Ganadería

Los compradores de vacas podrían salir favorecidos

Si se extiende el cierre de exportaciones no van a quedar vacas secas en el mercado. Entrevista a Maximiliano Aliaga, referente de la AAPA de La Pampa.

Domingo 30 de Mayo de 2021

Han golpeado a la vaca, que es la fábrica de terneros y el corazón de la ganadería argentina”. La afirmación parte de Maximiliano Aliaga, uno de los referentes que tiene la Asociación Argentina de Productores Autoconvocados (Aapa), en la región de La Pampa.

Este empresario ganadero, manifestó que la historia ya la conocen y no es nueva. Al mismo tiempo, anticipó lo que se viene como resultante de los pactos que se puedan llevar adelante.

Detrás de la medida, hay un comercio que le viene de perilla a los compradores de vacas que van a hacer un pingo de negocio como lo han hecho durante reiteradas veces en el país”, resaltó agregando que cuando se termine de vender la última vaca seca se volverán a instaurar las exportaciones.

En definitiva, más allá del daño que la resolución le generará al país y todos los eslabones de la cadena de ganados y carnes, el productor ganadero es posible que pierda la posibilidad de maniobrar con su esquema productivo, que en ocasiones, pasa por la utilización de estos tipos de animales para poder vivir de forma estable.

“Nosotros tenemos un esquema anual que se basa en retener una parte de las terneras, vendemos los terneros machos en ferias y las vacas que pensamos reponer. Para los que no entienden, no se trata de sobras, sino de parte del negocio. Es decir, contamos con ese porcentaje de venta de vacas secas para poder cerrar el número anual”, dijo.

Aliaga también reconoció que China estaba pagando entre 120 y 125 pesos el kilo de vaca buena, y con la medida el valor se viene derrumbando entre 10 y 20 pesos, con la condicionante de que en cualquier feria de La Pampa y otras regiones del país, hoy este animal se comenzó a pagar entre 70 y 85 pesos.

Este problema, que ha comenzado a dar vueltas por todas las zonas ganaderas, poco a poco va demostrando el tenor de la pérdida.

En La Pampa, una región que cuenta con 1,15 millón de vientres, y el nivel de preñez alcanza el 70%, la ecuación que vienen haciendo los productores indica que quedan por año cerca 300 mil vacas sin terneros en su panza.

“De todo esto, alrededor de 200 mil salen a la venta en ferias o de forma directa a frigoríficos. Son vacas que pesan cerca de 350 kilos, con una pérdida de alrededor de 20 pesos por kilo (tras el anuncio), el resultado indica que los productores pampeanos llegarán a perder 2.000 millones de pesos”, resumió Aliaga comparando el dato con una coyuntura más real que sería la imposibilidad de contar con este recurso para comprar 20 millones de vacunas contra el coronavirus.

Esta semana, los productores sumaron al reclamo la duda. Muchos afirmaron que ven intenciones muy oscuras de negocios de muy pocos, para apropiarse de la renta de un gran números de actores que tiene la actividad pecuaria.

Cabe destacar que Argentina forma parte de los principales exportadores de carne en el mundo, junto a EE.UU., Brasil, India, Canadá, Australia y Uruguay.

Durante el último año, el problema del aumento de los cortes vacunos en el mercado interno, sólo se ha registrado en nuestro país, a diferencia de las otras naciones.

De igual forma, los valores comparativos del ganado en pie para faena en la región marcan (a mayo 2021) en Uruguay alrededor de 1,92 dólares por kilo y en Brasil U$S 1,77. En nuestro país al tipo de cambio libre está en un nivel inferior, de 1,20 por kilo.

Los analistas consideran, que la mayor exportación no debiera ser un factor de incremento de los precios para los cortes más populares, ya que en su mayor parte se exportan vacas para conserva y manufactura, una mercadería que los argentinos no consumen, y cortes sin hueso de alto precio, dejando el asado, el vacío y otros de predilección local para abastecer el mercado interno. Sólo se exporta el 20% de la producción dejando un 80% en el mercado local.

Ahí está la gran duda y dificultad de interpretación y acción para resolver el problema, en una cadena que emplea a 1 de cada 10 argentinos y aporta al país 2.700 millones de dólares anuales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS