Experiencias

La apuesta de una familia beltranense: abre un frigorífico en Ricardone

Los Tomasello en junio inauguran una planta ecológica que busca expandirse tanto para el mercado interno como internacional

Lunes 07 de Junio de 2021

Nito Tomasello y Olga Fosca tenían un sueño allá por 1972: poder abrir una carnicería y tener un negocio familiar que quedara para su hijo Néstor. Cincuenta y ocho años después, lo que comenzó con un pequeño comercio ubicado en Fray Luis Beltrán, se convirtió en una gran empresa familiar que inaugurará su propio frigorífico en Ricardone.

La inauguración está prevista para los primeros días de junio, pero debido a la pandemia del coronavirus, podría retrasarse unas semanas. La nueva planta que cuenta con 2.000 metros cuadrados tuvo la visita de Jorge Torelli y Fabricio Medina, secretarios de Agroalimentos y Desarrollo Territorial, respectivamente, que dependen del Ministerio de la Producción de Santa Fe quienes recorrieron las instalaciones y le dieron el ok para la puesta en marcha.

“Nuestra empresa nace de una carnicería minorista en Fray Luis Beltrán, que era de mi padre, hace 58 años. De ahí en adelante fuimos avanzando, desde producir nuestra propia carne y tener nuestro establecimiento. Lo que tiene multicarnes La Muñeca -así se llama la empresa- es que todo lo que vende y faena es producido por nosotros, con un proceso de engorde en el que se optimiza un 100% la calidad”, contó Néstor Tomasello, actual propietario de la empresa, que busca expandirse tanto en el mercado interno como de exportación.

Actualmente, Multicarnes “La Muñeca” tiene su carnicería en Fray Luis Beltrán, y el Feedlot, desde donde despachan entre 30 y 35 mil kilos de carne hacia toda la provincia de Santa Fe, incluidas carnicerías, supermercados y establecimientos ubicados entre Puerto General San Martín y Rosario.

Con esta nueva unidad de negocios, los Tomasello -que ya suma una tercera generación de empresarios cárnicos- buscan liderar el rubro: “Estamos convencidos de que se necesita más estatus sanitario, otro tipo de desposte de la carne, buscar un trato más humanitario, donde creo que la media res sobre las personas se tiene que dar por concluido, para tratar de tener una carne de mejor calidad y que todos los argentinos podamos comer una carne de calidad superior”, señaló Nestor.

Planta ecológica

El frigorífico ubicado en Ricardone fue clasificado como una planta ecológica que se dedica al desposte de media res y que luego se coloca en cajas para despachar tanto en el mercado interno como internacional: “Solo se utilizan 1.200 litros de agua. El desposte se hace sobre cintas, todo automatizado”, explicó el beltranense.

En ese sentido, su hijo Alejo añadió: “La planta la hicimos con toda mano de obra de la provincia, el negocio no tiene limitaciones, lo hicimos bajo normas que nos habilitan para llegar a mercados como China, la Unión Europea, Rusia, Estados Unidos, y también para el mercado interno”.

La planta está preparada para procesar más de 400 medias reses por día y su apertura dará trabajo a alrededor de 100 trabajadores en forma directa.

“Esta planta no tiene faena, llega la media res, se desposta y sale en cajas. En otros frigoríficos tienen que lavar la media res y utilizan muchísima agua; en cambio nosotros utilizamos entre cuatro a cinco litros por media res, porque no tenemos sangre ni menudencias, por eso decimos que es una planta ecológica”, describió Alejo.

Tanto Néstor como su hijo Alejo destacan la participación clave que tienen las mujeres en la pyme. Desde Olga, la mujer que junto a Nito abrió la carnicería hace 58 años, como también de “Cuqui”, como la llaman a la mujer del actual propietario y madre de tres hijos, Renzo, Guido y Alejo, que continúan con la tradición. Además, en la planta trabajan veinte mujeres y otras cuatro en la carnicería.

“Cuqui es un baluarte importantísimo, soy hijo único. En esta familia las mujeres estuvieron siempre, mi mamá despostaba la carne y nos sacó adelante siempre. Estoy muy orgulloso de que podamos trabajar juntos”, reflexionó Néstor.

El cepo impuesto por el gobierno nacional a las exportaciones de carne no los afecta por ahora. “Como es consumo interno, por ahora no sufrimos inconvenientes, pero aún no sabemos qué va a ocurrir con la exportación. Sí vemos una merma en lo que es la carnicería y el reparto, porque somos proveedores de cadenas de restaurantes, hoteles que están cerrados”, finalizó Alejo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS