Agroclave

Biocombustibles: la industria en alerta por el lobby petrolero

La prórroga de la ley que promueve y rige la actividad no entró en el temario de sesiones extraordinarias de Diputados

Domingo 07 de Febrero de 2021

El último trimestre de 2020 trajo buenas noticias para el sector de producción de biocombustibles, con la media sanción en la Cámara de Senadores de la prórroga de la ley que rige la actividad que vence en mayo próximo. Ya en enero de 2021, el anuncio oficial de una recomposición de los precios puso fin a un largo período de congelamiento y sumó moderado optimismo a una actividad que viene muy golpeada en los últimos años. Pero el alivio duró poco. La preocupación volvió a instalarse cuando la iniciativa que extiende la norma de promoción sancionada durante el gobierno de Néstor Kirchner, no fue incluida en el temario de sesiones extraordinarias de la Cámara baja. Una sorpresa que desató las sospechas sobre un contraataque del lobby petrolero.

La esperada recomposición de precios de los biocombustibles, que llegó con un año de demora, será escalonada hasta llegar a una suba de un 90% en mayo. Tuvo como contrapartida una reducción en la obligación de cortar gasoil con biodiesel. Si bien el corte obligatorio es de 10%, en los hechos no se venía cumpliendo. En la transición, la sustitución se fijó en un 5% para enero, 6,7% para febrero y 8,4% para marzo, con el objetivo de retomar la mezcla al 10% en abril.

Las distintas cámaras que representan a los empresarios el sector aceptaron la oferta después de doce meses de un ahogo que dejó a las empresas en una situación terminal. “Se fundieron empresas, algunas no pueden levantar cabeza. Terminamos aceptando o consintiendo una baja del corte temporaria por una recomposición del precio, porque era eso o nada. Te doy esto, pero te saco lo otro. Eso no quiere decir que no esté totalmente fuera de lo que establece el marco legal”, dijo el presidente de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), Juan Facciano.

"La esperada recomposición de precios de los biocombustibles, que llegó con un año de demora "La esperada recomposición de precios de los biocombustibles, que llegó con un año de demora

Ahora se suma el extraño parate en Diputados del tratamiento de la prórroga de la ley 26.093 por cuatro años, tal como establece el proyecto de la senadora María de los Angeles Sacnun, que fue votada en la Cámara alta. Para el titular de Casfer, el freno tiene que ver con la presión de las petroleras: “Un sector consolidado hace más de 100 años, al que no le gusta que le marquen la cancha ni que le digan lo que tiene que hacer y se quiere quedar con el negocio de los biocombustibles”, disparó. Esto, se quejó, “mientras a nivel mundial se anuncia que todo va a una energía verde, a la desaparición de los combustibles fósiles”.

“No hay razón de índole técnica, ni económica, financiera, ambiental ni estratégicas como políticas de estado que justifique no prorrogar la ley”, señaló el empresario, quien apuntó a una “jugada política” contra un sector que “arrancó en 2006 como una virtuosa industria promovida durante la presidencia de Néstor Kirchner y que en Santa Fe se desarrolló con fuerza, al punto de convertirse en una potencia”.

Lejos de circunscribirse a un problema sectorial, la crisis de los biocombustibles es “algo mucho más complejo y profundo, porque afecta a un sector productivo”, dijo Facciano. Explicó que los biocombustibles “forman parte de un entramado aguas abajo y arriba que contribuye al agregado de valor, a la cadena de la agroindustria, sea de la caña de azúcar, del maíz o de la soja”.

Pero no es sólo un problema de los bio: “Ir por el lado de la prórroga tiene que ver también con una visión que uno tiene de país y de desarrollo productivo. Si prorrogo el régimen, estoy contribuyendo a continuar desarrollando economías regionales, industrializando producción primaria en origen. No sería otra cosa que industrializar la ruralidad, y si no genero las condiciones para que siga existiendo este mercado, estoy fomentando una reprimarización de la economía”, resumió.

“En el caso de la soja, si yo hago biodiesel, estoy industrializando el aceite, que a su vez industrializa el poroto. Ahora, si por un momento yo me olvido del biodiesel, me olvido de que existe, voy a tener más aceite. ¿Y qué significa eso?: que va a haber mayor volumen del aceite que exporta argentina, por lo tanto va a ser más barato y a mayor demanda, va a bajar el precio. No fomentar, no desarrollar la industria del biodiesel atenta contra todo el entramado productivo y al final del día también afecta a las arcas del Estado”, ejemplificó Facciano.

Con 45 plantas de biodiesel instaladas en diez provincias, el sector de biocombustibles acompaña la geografía productiva del interior. “En Santa Fe hay plantas en lugares donde jamás hubo una industria, como en Piamonte, por ejemplo. Por otro lado, se está diversificando la matriz energética a través de la contribución de un combustible 100% renovable de origen nacional. Nuestro país importa el 30% de gasoil que consumimos. Entonces ¿qué se pretende? ¿Reprimarizar la economía, dividir las importaciones o sustituirlas en un momento tan delicado como el que nosotros tenemos?”, apuntó el empresario.

La semana pasda las distintas entidades que representan al sector firmaron un comunicado conjunto para expresa esta problemática. Fue rubricado por la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, la Cámara de Empresas Pyme Regionales Elaboradoras de Biocombustible (Cepreb), la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), la Cámara de Industrializadores de Granos y productores de Biocombustible en Origen (Cigbo),

la Cámara Panamericana de Biocombustibles Avanzados (Capba), el Centro Azucarero Argentino (CAA), y la Cámara de Bioetanol de Maíz (Biomaiz).

En el documento, pidieron al Poder Ejecutivo y a los diputados el tratamiento de la prórroga en forma urgente. Alertaron que “de no mediar una extensión de la ley 26.093 no sólo corren riesgo de desaparecer las empresas que producen combustibles limpios y los más de 100.000 puestos de trabajo federales que genera el sector, sino que la Argentina entraría en un default ambiental que va en sentido contrario al compromiso asumido en el Acuerdo Climático de París, que el pesidente Alberto Fernández ratificó públicamente en estos días”.

La grieta energética

El diputado nacional Luis Contigiani no dudó en afirmar que la no inclusión de la prórroga de la ley de biocombustibles en el temario de extraordinarias tiene que ver con la resistencia de las petroleras. “Quieren apropiarse del negocio de los biocombustibles para que éste sea su apéndice, lo cual es muy peligroso ya que las empresas de biocombustibles no están en condiciones de competir con eso”, dijo el ex ministro de Producción de Santa Fe.

El tema divide transversalmente al oficialismo y la oposición. “Dentro del seno mismo de la Cámara baja y del propio gobierno hay un amplio sector que evidentemente está a favor de los intereses de las petroleras y que atacan la prórroga pero además van por una nueva legislación que traduzca esos intereses”, dijo el legislador.

Por el contrario, un grupo de diputados y diputadas de diferentes bloques de todo el país militan fuerte para que se trate la prórroga. “Tenemos confianza de que de alguna manera lo podamos lograr, pero ahí no termina el debate, el segundo capítulo de esta historia es el de avanzar en una nueva ley donde vamos a tener que defender este modelo de promoción de los biocombustibles”, dijo.

En tanto, la senadora Sancnún remarcó que el debate por la prórroga de la ley 26.093 no debe convertirse en una puja entre provincias petroleras y productoras de bioetanol y biodiesel. “Siendo autora de ese proyecto de ley de prórroga, y habiendo tenido la unanimidad, no solamente en el recinto del Senado sino en la comisión que le dio tratamiento al proyecto, es que estoy pidiendo que pueda ser incluido en el temario, que el Poder Ejecutivo pueda ampliarlo (al listado de temas a debatir en extraordinarias), para poder darle tratamiento”, remarcó.

Si bien aclaró que hay tiempo porque el vencimiento de la ley es en el mes de mayo, “consideramos que es importante para el sector de los biocombustibles poder contar con la previsibilidad de que ya haya salido la ley de prórroga”, agregó.

Impacto

Santa Fe produce el 80% del biodiesel que se consume en el mercado interno. Dejar caer esa industria significaría “un golpe al empleo y a los empleos verdes”. Así lo entiende la secretaria ejecutiva de la Liga Bioenergética de provincias y ex secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese. “Sería penoso que habiendo llevado tanto tiempo construir un sector, hoy se lo destruya solamente por el interés económico de la gente que maneja la energía”, explicó.

La ex funcionaria también llamó la atención sobre “un riesgo estratégico” porque “Santa Fe es la tercera productora de combustibles, si lo medimos a la par de los tradicionales, por el volumen que produce”. Entonces la provincia también “estaría perdiendo un lugar que se ganó con el esfuerzo de los industriales durante todos estos años para dejarle ese lugar otra vez a las provincias petroleras”.

“No debería haber un enfrentamiento entre el petróleo y los biocombustibles. Es una matriz energética diversa y en argentina hay lugar para todos”, concluyó. Pero advirtió que si se termina el régimen de promción se va a ver afectada, por ejemplo, la posibilidad de reemplazar el diesel por biodiesel, como ocurre en rosario en los colectivos. En materia de empleo, en Santa Fe hay cerca de 3 mil empleos entre directos e indirectos solamente del sector pyme, porque después están los otros más de 3 mil de los sectores que producen para la exportación”.

Geese confió en que ese nefasto panorama para el sector “no va a suceder” y que la prórroga de la ley de biocombustibles va a terminar saliendo. “El tema es que no se modifique el proyecto del senado, que salga tal cual como está por algunos años, como lo presentó la senadora Sacnun y como lo aprobaron por unanimidad los senadores”, observó Es que, dijo, se hablaba de limitar la prórroga sólo por un año.

“No creo que se llegue al punto que se destruyan empresas y empleo en argentina en un momento tan difícil, y que se destruya la posibilidad de generar energías renovables en un momento en el que el mundo está mirando completamente hacia ese lado y menos con el discurso que el gobierno nacional está teniendo en este momento. Pero entiendo que hay intereses muy fuertes, por lo que va a ser bastante duro el camino de acá a mayo”, agregó.

Expresó su deseo de que, en ese sentido, de que todos los gobernadores “salgan a respaldar este tema, sobre todo de las provincias bioenergéticas, que haya un reclamo al gobierno nacional de incluir este tema en extraordinarias”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?