Crónicas de campaña

El trigo esquiva airoso el pulso seco de un año con La Niña

Las últimas lluvias aliviaron el estrés generado por las altas temperaturas. En el centro norte provincial se cosecharon lotes de hasta 42 qq/ha

Viernes 05 de Noviembre de 2021

Dando pelea con una Niña que se instaló para quedarse, pero que da algunas treguas ocasionales, el trigo avanza a paso firme en la provincia. Mientras en el centro norte santafesino esta semana la cosecha avanzó un 12% con rendimientos dispares, en el sur las últimas precipitaciones beneficiaron el estado de un cultivo que tiene alta demanda de agua y sobre el cual se esperan rindes un 30% superiores a los de hace un año atrás.

En tanto, el cultivo de soja sigue demorado respecto del año anterior y los maíces tempranos, en el centro norte manifestaron una buena reacción a las fertilizaciones, cambiaron su estado y el estado sanitario se muestra óptimo, sin plagas ni enfermedades.

El forzante Niña ya está instalado y lentamente está aumentando su intensidad y su efecto negativo sobre la oferta de agua. Esto ya se refleja en la dinámica de las precipitaciones: solo se producen por la interacción entre el aire cálido y húmedo proveniente del noreste y el ingreso de frentes fríos desde el sur argentino”, explicó el doctor en Ciencias Atmosféricas José Luis Aiello en el informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario.

En ese sentido, el Centro de Investigaciones de Recursos Naturales (CIRN) del Inta Castelar estimó que el ciclo de condición seca se ampliará hasta marzo con menores precipitaciones que lo esperado para esta época del año, y el pronóstico se enmarca en un escenario de escasez hídrica y elevadas temperaturas, en algunos casos con récords, que se registra en gran parte del país.

“Estamos frente a la presencia de un segundo año consecutivo con un fenómeno climático La Niña”, confirmó Pablo Mercuri director del CIRN del Inta Castelar quien, además, detalló que “históricamente suele presentarse de forma moderada, con una menor intensidad y finaliza antes, lo que posibilita una mejora en el régimen de precipitaciones, más generalizadas, para fines de enero y durante febrero”.

En un contexto de toma de decisiones para la siembra de la gruesa, Mercuri destacó que “cuando hay mucha incertidumbre en el clima y vienen perspectivas deficitarias resulta clave saber la cantidad de agua disponible en el suelo y el pronóstico a corto plazo”.

“Estamos viendo un cambio en las condiciones del clima y podemos estimar una ampliación de este ciclo de condición seca”, subrayó e indicó que esta condición de déficit será “muy variable por zonas” porque, por lo general, las precipitaciones en años del fenómeno de La Niña son aisladas y muy dispares entre localidades.

Respecto de los últimos registros de picos de temperatura, el especialista reconoció que “incrementan la evapotranspiración y la pérdida de agua especialmente en el horizonte superficial”, y “vino un frente que atravesó nuestra región que dejó precipitaciones”.

Finalmente aseguró que “desde 2003 se observa que las primaveras son deficitarias y se demora la salida del invierno”, y de allí, “esa percepción generalizada de que estamos siempre esperando las lluvias al inicio de la primavera para poder recuperar el agua almacenada en el suelo”.

En ese marco, la cosecha de trigo en el centro norte de Santa Fe avanzó con rindes de hasta 42,5 quintales (qq). El proceso de cosecha sumó 12% de la superficie, lo que representa unas 45.000 hectáreas, con rendimientos dispares que reflejan el impacto de las lluvias a lo largo de todo el ciclo, según el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

El informe semanal indica que las diferencias de rendimientos “reflejan el impacto de las lluvias heterogéneas, irregulares, variables, que se produjeron”. De esta forma, hubo lotes en los que se cosecharon mínimos de entre 8 y 12 qq/ha de promedio hasta los máximos de entre 38 y 41,5 qq/ha, con lotes puntuales de 42 y 42,5 qq/ha.

También, “las altas temperaturas registradas en gran parte de la semana hicieron que algunos lotes de trigo alcancen antes el final del ciclo, adelantando su recolección”.

En el sur santafesino y el área núcleo relevada por GEA, el 65% de los trigos están muy buenos y las últimas precipitaciones reforzaron el buen estado de los cuadros. “La alta demanda hídrica del trigo se está manteniendo con los milímetros recibidos días atrás”, dicen los especialistas. “Más de la mitad de los trigos están en muy buenas condiciones, definiendo peso de grano”, indicó GEA aunque también advirtió que la repentina y súbita escalada de temperatura de la semana anterior generó incertidumbre. De todas maneras, “hoy el escenario es mucho mejor que un año atrás y se esperan rindes un 30% superiores al a ciclos anteriores”.

Asistencia oficial

El ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez anunció asistencia para los productores afectados por la sequía en Carlos Tejedor, debido a que el nivel de precipitaciones por debajo de la media histórica tuvo un fuerte impacto en la producción agropecuaria. “Comenzamos a inscribir a los afectados para que puedan acceder a beneficios impositivos y bancarias", agregó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS