Crónicas de campaña

La producción de soja llegaría apenas a 42 millones de toneladas

La oleaginosa y el maíz se movieron a la baja. El trigo, en cambio, subió 25,6%. Expectativas por el precio de los granos en un contexto de alza.

Sábado 30 de Abril de 2022

El trigo sube, la soja y el maíz caen. La producción de trigo de la campaña 2021/2022 se ubicará en 22,1 millones de toneladas, con un alza del 25,6% respecto a la temporada 2020/2021, y la producción de soja sería de 42 millones de toneladas y la de maíz totalizará 57 millones, con caídas de 8,7% y 5,8%, respectivamente, según la última estimación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. No obstante, los números finales sobre el trigo están en observación ya que el alza de los insumos producto de la guerra entre Rusia y Ucrania está impactando muy fuerte y podría modificar las decisiones de siembra de los productores argentinos.

La merma en la soja y el maíz responde a la falta de lluvia de los últimos meses del año pasado y el primer tramo de 2022 y por las heladas registradas en marzo, que afectaron en buena medida el rendimiento de ambos cultivos, advierte el informe mensual de “Estimaciones Agrícolas” que también reflejó que la cebada mostrará un crecimiento del 30% y llegará a las 5.200.000 toneladas.

En tanto, la producción de girasol subirá 3,9% hasta las 3.600.000 toneladas; el maní se incrementará 2,4% y se ubicará por encima de las 1.300.000 toneladas; y el algodón tendrá un alza del 4,8%, con una proyección de 1.100.000 toneladas.

El informe del Ministerio de Agricultura -al argumentar las causas del recorte en el rinde de la soja- dijo que “la sequía ocurrida la primera mitad del mes de enero” causo inconvenientes en el desarrollo de la oleaginosa de primera ocupación. En febrero y marzo hubo una importante recuperación en los plantíos a partir de una mejora en el caudal hídrico.

En el caso de la soja de segunda “la situación es diferente, reportándose demoras en la fecha de siembra por no contar con humedad adecuada; en los ya sembrados, retraso en el ritmo de crecimiento, provocando un menor volumen vegetativo”.

Por último, desde el ministerio señalaron que los cultivos también se vieron afectados por las heladas de fines de marzo.

Respecto al maíz, explicaron que “las escasas o nulas lluvias de los primeros días de enero afectaron principalmente a los maíces tempranos que estaban en la etapa crítica de floración, disminuyendo sus rindes y destinándose una mayor superficie como reserva forrajera”. Como consecuencia de las dificultades climáticas, “el cultivo no alcanzará el potencial de rendimiento esperado al inicio de la campaña”, se destacó.

Cosecha

En la región terminó la cosecha de maíz en Santa Fe con una caída del 27,8% en rendimiento, según el relevamiento que realizan el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

La cosecha de maíz en el centro y norte de la provincia de Santa Fe terminó esta semana con una producción total de 367.885 toneladas y un rendimiento promedio de 67,5 quintales por hectárea, lo que representa una merma del 27,8% en promedio respecto de la campaña anterior, informaron.

Durante la campaña que finalizó se sembraron un total de 88.000 hectáreas, en tanto se cosecharon para grano comercial 54.500 hectáreas. Con la disminución del rendimiento del orden del 27,8% se recolectaron 265.133 toneladas menos de producción final que en la campaña precedente.

De hecho, el informe precisa que el promedio recolectado por hectárea es el menor de las últimas seis campañas: en 2016/17 llegó a 78,5 quintales; en 2017/18 fue de 76; en 2018/19 de 95; en 2019/20 de 98,5 y en 2020/21 de 93,5.

En cuanto a la soja temprana, el movimiento de cosechadoras fue menor a la semana anterior debido a condiciones ambientales inestables, pocas horas de sol y altos porcentajes de humedad ambiente y de grano. El grado de avance de la trilla llegó al 58%, con un progreso intersemanal de 13 puntos y un adelanto de 3 puntos porcentuales en comparación con la misma época de la campaña pasada.

Para la semana que viene el Informe de perspectivas agroclimáticas semanal de Bolsa de Cereales de Buenos Aires destacó que habrá temperaturas bajo lo normal, seguidas por un ascenso térmico, acompañadas por precipitaciones escasas salvo un foco en el nordeste del área agrícola y nevadas cordilleranas. “Al comienzo de la perspectiva, continuará el ingreso de vientos del sudoeste, iniciado en los días previos, extendiendo su acción sobre la mayor parte del área agrícola, con riesgo de heladas localizadas en el centro y el sur de la Región Pampeana y heladas generales en las zonas serranas y cordilleranas”.

Los precios

Respecto a los precios, Hernán Fernández Martínez, analista de mercados y director de Agroeducación, remarcó que “este 2022 sigue sin darnos tregua mientras navegamos la catarata de noticias y variables que aparecen semana tras semana ejerciendo fuerzas contrapuestas sobre los precios de los granos”.

“Si bien es verdad que navegamos en la niebla que nos pone delante en delirante entorno global, no debemos olvidar que las relaciones stock/demanda en Estados Unidos permanecen por demás ajustadas. Al momento y según el reporte del Usda de abril, los números arrojan relaciones stock/demanda del 9,64% y 5,85% para maíz y soja, respectivamente. Valores que tendrían protagonismo en las tapas de los diarios del sector de no ser por la relevancia diaria que muestra el tema de la Guerra en el Mar Negro”, explicó.

En un contexto internacional adverso e inestable por la guerra entre Rusia y Ucrania, más las particularidades del mercado interno, Fernández Martínez consideró que el camino es “cubrir, cubrir y cubrir precios aún en valores espectaculares lo cual, de no necesitar pesos se puede hacer, comprando PUTs o vendiendo y comprando dólar Bolsa”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS