Gremios

Aceiteros: "Hay que tener diálogo pero también usar las armas gremiales"

Daniel Succi es el nuevo secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) del departamento San Lorenzo. El gremio vivió un proceso electoral histórico. Su nuevo titular anticipó ejes de gestión y habló de la relación con las empresas

Domingo 20 de Marzo de 2022

Daniel Succi es el nuevo secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del departamento San Lorenzo, luego de ganar las elecciones que tuvieron lugar el pasado 10 de marzo. El flamante nuevo secretario obtuvo más de 942 votos, seguido por el candidato de la Lista Naranja Daniel “Piri” Fernández con poco más de 543 votos. Atrás quedaron Pablo Reguera, quien hasta ese momento era el secretario general del sindicato aceitero con 479 votos y Lucas Monzón, de la Lista Verde con 449.

El sector político-empresarial y sindical de la región tenía la mirada puesta en lo que ocurriría en los comicios. Pero también, estas elecciones tuvieron otro condimento. La caída de Pablo Reguera como secretario general del sindicato aceitero tras veinte años y el cierre de una etapa de “caudillos sindicales”, como lo fue Herme Juárez, quien quedó afuera de la conducción del gremio de los estibadores y de la presidencia de la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto General San Martín en las elecciones del 2021.

- ¿Estabas confiando en que eras el ganador de estas elecciones?

- Yo confiaba más que todo en la parte gremial, en lo que se había hecho, que era la parte que me tocaba a mí, soy un tipo de perfil bajo, creo que una de las razones por las que ganamos es por la confianza en el trabajo que se hizo en estos últimos 15 años desde que se firmó el convenio colectivo de trabajo allá por el año 2004. Donde hubo un encuadramiento primero y efectivización después. Cuando arranqué acá en 2001, había 280 afiliados y hasta el año 2008/2009, había esa misma cantidad. Nos costó un montón, porque había una diferencia de encuadramiento terrible, donde les ponían un casco de un color diferente y se los llevaban para otro lado. Después fuimos avanzando y, a partir del 2008, cuando conseguimos buenos aumentos, y las empresas se fueron quedando atrás con los salarios, ahí empezó la recuperación. Pasamos de 500 a 800 afiliados en tres meses y de ahí no se paró y llegamos a 3.200 en la actualidad.

- ¿Por qué te abriste de Pablo Reguera después de tantos años de trabajar juntos?

- Para mí los trapitos se lavan en casa pero cuando llegó el momento se lo dije en la cara, la única diferencia que tengo con él es que, él tiene casi 68 años y tendría que estar jubilado. En el 2017 fuimos al Congreso de la Nación a reclamar contra el proyecto del gobierno de Mauricio Macri que llevaba la jubilación a los 70 años y nosotros tenemos que ser objetivos. Somos respetuosos de la ley; a los 65 años se tiene que jubilar y el (por Reguera) con 68 años, quería seguir en el sindicato.

- Pablo Reguera siempre tenía una actitud más conciliadora frente a los paros y a las empresas y vos en cambio ibas más al choque.

- Siempre pensé en lo gremial pero las cosas se pensaban en comisión, en conjunto. Después él empezó a tomar otra posición, me fui para otra lista aunque me di cuenta de que con las empresas hay que tener diálogo pero en la medida en que se den los resultados; vamos a usar las armas que tenemos. Y eso fue un poco lo que pasó con los 22 días de paro, que no es que yo quería seguir de paro, a mí me lo decía la gente. Empezamos a las 6 de la mañana en Cargill y terminamos a las 12 de la noche en Renova, Timbúes, y estando con los compañeros en Bunge. Yo no me quedaba en la oficina. Yo le preguntaba a las bases sobre lo que decidía la mayoría y la mayoría decía que quería seguir conmigo. No es casualidad que esta comisión directiva esté compuesta por los 17 miembros paritarios, que son las 17 empresas que hay en el departamento San Lorenzo y que cada uno representa a una empresa.

- ¿Con qué ideología o partido te identificás?

- Soy peronista y desde los 18 años estoy afiliado al Partido Justicialista. Del Kirchnerismo, de Néstor Kirchner, ni siquiera el de Cristina porque fue en el 2003, cuando asumió como ministro Carlos Tomada donde nosotros obtuvimos el Convenio Colectivo de Trabajo.

- ¿Qué vas a empezar a hacer o a implementar para los afiliados de acá a corto plazo?

- Vamos a escuchar a los trabajadores, a hacer una reconversión de los beneficios. Si vamos a los votos, la mayoría nos apoya, pero si juntamos las otras tres listas, hay una minoría que sacó el 20% cada una. Nosotros sacamos el 40% pero tenemos que escuchar al otro 60%, por lo que hay que reconvertir y escuchar un poco más a los delegados, escuchar a los trabajadores, hacer un trabajo más intenso porque los que se reunían con la comisión directiva eran los delegados y quizás nos transmitían lo que la comisión directiva hacía en ese entonces. Hay que estar más cerca y armar un grupo de trabajo, estar en las puertas de fábrica y escuchar directamente a los trabajadores.

- ¿En qué quedó el proyecto de quitar el impuesto a las ganancias a los trabajadores aceiteros?

- Quedó en stand by porque las sesiones legislativas comenzaron recién ahora y todos están con el tema del Fondo Monetario Internacional. Pero ya estamos trabajando para tener alguna reunión con gente allegada a Sergio Massa la próxima semana.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS