Tecnología

Un software inteligente que sale a la caza de las malezas y guía el tratamiento

La start up santafesina, DeepAgro, dedicada al software, desarrolló un sistema inteligente de detección que permite aplicaciones selectivas

Viernes 04 de Febrero de 2022

Las malezas son una pesadilla para los productores agropecuarios, y de la tierra por el alto impacto ambiental que generan los productos que se utilizan para su control. Pero la ciencia y la tecnología están dispuestos a brindarle soluciones para que todo sea más eficiente y sustentable. DeepAgro es una empresa de software santafesina que desarrolló un sistema inteligente de detección de malezas para realizar una aplicación selectiva de herbicidas en cualquier etapa del crecimiento del cultivo de soja que promete revolucionar al campo. El sistema -que no requiere de conectividad a internet, funcionando en tiempo real y de forma autónoma- permite ahorrar hasta un 70% en agroquímicos al productor agropecuario y reducir en esa misma proporción el impacto ambiental.

La starp up fundada en 2017 ya logró comercializar cinco equipos y los planes para 2022 son continuar con la expansión. Juan Manuel Baruffaldi, fundador de la empresa junto a Marcos Mammarella, Juan Ignacio Cavalieri, Iván Regali y Juan Ignacio Cornet, contó que se trata de una tecnología que aporta grandes beneficios para el establecimiento agropecuario como para el medio ambiente.

“Buscamos generar una solución que cambie la forma de aplicar agroquímicos, que se haga más eficientemente. Introducir realmente una agricultura de precisión a un costo accesible. El mundo tiene que ser más sustentable. Es una solución para el dolor de cabeza que son hoy las malezas y el cuidando el medio ambiente. Hay una forma distinta de hacer las cosas. Con DeepAgro se puede hacer un cambio en el corto plazo”, subrayó Baruffaldi.

Los inicios

Este licenciado en ciencia de la computación especializado en inteligencia artificial comenzó con el proyecto ante la necesidad de resolver un tema de gran preocupación para los productores agropecuarios, y frente a la propia necesidad de su familia que es de Casilda y se dedica a la actividad agropecuaria. “Empecé con lo que es reconocimiento de maleza por imagen y video buscando soluciones para tipos como mi viejo, productor chico del corazón de la Argentina, sur de Santa Fe. Funde DeepAgro en 2017 con el objetivo de volcar lo que venía investigando para crear un dispositivo que haga la aplicación selectiva del producto químico”, relató.

En 2018 Baruffaldi conforma el equipo de trabajo y empiezan a generar el primer prototipo, una computadora que se monta sobre el ala del equipo pulverizador para que esa aplicación de agroquímicos que se hace habitualmente en el 100% de la superficie pase a “algo completamente sustentable”.

“Nuestra casita maneja los tipos y corta la línea de productos. Esto que era una canilla abierta para todo el lote haciendo la aplicación pasa gracias a DeepAgro a estar siempre cerrada y sólo se abre cuando hay una maleza. Es una aplicación selectiva del herbicida y así se obtiene un ahorro de un 70 u 80% del producto químico. Es un ahorro económico para el productor y también se reduce el agua para la aplicación, algo que acá en Santa Fe no es tan problemático pero en el norte es un problema conseguir agua para la aplicación de agroquímicos, se compra”, reseñó al tiempo que agregó que “de la mano viene también todo lo que es el envase de productos químicos ya que al reducir el químico también reducis el envase y la logística”.

Baruffaldi subrayó que la solución que diseñaron promueve “reduce el impacto ambiental en una forma muy importante dado que el químico se aplica sólo sobre la maleza, no sube a las napas ni al cultivo, lo cual genera toxicidad”.

Deepagro terceriza la fabricación de su dispositivo. Este año ya comercializaron cinco equipos, casitas como ellos dicen, y para 2022 prevén dar un salto en la comercialización de esta computadora de alta tecnología única en el mundo. “Tenemos una gran industria en la provincia, nosotros somos una compañía de software, especializada en inteligencia artificial, y tenemos grandes expectativas para 2022”, resaltó sobre el dispositivo que es como un ojo humano que va viendo todo lo que pasa en el lote y en base a la identificación morfológica del cultivo y la maleza toman la decisión de hacer la aplicación selectiva.

Lo novedoso, y diferente respecto a lo disponible internacionalmente, es que no sólo funciona en barbecho que sería la etapa sin presencia de cultivo, sino que dentro de cultivo hoy estan trabajando con soja todo el ciclo. “Es una herramienta que soluciona el problema de forma completa. Lo innovador es que funciona sobre cultivo, a nivel global en soja no hay ninguna compañía que lo este comercializando. Es un orgullo poder hacer esto en Santa Fe, en Argentina”, destacó uno de los fundadores de la empresa que apuesta a crecer furte en el nuevo año y sumar profesionales del área de las ciencias de la computación al equipo de 18 que hoy conforman Deepagro.

Entusiasmado con que el productor sume tecnología a su campo, Baruffaldi precisó que el equipo es accesible y dijo que en un año y medio esta repagada la inversión. “Hay productores más grandes que lo pagan en 6 meses y más chicos en 4 años”, indicó sobre el dispositivo pensado para productores chicos y medianos, especialmente pensado para los dueños del equipo pulverizador o también para contratistas del norte del país.

Para resumir qué hace el equipo de Deepagro pero también todo el potencial y nuevos horizontes, Baruffaldi reseñó: “Nuestros equipos hacen aplicación selectiva de herbicidas, vamos a reutilizar el hardware que vamos instalando para que se aplique selectivamente también en fertilizante, pesticida. Nos va a llevar tiempo, es un gran desafío pero hay mucho por trabajar en ese camino”.

“Se tratan de cámaras que van leyendo milímetro a milímetro lo que pasa en el lote, pasa a ser de mayor resolución de lo que te da un satélite o un drone. Tenés todo ese mapa de información detallado de tu campo, vamos generando soluciones que le simplifican la toma de decisión al productor agropecuario”, precisó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS