Infraestructura

Trenes: "Vamos hacia un sistema abierto y mixto"

El gobierno nacional decidió no renovar las concesiones ferroviarias. El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, explicó los motivos y los planes a futuro

Sábado 03 de Julio de 2021

El ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, sostuvo que la Argentina avanza hacia “un sistema moderno, abierto y mixto entre lo público y el privado” en los trenes de carga y afirmó que lo que se está haciendo en la actualidad, es “recuperar el patrimonio del Estado” después de años de desinversión.

El gobierno nacional anunció esta semana que no renovará las concesiones de las líneas ferroviarias que son operadas por privados hace 30 años y explicó que avanzará hacia un nuevo sistema.

Guerrera dijo que las medidas tomadas con los trenes de carga “no son una estatización ni una reestatización, porque en realidad es algo que nunca se privatizó, estuvo concesionado, y lo que está haciendo el Estado es recuperar la facultad del manejo de su patrimonio histórico y poder mejorarlo y operarlo”.

“En los años 90 hubo una concesión por 30 años, con una opción a 10 años más. Y lo que hicimos ahora fue rechazar la prórroga de estas tres concesionarias sobre las líneas Roca, Sarmiento y Mitre, que corresponden a Ferrosur, Ferroexpreso y NCA”, sostuvo.

Dijo que se tomó esa decisión porque “en el Plan de Modernización del Transporte Público del Ministerio, y del transporte en general, tenemos una experiencia como referencia en cuanto a trenes de cargas, que es el Belgrano Cargas, con un muy buen nivel de eficiencia”, subrayó. Y esto fue posible porque “el Estado, al haber recuperado su patrimonio, en el material rodante y en la infraestructura, hizo fuertes inversiones y eso permitió que de 2019 a la fecha, se aumentara 79% la carga transportada”, agregó el funcionario.

Remarcó que la medida tomada “permitirá una visión global de todo el sistema y no fragmentada en las líneas, que opera o no el Estado, en lo que tiene que ver con accesos a puertos, nodos logísticos y la interacción entre los distintos nodos, en los que el ferrocarril tiene una pata muy potente, porque es el que mayor capacidad de carga en toneladas posee”.

Guerrera insistió en que “las inversiones en los últimos 30 años no fueron las esperadas, ni siquiera las planteadas en los pliegos de licitación y así fuimos cayendo de un sistema de transporte que andaba a un promedio de 70 u 80 kilómetros por hora, a uno que promedia hoy, con suerte, de 20 ó 24 kilómetros por hora”. Lo ideal del sistema, dijo, es el transporte de 22 toneladas por eje, que es a lo que se apunta con el Belgrano Cargas. “Estas tres concesiones están lejos de poder transportar ese tonelaje”, señaló.

“Esto redunda en perjuicio en tiempo y costos logísticos y para hacer más eficiente todo el sistema de transporte ferroviario es necesario recuperar la infraestructura y también el material rodante y luego hacer un sistema compartido, donde los que hoy son concesionarios no tengan la exclusividad de su línea, sino que sean parte de un sistema integrado que administra el Estado”, indicó.

“Para que esto sea eficiente, se necesitan hacer fuertes inversiones, fundamentalmente en esas líneas, que son las que menos inversiones tienen”, remarcó.

Respecto a quienes pueden participar de la licitación, dijo que comprende a “los actuales concesionarios y se pueden sumar nuevos operadores”.

Pago de peaje al Estado

“El Estado cuenta con la infraestructura y con el material rodante que, oportunamente, se les concesionó a los operadores actuales. Entonces los futuros concesionarios podrán utilizar el material rodante que le provea el Estado, pagando un alquiler por los mismos y, además, un peaje por el uso de la infraestructura, o podrán utilizar material rodante propio, en cuyo caso sólo deberán abonar el uso de la infraestructura”, señaló.

En lo que respecta a los planes que se van a desarrollar en cada una de las líneas, apuntó Guerrera que “tenemos todavía por delante 10 meses para que se venza la concesión del Sarmiento, que es la primera, luego hasta final del año que viene para desarrollar el plan de inversión del Roca, que es la siguiente y hasta fines del 2023 para Ferrosur”.

Puntualizó que “hay muchos países interesados, de la Comunidad Europea, China, Rusia, Estados Unidos. Es tan importante la gestión que ha venido llevando adelante en este sentido el presidente Alberto Fernández y que tiene su origen en la que desarrolló Cristina Fernández de Kirchner, que son muchos los interesados en aportar financiamiento para la infraestructura”.

Lo que necesitamos _añadió_ es que el país también esté en condiciones para el repago de esas inversiones y se está trabajando fuerte en eso, poniendo en orden el desastre que nos dejó Macri en sus cuatro años de paso por la Casa Rosada”.

Enfatizó, además, que “poniendo en condiciones la red de carga, estamos preparando y generando la infraestructura necesaria para volver a circular los trenes de pasajeros a velocidades aceptables para este momento”.

“Un tren de pasajeros que circula a 20 kilómetros por hora no le sirve a nadie. Hablar de inversiones en los trenes de carga, implica también, un avance para la preparación para fortalecer los trenes de pasajeros, ya sea de cercanías, urbanos, interurbanos y de larga distancia”, manifestó.

Y agregó que “hoy se vincula esta resolución con los trenes de carga, pero también involucra a los trenes de pasajeros porque va a hacer que sea apta para los trenes a velocidades normales”.

“Cuando hablamos de modernización del transporte, hablamos también de multimodalidad, de cómo articulamos el transporte de carga terrestre hacia Nodos Logísticos vinculados con el ferrocarril, con traslado de camiones en tramos cortos, absorbiendo cientos de camiones para volcarlos en una sola formación ferroviaria”, insistió.

Plan de modernización

El Plan de Modernización del Transporte Ferroviario de Carga que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación prevé una inversión total de u$s 4.905 millones para el mejoramiento de 1.242 kilómetros de vías de las líneas Belgrano, San Martín y Roca, lo que permitirá generar 31 mil puestos de trabajo.

El plan comprende a 12 provincias, entre las que se encuentran Jujuy, Salta, Tucumán, Chaco, Córdoba, Santa Fe, San Luis, Mendoza, La Pampa, Río Negro, Neuquén y Buenos Aires.

Las obras comprenden la renovación del Belgrano Cargas ; puesta en marcha del Tren Norpatagónico, con una una inversión de 1.200 millones de dólares para recuperar 870 kilómetros de vías; renovación del San Martín Cargas, con una inversión de 2.604 millones de dólares (se van a intervenir 1.813 kilómetros de vías en las provincias de Mendoza, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires).

También abarca el proyecto de corredores de carga a Vaca Muerta, con una inversión de 335 millones de dólares, que incluye la construcción de 118 kilómetros de nuevas vías; un nuevo acceso ferroviario a los puertos de Timbúes, una playa de maniobras, 11 kilómetros nuevos de vías y un nuevo puente sobre el Río Carcarañá.

Además, el acceso a las 5 terminales portuarias más grandes de la Argentina, con beneficio para todo el país, que permitirá que 7 provincias productoras del norte argentino reduzcan los costos logísticos un 30% y el aumento de carga para la línea Belgrano.

Además, está prevista la recuperación de 146 kilómetros de la línea Urquiza, donde se puso en marcha el tramo norte luego de dos años sin funcionamiento por decisión de la gestión anterior y, ahora, la línea realiza el recorrido completo entre Zárate y Garupá.

Habrá una reactivación de la producción de vagones en el país a través de Fabricaciones Militares, que ya entregó a la línea Belgrano los primeros 10 coches fabricados en Argentina. Además, se firmó un acuerdo con China para financiar la fabricación de 1.000 vagones y 300 contenedores en Argentina.

Se espera un aumento en el mantenimiento de vías, y al respecto en el 2020 se registró un 21% más de cambios de durmientes y un 11% de aumento en el cambio de fijaciones comparado con el año anterior. Por último, Trenes Argentinos Cargas registró un aumento del 20% respecto a las toneladas transportadas.

En cuanto a nuevos nodos logísticos, se construirán dos multimodales de carga en General Güemes (Salta), Cevil Pozo (Tucumán) y, además, un centro de desconsolidación de carga en Entre Ríos.

También se proyecta la construcción de un nodo logístico en Río Grande, Tierra del Fuego. Estas obras son necesarias para articular mejor la carga entre el sistema ferroviario, automotor y portuario. En los próximos 10 meses se establecerán los nuevos parámetros de inversión sumado a este plan.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS