"A suelo abierto", operación delicada pero urgente

El encuentro anual de la siembra directa volvió en forma presencial a Rosario. El cuidado del suelo y los desafíos de una nueva agricultura fueron los ejes centrales
13 de agosto 2022 · 08:00hs

¿Qué es la salud del suelo y por qué es tan importante? ¿Cómo es el estado global de la salud del suelo y cómo podemos contribuir para regenerarla? ¿Qué pasa en Argentina? ¿Qué es la agricultura siempre verde y cuáles son sus beneficios?

Estos fueron algunos de los interrogantes que se presentaron durante el 30ª congreso de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), el mega encuentro anual de la entidad que reúne a productores, académicos, científicos y empresas del sector que este año volvió a realizarse en forma presencial en Rosario y tuvo como consigna principal “A suelo abierto”, un lema que parafrasea la frase utilizada para citar una operación vital como es la de “a corazón abierto”.

“En casi todos los casos, las coberturas implican una ganancia frente al barbecho tradicional”, dijo la investigadora Julieta Rojas.

Stock de carbono: una ganancia para el ecosistema agrícola

El uso del suelo y las prácticas que se llevan adelante están poniendo en jaque al sistema productivo y la vida misma en todo el Planeta. Los máximos referentes del sector reflexionaron sobre cómo se llegó al momento de tener que enfrentar algo similar a una intervención quirúrgica tan comprometida. Los profesionales que llevan adelante la “operación” sostiene que el resultado puede ser satisfactorio. Eso sí, tal vez el período de recuperación del paciente, en este caso el suelo, lleve tiempo.

La entidad creada hace 33 años para promover la siembra sin labranza está convencida de que hay que reorientar las acciones para que todos los actores involucrados en la actividad agropecuaria comprendan que el suelo es un recurso no renovable y que hay que conocer y cuidarlo como algo clave para la producción y “para la vida”, tal como lo subrayó David Roggero, presidente de Aapresid, durante la apertura oficial del encuentro que se llevó a cabo del miércoles al viernes pasado en el salón Metropolitano y también debatió sobre el desarrollo de la producción volcada a eliminar la huella de carbono, la bioeconomía, la generación de energía a partir de biomasa, la biotecnología y el emergente mercado de los bioinsumos.

“Les vamos a proponer adentrarnos en esa aventura de abrir algo muy delicado e indispensable para la vida con el fin de cuidarlo, jamás para dañarlo, siendo conscientes que sin él la vida es inviable”, resaltó el directivo, un llamado que llega en un momento clave, cuando la proliferación de malezas resistentes a los agroquímicos más usados, induce a muchos productores a volver a prácticas, aunque sea parciales, de labranza.

Roggero explicó que “en cada situación cercana a la labranza se desencadenan procesos químicos, físicos y biológicos que a veces pueden aparentar brindar una ventaja de corto plazo pero que finalmente provocan el colapso de esa obra de arte que es el suelo y la vida que tiene bajo sus superficie”. Esta degradación, advirtió, se transforma, además, en dióxido de carbono, que “en cantidades excesivas”, agrava el “efecto invernadero”.

En ese sentido, llamó a enfrentar los desafíos que presentan a la producción las malezas, la densificación y el aumento de los costos, con “adecuadas rotaciones”, nutrición y manejo integrado de plagas. “Esta agricultura siempre verde nos permite, entre otras cosas, alimentar a los millones de microorganismos que viven debajo de la superficie cumpliendo ese rol indelegable de poner los nutrientes a disposición de las plantas”, dijo en el congreso que tuvo más de 6 mil participantes, entre asistentes presenciales y virtuales.

Roggero subrayó que “la humanidad hoy exige ser cada día más cuidadoso con el medio ambiente” y aseguró que estamos juntos con las empresas y la ciencia recorriendo ese camino”.

Sistema holístico

Durante el panel “A suelo abierto: aspectos fundamentales de salud de suelo en Argentina” los especialistas Rodolfo Gil, director del “Sistema de chacras” de Aapresid y experto en conservación y manejo de suelos de Inta; ingeniero agrónomo Mario Castiglioni, profesor de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba); y el ingeniero agrónomo, Alejandro Costantini, doctor en ciencia del suelo, brindaron un exhaustivo detalle sobre el estado de situación actual y propusieron los ejes a seguir.

Gil planteó porqué es tan importante la salud del suelo y explicó que es porque sostiene la vida, la biodiversidad, el hábitat y es reservorio de genes, reservorio de carbono, almacén de agua y nutrientes, sostiene la producción, es filtro de contaminantes y es el ambiente físico y cultural de la humanidad. En suma, resaltó que “su degradación pone en riesgo la vida misma”.

>> Leer más: La salud del suelo como garantía de la seguridad alimentaria global

Como dato alentador indicó que Argentina está en una de las regiones productivas más importantes del globo, acompañada por Estados Unidos y la actual zona de conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, pero advirtió que muchas veces no se toma en cuenta que la mayor superficie del país es semiárido.

“En Argentina somos algo soberbios, tenemos los mejores suelos del Planeta. Pero Argentina más allá de su riqueza es un país semiárido. El carbono y el uso eficiente del agua sostiene la capacidad productiva y a pesar del asombroso crecimiento tecnológico y del avance de conocimiento hemos sobre simplificado un sistema que tiene una complejidad natural”, subrayó y agregó que así es que apareció materia orgánica con una estructura de compactación, erosión, ascenso de napas, contaminación, salinización, resistencia a malezas.

Un cambio cultural

Gil recordó que la implementación de la siembra directa (SD) implicó un cambio cultural que llevó más de 40 años. “Pudimos mostrar que no había razón científica para arar y se impuso la siembra directa como práctica. Lamentablemente hoy nos está preocupando que casi estamos volviendo al sistema anterior. Eso porque no entendimos lo que significa la siembra directa como sistema holístico”, puntualizó sobre esta forma de producción que tiene cuatro grandes ejes: intensificación, rotación, diversificación e integración.

El experto en conservación y manejo de suelos de Inta indicó que “el éxito de la SD pasa porque este permanentemente cubierta, que no haya laboreo, y siempre actividad biológica”. En ese sentido, subrayó que “todo redunda en un mejor balance de radiación y temperatura, balance de agua y balance de nutrientes”.

Así, explicó que mientras que la agricultura tradicional modifica el ambiente, fundamentalmente el suelo y por ende la planta y su potencial de rendimiento, con la agricultura sostenible hay una adaptación de la la planta y la tecnología al ambiente, todo basado en tecnología de procesos, de estrategias.

“Vivimos en la era del conocimiento y es necesario seguir invirtiendo esfuerzos para generar más conocimiento sobre el suelo y su entorno. Pero mucho más necesario es educar y concientizar para que los conocimientos sean aplicados, bajo una mirada sistémica y productiva, comprendiendo los procesos que intervienen, con sus causas y efectos consecuentes”, subrayó Gil e invitó a fomentar una formación efectiva, aprendiendo produciendo, en red con la participación de productores que tienen su saber empírico junto al conocimiento científico, empresas e instituciones en un marco de acuerdos colectivos.

En rigor, manifestó: “Necesitamos desarrollar ciertas acciones, no manejamos un suelo, manejamos un suelo, cultivo y ambiente que todo funciona en forma conjunta. Debemos trasmitir desde la pequeña edad. También debemos trabajar desde el profesionalismo, para gestionar el conocimiento. Mirar más allá de lo que vemos”.

Efectos

Castiglione puso los números sobre la mesa. Reseño que mientras que desde 1986 a 1990 la superficie de Argentina afectada por la erosión hídrica aumentó 5% mientras que la erosión eólica un 8% y entre 1990 y 2015 subieron 4,6% y 2%, respectivamente. En tanto la superficie afectada por erosión moderada en el primer período se incrementó 5% y en el segundo 7% y por erosión severa o grave se ubicó en 7% y 0,3%, respectivamente.

“El 80% de la superficie con erosión de Argentina se explica por lo que sucede en 10 provincias, 5 de las cuales corresponde a la región Pampeana”, indicó el profesor de la Fauba precisó que el 66% de la superficie del país presenta clima árido o semiárido y por eso destacó la importancia del manejo de la producción.

Es que el mayor uso de agroquímicos, la tendencias a aumentar la concentración de los lotes, la concentración de animales en poca superficie, y las maquinas más pesadas cambiaron muchas situaciones. La SD logró avances importantes pero el comportamiento físico de los suelos tiene sus particularidades. Por eso recomendó sucesiones de cultivos más diversificadas, incorporación de cultivos de cobertura, uso de especies con raíces abundantes y profundas, utilización de enmiendas orgánicas, alternancia de agricultura y ganadería y rotación de especies perennes.

El efecto sobre las propiedades físicas edáficas es muy bueno con SD pero es superior con SD y cultivos de cobertura, más superior aún con SD, cultivo de cobertura y enmiendas y mucho mejor con SD, cultivos de cobertura, enmiendas y otros planteos.

Una de las opciones que planteó como rotación fue en el primer año barbecho y soja y en el segundo trigo y soja. Otra opción es cebada y soja y después trigo y soja. La tercera alternativa que planteó Castiglione es forrajeras, maíz y el año siguiente trigo y soja. En ese sentido dijo que la secuencia con mayor diversidad de especies presentó superior biomasa en pie, más restos vegetales, mayor PH, más diversidad y actividad metabólica y microbiana y un impacto en el perfil metabólico funcional y en la diversidad de las comunidades microbianas heterótrofas del suelo.

Un medio complejo

A su turno, Costantini destacó que el suelo es un medio complejo en donde suceden muchísimas reacciones y recordó que lejos quedó el concepto que estudió en los 80 que hablaba de que el factor de producción tierra no se deteriora en el tiempo. “El concepto quedó superado por que el suelo es un recurso natural no renovable”, enfatizó.

El especialista apuntó que “la calidad del suelo es la capacidad que tiene este cuerpo de funcionar con su ecosistema y su uso, sustentando la productividad biológica, la calidad del ambiente y la salud de las plantas y población humana” y trajo el concepto de la FAO sobre funciones del suelo que habla de que aportan servicios ecosistémicos que permiten la vida en la Tierra, contra la versión de los 80 que primaba y consideraba al suelo como un sustrato para producir carnes, fibras y granos.

“Un sistema manejado de manera integral nos va a dar más cantidad de raíces, con más carbono capturado en el suelo contra un sistema convencional que va hacer lo contrario”, subrayó ante el atento auditorio, frente al que no dejo de remarcar que “el suelo es complejo” y hay una interfase entre lo físico, químico y biológico y de esta interfase va a salir la salud del suelo.

Ver comentarios

Lo último

Tras las lluvias, la primavera llega con gran amplitud térmica y heladas tardías

Tras las lluvias, la primavera llega con gran amplitud térmica y heladas tardías

De la mano del dólar soja, el agro liquidó u$s 5130 millones este mes y el gobierno superó su meta

De la mano del dólar soja, el agro liquidó u$s 5130 millones este mes y el gobierno superó su meta

Las lluvias no alcanzaron y la producción de trigo será la más baja en siete años

Las lluvias no alcanzaron y la producción de trigo será la más baja en siete años

Dejanos tu comentario
Tras las lluvias, la primavera llega con gran amplitud térmica y heladas tardías

Por Vanessa Balchunas y Jorge Fusco

Clima

Tras las lluvias, la primavera llega con gran amplitud térmica y heladas tardías

Dólar soja: los productores podrán comprar divisas
Mercados

Dólar soja: los productores podrán comprar divisas

Crearon un bioestimulante para soja a partir de bacterias de un salar
Biotecnología

Crearon un bioestimulante para soja a partir de bacterias de un salar

Investigadores del INTA desarrollaron la primera cepa vacunal contra la leucosis bovina
Ciencia

Investigadores del INTA desarrollaron la primera cepa vacunal contra la leucosis bovina

El Banco Central prohíbe comprar divisas al precio oficial a productores que liquidaron a dólar soja
Economía

El Banco Central prohíbe comprar divisas al precio oficial a productores que liquidaron a "dólar soja"

Dólar soja: productores ya vendieron casi 8 millones de toneladas de granos
Agroindustria

Dólar soja: productores ya vendieron casi 8 millones de toneladas de granos

La entidad educativa que apuesta a agregar valor en origen a los productos agroecológicos

Por Iván Garbulsky

Santa Fe profunda

La entidad educativa que apuesta a agregar valor en origen a los productos agroecológicos

Empresa santafesina invirtió u$s 12 millones para fabricar enzimas
Biotecnología

Empresa santafesina invirtió u$s 12 millones para fabricar enzimas

La exportación láctea, en su mejor año desde 2014
Lechería

La exportación láctea, en su mejor año desde 2014

Cultivos del servicios: ¿Cuál es el mejor momento para secar?
Agricultura

Cultivos del servicios: ¿Cuál es el mejor momento para secar?