La guerra en Europa y la sequía siembran incertidumbre para 2023

Economistas de la Bolsa de Rosario analizan el año comercial que se viene. El costo de los insumos y el fenómeno climático "La Niña" amenazan con provocar una caída de casi u$s 4.000 millones en las exportaciones frente a 2021/22
8 de enero 2023 · 06:00hs

La producción de granos para el 2023 presenta un panorama complejo. La falta de humedad en los suelos y el aumento en el costo de los fertilizantes hace caer la superficie sembrada en la nueva campaña y augura la producción de granos más baja en 5 años.

Un estudio elaborado por Francisco Rubies, Tomás Rodriguez Zurro y Emilce Terré, de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), analiza las proyecciones de producción e ingreso de divisas para este año.

Las bajas se anotaron en pesca, agricultura y ganadería e intermediación financiera

La sequía impactó en la actividad económica

Toda la geografia santafesina sufre por falta de lluvias

La sustentabilidad como eje de la asistencia agropecuaria

Estiman para la campaña 2022/23 una cobertura de siembra total de 39,3 millones de hectáreas entre cereales y oleaginosas, un 2% menos que el año anterior. Combinado con rindes más ajustados ante la falta de agua, ello resultaría en una producción total de 117,7 millones de toneladas, la más baja desde la campaña 2017/18, ceñida también por una fuerte sequía.

En el desagregado, la superficie sembrada con oleaginosas subió 6%, aunque por las limitaciones a la productividad la cosecha aumentaría apenas un 2%, a 49,3 millones de toneladas. Respecto de los cereales, se prevé una caída del 9% en el área sembrada del 9% y del 20% en la producción. En cifras absolutas, las coberturas con cereales cederían 1,8 millón de hectáreas. La combinación de menor superficie y rindes ajustados dejaría la producción en 68,4 millones de toneladas.

De cumplirse las consideraciones del departamento de investigación de la Bolsa, ambas campañas compartirán la misma consecuencia: complicar las expectativas macroeconómicas del gobierno. Los resultados de la campaña y su desempeño exportador en 2017/2018, trajeron trastornos en la provisión de reservas del Banco Central, que agravaron la crisis transitada por la gestión Cambiemos. Hoy día, el riesgo latente de una mala performance impactando sobre las reservas del Banco Central alarma al gobierno en general y al Ministerio de Economía en particular.

Por otra parte, los consumos de semillas y el uso de granos como alimento forrajero se verán lastimados en un 4% por debajo de la campaña 2021/22.

Los malos augurios pueblan toda la cadena productiva del sector, con excepción del eslabón industrial. La absorción destinada a la producción de aceite a partir de las semillas oleaginosas como la molinería de cereales se mantendría mayormente estable, cediendo apenas un 1%. La reinstalación de los incentivos a la industrialización sojera prioriza la agregación de valor en la cadena oleaginosa y permiten a la industria aceitera sostenerse relativamente en mejores niveles que los despachos de granos sin agregado de valor. Del lado de los cereales, las industrias que más sufrirían la caída de la producción serían particularmente trigo y maíz.

La menor producción, implica de forma directa una caída en la proyección de los envíos de granos y derivados argentinos al exterior, en términos de volumen, para el próximo año. De acuerdo a las estimaciones preliminares realizadas por la Bolsa de Comercio de Rosario, la exportación de los principales productos del agro arrojaron cerca de 82 millones de toneladas en el ciclo 2022/23.

Si el número no habla por sí mismo, lo hará el efecto comparativo. El promedio de exportación para los complejos de granos cereales y oleaginosos en los últimos 10 años, es de 86,2 millones de toneladas, según informan de Rosario Tomás Rodríguez Zurro y Julio Calzada, según otro estudio publicado en el Informativo Semanal de la Bolsa.

Así el volumen estimado para la campaña 2022/2023 queda sensiblemente por debajo de aquel promedio. La diferencia es mayor aún si la comparación se realiza con las últimas cuatro campañas, en las que los tonelajes se ubicaron por encima de los 96,1 millones de toneladas.

Por un lado, en el invierno del 2022 se extendió el pulso seco y la gran mayoría de los cereales de estación no recibieron suficiente agua. El recurso fue escaso en los momentos críticos de llenado de grano. Sobre ello, las heladas tardías que promediaron en buena parte del territorio nacional terminaron de dar el golpe de gracias.

Para los cultivos de verano la incertidumbre comienza a vestirse de realidad. La primavera de este año dejó lluvias por debajo de lo normal. Con un tercer año consecutivo del fenómeno La Niña a cuestas, los cultivos presentan graves dificultades. Razón por la cual, el maíz tardío se convirtió en una oferta más que seductora para los productores. El problema es que el cereal sembrado en esta fecha posee un rinde potencial bastante por debajo que el temprano. Al desesperanzador escenario se le suman las proyecciones climáticas negativas ya que existen altas probabilidades de que la falta de lluvias se mantenga en el primer trimestre. Por tanto, el patrón seco podría continuar hasta febrero.

Embed

La yuxtaposición de malos pronósticos climáticos para potenciar los rindes, mayores costos de los insumos e incertidumbre sobre el futuro del comercio internacional que estarán vigente en el mediano plazo, acabó por romper la tendencia que se venía registrando en los últimos 6 años. Epílogo consecuente: el área de intención de siembra de soja para la campaña 2022/23 ha aumentado, mientras que la del maíz se ve disminuida.

Con las expectativas a la baja sobre la actual campaña vienen las elucubraciones sobre la liquidación de divisas que ello encarna. Si bien el 2022 cerró con un récord exportador histórico para el sector con exportaciones efectivas cerca de los u$s 41.500 millones, superando el récord de u$s 38.000 millones en 2021, los precios y volúmenes esperados para el 2023 arrojan una proyección de exportaciones por u$s 37.500 millones, casi u$s 4.000 millones menos de lo estimado para el año que finaliza.

De concretarse las previsiones, en valor exportado, el 2023 alcanzaría despachos al exterior por debajo de los últimos dos años, pero podría aún así ubicarse por encima de los años previos. Esto se debe a que, a pesar de la considerable caída en los volúmenes proyectados a exportar, los precios de la gran mayoría de los granos y derivados se mantienen por encima de la media histórica.

Aclaración final: la implementación del Programa de Incremento Exportador I y II produjo un descalce entre las exportaciones efectivas y liquidación de divisas que tarde o temprano va a impactar en el desarrollo de las operaciones. Aún así, aquel descalce, es común en el sector pero debe ser tenido en cuenta por las autoridades nacionales.

Es precisamente por esto, que la liquidación de divisas del agro en el 2022 se estima supere los u$s 44.000 millones, por encima de la exportación efectiva del año, de u$s 41.450 millones. El “dólar soja” hizo que parte de los dólares generados por lo que se va a exportar en los primeros meses del 2023 ya hayan ingresado con anterioridad.

Por ello, para el 2023 se prevé que la liquidación de divisas del agro caiga en una magnitud mayor a la caída en las exportaciones efectivas. Para el nuevo año se prevé una liquidación de u$s 33.350 millones del sector, versus u$s37.550 millones de exportaciones.

Ver comentarios

Lo último

Carne: pese a la suba de los últimos días, el precio de la hacienda sigue retrasado

Carne: pese a la suba de los últimos días, el precio de la hacienda sigue retrasado

La sequía impactó en la actividad económica

La sequía impactó en la actividad económica

En los últimos 5 años, se fundaron 115 agtech en Argentina

En los últimos 5 años, se fundaron 115 agtech en Argentina

Dejanos tu comentario
En los últimos 5 años, se fundaron 115 agtech en Argentina

Por Patricia Martino

Negocios y tendencias

En los últimos 5 años, se fundaron 115 agtech en Argentina

Solicitarán modificaciones a la ley provincial de emergencia agropecuaria
Economía

Solicitarán modificaciones a la ley provincial de emergencia agropecuaria

Creció la producción de agroquímicos
Informe sectorial

Creció la producción de agroquímicos

La sustentabilidad como eje de la asistencia agropecuaria

Por Facundo Budassi

Forestación

La sustentabilidad como eje de la asistencia agropecuaria

Los cultivos de servicios calientan motores
Producción

Los cultivos de servicios calientan motores

La retirada de la Niña siembra alivio y esperanza
Crónicas de campaña

La retirada de la Niña siembra alivio y esperanza

Brasil y Argentina estrechan lazos energéticos y productivo
Integración regional

Brasil y Argentina estrechan lazos energéticos y productivo

El comercio intrafirma, clave del negocio agroexportador
Comercio exterior

El comercio intrafirma, clave del negocio agroexportador

Pensó en verde y se lanzó a innovar con cultivos alternativos

Por Azul Martínez Lo Ré

Entrevista

Pensó en verde y se lanzó a innovar con cultivos alternativos

Vuelve la lluvia a la región núcleo y hay probabilidad de granizo

Por Vanessa Balchunas y Jorge Fusco

Clima

Vuelve la lluvia a la región núcleo y hay probabilidad de granizo