Sanidad animal

Un plan del Senasa contra la brucelosis desató controversia en sectores del agro

Desde el Senasa mostraron "sorpresa por el rechazo" de los productores entrerrianos a la norma sanitaria nacional. Del otro lado, responden que no están "en contra de luchar por la enfermedad", pero rechazan los "medios y los costos".

Miércoles 25 de Agosto de 2021

Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) manifestaron días atrás su “sorpresa” por el rechazo a la norma nacional de Brucelosis por parte del sector productivo de Entre Ríos, y lo hicieron a través de un comunicado que enviaron a la prensa. Del otro lado, los productores entrerrianos, reafirmaron la posición tomada desde 2018 y validan, por experiencia y resultados, el plan que llevan adelante desde el año 2003. Y en Asamblea, resolvieron defender con “uñas y dientes” el plan entrerriano frente a cualquier gestión estatal.

No estamos en contra de luchar contra la enfermedad, estamos completamente embanderados con la causa de que hay que erradicar la brucela. Pero con lo que no estamos de acuerdo es con los medios y los costos que quieren (usar) para erradicarla. Creemos que tendremos resultados más efectivos con nuestro plan superador. La enfermedad no se combate con resoluciones, se la combate en el campo y con el consentimiento de los productores. Si no, lo único que hacemos es dibujar papeles”, dijo el titular de la Fundación de Lucha Contra la Fiebre Aftosa, Claudio Álvarez Daneri, luego de finalizada la primera asamblea en el predio ferial de la Sociedad Rural de María Grande.

La palabra Asamblease escuchó por primera vez de la voz del sector productivo entrerriano en la última reunión de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa de Entre Ríos), realizada a comienzos del mes de agosto. Allí, reunidos con autoridades regionales del Senasa, le informaron la realización de ambos encuentros con el propósito de conocer la opinión de los propios productores y resolver los pasos a seguir, ante la continuidad de la Resolución Nº 77, es decir, el Plan Nacional de Control y Erradicación de Brucelosis Bovina.

La segunda asamblea tendrá lugar este miércoles 25 de agosto, a partir de las 14 horas, en el predio ferial de la Sociedad Rural de Colón, en Villa Elisa.

En simultáneo, las autoridades del Senasa se expresaron mediante un comunicado al respecto en el que recordaron que esta norma se originó en 2019 con la aprobación de la mesa de Brucelosis conformada en el Ministerio de Agroindustria, conducido en ese entonces por Luis Miguel Etchevehere. “Con el afán de avanzar en el control de este flagelo que afecta a la salud de los trabajadores de la carne, veterinarios y empleados rurales, la actual conducción flexibilizó la norma reduciendo el número de animales a ser sangrados. Esta última propuesta fue avalada por los representantes de las entidades en el Consejo Asesor del Senasa”, indicó el comunicado, en el que también llamaron a la reflexión a todos los sectores de la cadena cárnica de Entre Ríos y pidieron tener una mirada estrictamente sanitaria.

Una disputa de larga data

Esta es una disputa que data de un par de años y que trasciende las gestiones de gobierno. Entre Ríos tiene una posición tomada en torno a la lucha de esta enfermedad y ya en 2018, se opuso al plan propuesto. ¿Por qué? Consideran que este Plan es casi la copia de la estrategia sanitaria que lleva adelante la provincia de Santa Fe –sangrados a todo el rodeo y control de movimientos con serología-, desde hace más de 15 años y sin lograr bajar los índices de prevalencia de esta enfermedad.

Por su parte, José María Varangot, productor de Colonia Bertozzi –departamento La Paz-, consideró que “llegó el momento de contar con las explicaciones de porqué se quiere hacer un cambio cuantitativamente importante, cuando en realidad Entre Ríos tiene un índice de prevalencia de brucelosis prácticamente insignificante. Si tuviéramos un porcentaje más alto, se justificaría hacer un cambio de esta envergadura, pero hace años que lo tenemos totalmente dominado y no consideramos que sea pertinente esta nueva operatoria, porque generará atajos en la comercialización de la hacienda y suma mayores costos a los productores”, explicó Bertozzi.

Álvarez Daneri recordó que “venimos haciendo este reclamo hace muchos años. En el año 2018, ya estábamos en contra de la Resolución Nº 66, que era muy similar a esta. Y, anteriormente, estuvo la Resolución Nº 38 a la que también estuvimos en contra, porque con ninguna de ellas comprendieron que no se podía hacer sin la voluntad y el acompañamiento de los productores”.

En pocas palabras, en María Grande los productores ganaderos agrupados por las entidades que conforman la Mesa de Enlace provincial resolvieron seguir defendiendo con “uñas y dientes” el Plan de Brucelosis que se lleva adelante en Entre Ríos desde el 2003 e incluso "exigen que el ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico de la provincia de Entre Ríos, Juan José Bahillo, se ponga al frente del reclamo" frente al organismo sanitario.

Los números

“Este plan no va a funcionar” y “el costo será muy alto”, fueron algunas de las frases más sobresalientes de los productores entrerrianos durante la Asamblea en María Grande. El sector está convencido de que no funcionará la iniciativa sanitaria propuesta por el Senasa debido a los logros del plan entrerriano.

Según los datos de la Fucofa, Entre Ríos mantuvo una vacunación sistemática desde el año 2003 de la totalidad de las terneras nacidas, logrando bajar los índices de prevalencia de la enfermedad a 0,40% en población y 4% en los predios. Por ello, consideran que es una irresponsabilidad sangrar a la totalidad del rodeo susceptible para identificar esos tan bajos porcentajes de positivos.

Además, los productores plantean que hay ciertos inconvenientes geográficos y de infraestructura para efectuar los sangrados totales en productores de menos de 100 cabezas. Este dato tiene en cuenta que, en este último extracto, hay más de 20.000 productores anotados en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) en Entre Ríos.

La propuesta entrerriana

En síntesis, los productores ganaderos entrerrianos destacan la necesidad de llegar a un plan que conduzca a la erradicación de la enfermedad y proponen continuar con la vacunación de hembras de entre tres y ocho meses de edad con C19.

Además, concretar una estricta vigilancia, realizando muestreos de categorías susceptibles en remates ferias, frigoríficos y otras concentraciones, para identificar ese 4% de predios positivos. Una vez identificado el positivo, se procederá inmediatamente a darle un tratamiento de Foco de Brucelosis y, a partir de ese momento, un veterinario acreditado, en conjunto con los veterinarios oficiales y de la Fundación de Lucha Contra la Fiebre Aftosa (Fucofa), deberán establecer un programa de saneamiento de acuerdo al tamaño y condiciones productivas del establecimiento (cría, invernada, etcétera).

La propuesta fue elaborada por técnicos de la Coprosa local y aprobada en forma unánime en diciembre del 2020, incluso fue elevada al Senasa antes de la consulta pública de la nueva resolución.

El espíritu del sector productivo entrerriano es lograr un plan superador que mejore los indicadores de la enfermedad y cumpla con los compromisos internacionales, tomando como ejemplo el plan sanitario realizado en la República Oriental del Uruguay.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS