El "factor humano" del tambo llega a Rosario

El próximo 1° de septiembre tendrá lugar el Outlook Lechero 2022 en el Complejo Metropolitano. Entre los ejes temáticos que se abordarán en este congreso, se destaca el del capital humano y los equipos de trabajo, un área en la que la lechería tiene mucho por mejorar. Una entrevista con Fernando Preumayr, impulsor del concepto "factor humano" en el negocio lechero.
26 de agosto 2022 · 07:00hs

En el Outlook Lechero 2022, que tendrá lugar el próximo 1° de septiembre en el Centro Metropolitano de Rosario, bajo el lema “Un reencuentro para unir lo mejor de nuestra actividad”, técnicos y expertos de la cadena láctea abordarán una nutrida agenda de temáticas relacionadas al contexto económico, la producción y la eficiencia de procesos, pero también se pondrá especial foco en el “factor humano” en el tambo. Para ello, se convocó al experto que inauguró este concepto dentro del negocio lechero, el Ing. Fernando Preumayr.

En diálogo con Agroclave, Preumayr se presenta como “facilitador de grupos juveniles, asesor de productores, capacitador de personal de campo, profesor del Posgrado en Agronegocios de la Universidad Austral y Líder del proyecto “Factor Humano en Tambo”, de Aacrea.

Karina Trono directora del Instituto de Virología INTA Castelar

Un hito de la ciencia pública que beneficia a toda la lechería

Las pruebas de campo se realizaron en INTA Rafaela

El INTA Rafaela, eslabón clave en el desarrollo del hito argentino en lechería

La importancia de las personas

“Podríamos asegurar sin temor a equivocarnos que no existen dudas acerca de la importancia de las personas, de la gente, de los equipos de trabajo en las empresas. Sin embargo, en la práctica cotidiana no todas las organizaciones ponen el foco en su Capital Humano", asegura Preumayr. "Aún está vigente el término ‘recursos humanos’, el inconsciente traiciona”.

Según este profesor “el contraste se hace evidente cuando analizamos de qué manera son tratadas o consideradas las personas”. En su opinión, los nuevos modelos de negocio, basados en la innovación en sus diferentes formas (proceso, producto, organización) toman tan en cuenta “el capital humano”, que son conscientes del valor que se suma desde las competencias de su gente. “Podríamos decir que es un valor invalorable, sin comparación posible”, explica.

Son los trabajadores del conocimiento, donde la expresión y la comunicación (en este caso aplicada a los equipos de trabajo del tambo) toman un papel protagónico. "Es allí donde vemos la trascendencia de la trama de relaciones y vínculos; la concepción de liderazgos más humanos y cercanos fue una de las conclusiones más frecuentes en los innumerables seminarios y talleres que vivimos en cuarentena detrás de nuestras pantallas en el último tiempo”, reconoce el experto.

“Vimos con cierta unanimidad reflexiones de la necesidad de contar con facilitadores ágiles, con coordinadores/jefes que ‘coacheen’ más y dirijan menos; menos impersonalidad y más cercanía”, ejemplifica Preumayr.

De qué se trata "el factor humano"

Este nuevo concepto que se incorpora a las variables prioritarias que explican el éxito de una empresa tambera, surge de un proyecto interinstitucional, interdisciplinario, de largo plazo y para toda la lechería argentina. Lo que propone es que cada tambo sea una empresa sustentable y atractiva para las personas que forman parte de ella y sus familias. Por eso, tiene como destinatarios a todas las personas que integran las empresas tamberas de Argentina y sus equipos de trabajo.

¿Cómo nace “Factor Humano”? El punto de partida lo constituyó una ‘Encuesta de personal de tambo’ realizada por el grupo Crea Rafaela en el año 2011, a partir de la inquietud de sus miembros por la alta rotación de su gente, lo cual significaba una infranqueable dificultad a la hora de conformar equipos de trabajo. Así, “en 2012, la Región Santa Fe Centro la hizo extensiva a todos los grupos que la integran y con este diagnóstico, la Zona se puso a trabajar y el proyecto ‘Factor Humano en Tambo’ comenzó a gestarse, hasta que en octubre de 2013, demostrando la envergadura de la problemática, se lanzaron las encuestas a nivel nacional en siete regiones, que agrupaban más de 1.100 empleados y 138 empresarios, lo que constituyó el puntapié inicial para un proyecto CREA a nivel país y más tarde, un proyecto interinstitucional de alcance nacional”, cuenta Preumayr.

En base a esos relevamientos sobre el bienestar y las expectativas del personal, se comenzó desde los Crea y el asesoramiento de Preumayr, a informar, instruir y acompañar en la efectiva aplicación de las ‘Mejores Prácticas de Manejo y Condiciones para el Trabajo en el Tambo’, con una visión integral de cada persona, promoviendo su desarrollo laboral, personal y familiar.

El desafío de los equipos de trabajo

Las personas son el centro y el corazón de cualquier actividad, y desde el productor/empresario, pasando por todo su equipo de trabajo, pareciera que la gran preocupación siempre son los temas técnicos, lo cual es lógico, porque eso es lo que nos hace sacar adelante la actividad, pero si perdemos de vista el rol de las personas, el tiempo y la energía que debemos dedicarles, creo que nos quedamos un poco a mitad de camino”, reconoce el Ing. Preumayr.

reunión con productores.jpg

En este sentido, el experto ratifica que “Factor humano” abarca no sólo al personal sino también al productor, su familia y a los encargados del tambo; la gente que está en el área operativa, el ordeñador, el vaquero, el guachero, el tractorista; es decir, “todas las personas que forman parte de los equipos de trabajo de cualquier explotación lechera”.

Como se sabe, y más aún en el tambo, es difícil conseguir personas dispuestas a trabajar en una actividad tan demandante y que requiere capacitación, pero Preumayr lo analiza particularmente. “Es el gran comentario habitual que escucho hace décadas por parte de los productores. Lo que uno tiene que pensar, es que cualquier persona que quiera trabajar en un tambo quiere que sea un trabajo digno, con buena calidad de vida, alta calidad de trabajo. Hay que hacer todo lo posible dentro de lo que uno pueda manejar para que haya buenas condiciones laborales en las instalaciones y las herramientas. Que haya una buena vivienda, con acceso a lo que cualquier persona quiere tener en su ámbito laboral. Si pensamos en el tambo como una actividad de 365 días, 24x7, sin descanso, sin espacio para el esparcimiento, lo convertimos en un castigo, no en una oportunidad. Entonces la gente joven, con mucho criterio, dice yo prefiero irme a un pueblo, prefiero hacer otra cosa, no quiero esa vida para mí y mis hijos”, detalla crudamente Preumayr, quien asiste a las empresas y grupos de productores en esta concientización hacia un cambio en la visión del trabajo.

Las nuevas tecnologías

En los últimos tiempos, los tambos de las principales cuencas lecheras se están enfocando en mejorar su productividad a través de la incorporación de nuevas tecnologías, de la mano de la robótica y sistemas intensivos de alta inversión. He aquí una de las llaves para aprovechar este impulso hacia un nuevo paradigma, y motivar a las personas a trabajar en los tambos.

Yo creo que es una alternativa para que el trabajo más duro que es el ordeñe, sea reemplazados por estos sistemas tecnológicos. Hay que hacer todo el análisis de conveniencia, de rentabilidad y demás para ver si eso conviene, pero entiendo que algunos ya lo han puesto en marcha por una cuestión de supervivencia de la empresa, desde el punto de vista de atraer a las nuevas generaciones con mejores condiciones laborales, haciendo este trabajo un poco más atractivo”, admite Preumayr. “Y por otro lado, veo que eso renueva el espíritu de un proyecto familiar o empresarial porque estos sistemas entran como una forma de estímulo a quedarse en el campo. Es decir, si no tienen proyecto las empresas se mueren”, afirma el consultor.

En el Outlook Lechero, los productores tendrá la posibilidad de escuchar a Fernando Preumayr en el abordaje de esta problemática y sus eventuales soluciones, y acceder a las técnicas y protocolos que se aplican en cada caso. “La gran disyuntiva es como generar ilusión en un contexto tan complejo, alrededor de la actividad lechera o de cualquier otra, en contextos tan difíciles y donde resulta tan arduo salir adelante y mirar el vaso medio lleno”, promete el profesor.

Ver comentarios

Lo último

Soja por maíz, la ecuación que terminó modificando el clima

Soja por maíz, la ecuación que terminó modificando el clima

En cerrada votación, reeligieron a Achetoni como presidente de Federación Agraria

En cerrada votación, reeligieron a Achetoni como presidente de Federación Agraria

Sorgo, maíz y girasol: una convivencia sinérgica

Sorgo, maíz y girasol: una convivencia "sinérgica"

Dejanos tu comentario
El sector agropecuario ante una oportunidad histórica
Congreso Crea 2022

El sector agropecuario ante una oportunidad histórica

Pasto forrajero desplazaría a leguminosas de pasturas

Por Pablo A. Roset (SLT-FAUBA)

Investigación

Pasto forrajero desplazaría a leguminosas de pasturas

Eaeapepe, la semana del agro en clave Balá
Newsletter

Eaeapepe, la semana del agro en clave Balá

Bahillo ratificó que el dólar soja finaliza a fin de mes

Por Sandra Cicaré

Actualidad

Bahillo ratificó que el dólar soja finaliza a fin de mes

Un hito de la ciencia pública que beneficia a toda la lechería

Por Gustavo G. Gigena

Ciencia

Un hito de la ciencia pública que beneficia a toda la lechería

Una interna en el oficialismo picó el congreso de la Federación Agraria
Gremiales

Una interna en el oficialismo picó el congreso de la Federación Agraria

El INTA Rafaela, eslabón clave en el desarrollo del hito argentino en lechería

Por Gustavo G. Gigena

Lechería

El INTA Rafaela, eslabón clave en el desarrollo del hito argentino en lechería

La cadena de la soja está operando muy por debajo de su potencial
Acsoja 2022

"La cadena de la soja está operando muy por debajo de su potencial"

El Congreso de la Federación Agraria se suspendió por una interna entre productores
Rosario

El Congreso de la Federación Agraria se suspendió por una interna entre productores

Las lluvias no alcanzaron y la producción de trigo será la más baja en siete años
Producción

Las lluvias no alcanzaron y la producción de trigo será la más baja en siete años