Territorio

Una propuesta para repoblar la zona rural en Santa Fe

La asociación santafesina Cria presentó un plan para crear dos cooperativas, como unidades demostrativas para fomentar el arraigo que incluye a 20 familias en predios de ciudad de Santa Fe y Colonia Iturraspe

Lunes 30 de Agosto de 2021

La asociación civil para la gestación de “Comunidades Rurales Integrales con Arraigo” (Cria), entidad nacida recientemente en Santa Fe, participa con un proyecto propio en la convocatoria nacional para el “Desarrollo Armónico con Equilibrio Territorial”, impulsada por el Consejo Económico y Social con la finalidad de fortalecer el desarrollo en localidades pequeñas y medianas, y promover la diversificación productiva. La intención es crear dos cooperativas, como unidades demostrativas a replicar, para fomentar el arraigo rural.

El horizonte de Cria es mitigar la pobreza, la falta de trabajo y la descongestión de los barrios periféricos densamente poblados de las grandes ciudades –como Rosario y Santa Fe-, mediante el arraigo rural a partir del trabajo cooperativo.

Según contó a Agroclave el presidente de la asociación, Vicente Costanza, “se trata de generar pequeñas comunidades en el campo, en donde se comparta parte de la tenencia de la tierra o el trabajo, o ambas”.

Está más cercana a la idea de armar una suerte de nueva comunidad que de un emprendimiento productivo. “Es una solución que proponemos para repoblar el campo e ir despoblando los barrios marginales de las grandes ciudades”, indicó.

Cria es la experiencia de vida de sus socios, todos vinculados al manejo de los recursos naturales y a la interacción entre lo urbano y lo rural, algunos al trabajo social, varios desde hace más de 40 años. La asociación comparte su orientación con los objetivos centrales de la convocatoria al desarrollo armónico, y se creó porque proponen enfocar la temática de la repoblación rural con un énfasis medular en el “asociativismo y la convivencia”, expresaron los referentes de la entidad local.

“Pensamos llevarlo a cabo a través de presentaciones a convocatorias a proyectos tanto municipales como provinciales, nacionales e internacionales. Recientemente lo presentamos en la de desarrollo armónico, que lanzó el gobierno de la Nación el 22 de julio”, contó Costanza.

Con la provincia, por ejemplo, pretenden desarrollar una prueba piloto en un campo cercano a la ciudad de Santa Fe, en Monte Vera. Tienen la esperanza de que se reglamente la ley de agricultura familiar. “Es una deuda pendiente que tienen todos los gobiernos y que permitiría generar un banco de tierras”, puntualizó el presidente de Cria y añadió: “Esto habilitaría cerca de seis millones de hectáreas, lo cual es un buen incentivo para tener preparados proyectos que se puedan ubicar en esos terrenos”.

Desde Cria, también creen que se puede avanzar con la compra de parcelas, arrendar pedazos de tierra con aportes internacionales o de personas que tengan interés en generar estas nuevas comunidades. “A nivel global hay un movimiento importante en este sentido y nos enfocamos mucho en esa mirada. Estamos abiertos a escuchar propuestas. Estamos seguros de que esta es una solución”, aseveró el presidente.

Más que una idea, un horizonte

Cria propone la repoblación paulatina del campo siguiendo un esquema comunitario de organización del trabajo rural y afincamiento en el territorio, de pequeña escala y factible de ser replicado en muchas partes del país. “El verdadero cooperativismo nos brinda el eje sobre el que se puede empezar a construir firmemente”, afirmaron.

El objetivo buscado por los 18 integrantes de la asociación, es demostrar la factibilidad del manejo cooperativo de la tierra, apropiado para el arraigo comunitario sustentable en predios rurales, mediante el esfuerzo compartido y organizado de grupos de familias provenientes de las zonas densamente pobladas.

Para eso, sostienen, es crucial comprender el enfoque cooperativo del trabajo, en coexistencia con el respeto por la individualidad de todos los participantes y familias. Se trata de la formación de una verdadera comunidad, en la que cada cual pone lo mejor de sí y trata de superar su individualismo competitivo.

En cuanto a la cantidad de personas beneficiadas, el proyecto de Cria presentado en la convocatoria nacional, habla de aproximadamente 20 familias, unas 80 personas en total, lo que supone trabajo genuino para al menos 40 adultos integrantes de dichas familias, en dos unidades demostrativas, ubicadas en un predio en la ciudad de Santa Fe y en Colonia Iturraspe.

“No se piensa incorporar asalariados en esta etapa demostrativa, donde se desarrollará el trabajo autónomo en cooperativas democráticas, con distribución equitativa del trabajo y las ganancias”, sostienen.

La iniciativa del gobierno nacional (convocatoria “Desarrollo Armónico con Equilibrio Territorial”) busca identificar y poner en ejecución ideas innovadoras que surjan de la sociedad, que tengan alto impacto y contribuyan a la concreción de proyectos sostenibles, escalables, que demuestren la madurez necesaria para atraer población económicamente activa y fortalezcan el arraigo.

“Esperamos tener una recepción positiva por parte de las autoridades de la convocatoria para el Desarrollo Armónico, para afianzar un modelo productivo autosustentable para grupos familiares, mayormente desempleados, o con empleos de baja calidad”, auguraron los integrantes de la asociación.

Proyectos similares

La Fundación Es Vicis, y su programa “Bienvenidos a mi Pueblo”, firmó recientemente un convenio con el Centro Regional para el Desarrollo del Sur Santafesino, para poblar cinco localidades santafesinas que se plegaron al programa -Cafferata, Carmen, Labordeboy, Maggiolo y San Eduardo.

Al respecto, Constanza reconoció que hay cierta similitud aunque con algunas diferencias. “Su iniciativa apunta más a una vida semiurbana, es decir, convocar a gente que tenga propuestas del tipo de emprendedurismo ciudadano, artesanal, mientras que nosotros aspiramos a irnos más al campo y formar nuevas comunidades”.

El programa de repoblación sostenible y planificada de localidades rurales, “Bienvenidos a mi Pueblo”, forma parte de estas propuestas de desarrollo local ya que permiten generar empleo y arraigo, y mayor dinamismo local.

Desde la fundación Es Vicis sostienen que “el antecedente de esta iniciativa fue llevado adelante en cooperación público privada, en Colonia Belgrano, Santa Fe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS