, porque se lleva la mitad del precio del grano y actúa como el principal socio de la cadena.

“Tengo mis dudas de un crecimiento a futuro. Siempre esperamos de los decisores políticos tomen medidas inteligentes. No solo para nosotros, sino para ellos mismos porque -sin dudas- se benefician. Nuestro anhelo es duplicar la producción y lograr una meta muy alcanzable que va muy por encima del crecimiento marginal que vemos todos los años”, subrayó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?