Agroclave

Innovación: la estrategia para impulsar la lechería argentina

Durante el IV Congreso de Innovación Láctea se expuso un variado menú de soluciones tecnológicas para potenciar la producción con calidad y sanidad

Sábado 28 de Noviembre de 2020

La lechería se está transformando, muchos ya dieron el gran paso, otros están en proceso. Lo cierto es que la innovación y la tecnología también brindan soluciones para potenciar la producción de las emblemáticas vacas en blanco y negro de Argentina. Durante el Congreso Internacional de Innovación Láctea 2020 se presentaron experiencias de primer nivel que mostraron todo el potencial del sector, y los desafíos que tiene por delante esta tradicional actividad, muchas veces muy castigada por los vaivenes de la economía.

Frente a la transformación que se aceleró este caótico año de pandemia, más veloz en algunos rubros que otros, la lechería se encuentra frente a una oportunidad muy grande. Encarar cuestiones vinculadas a la parte productiva o gerencial son clave. Las opciones son variadas: desde implementar robots para el ordeñe hasta sumar la industrialización de productos lacteos premium o incorporar tecnología para el monitoreo de la salud, nutrición y reproducción animal o para combatir infecciones bacterianas o sumar una plataforma digital para el monitoreo de terneros y tecnología para el tratamiento de mastitis o para la digitalización y la trazabilidad del ganado son algunas de las opciones.

El Congreso Internacional de Innovación Láctea conectó a los diversos actores relacionados con la cadena: productores, grandes empresas, pymes, emprendedores tecnológicos, profesionales, técnicos y consumidores e inspirar y brindar nuevas herramientas en materia de innovación, economía sustentable y comunicación estratégica para el sector fueron el leitmotiv del encuentro.

Con la organización de la Bolsa de Comercio de Rosario, Adecoagro, el Banco de Alimentos Rosario (BAR) y Grupo  Chiavassa, la IV edición del Congreso Internacional de Innovación Láctea 2020 (CIIL) se realizó bajo la modalidad virtual, y esta nueva era de congresos on line permitió contar con la participación de un amplio menú de expositores de diferentes latitudes.

“El 2020 va a ser un año que nunca nos vamos a olvidar. Junto con Adecoagro compartimos una visión innovadora y encontramos en la BCR un espacio que nos permite potenciarlo. Hoy en día, BCR Innova fomenta la innovación y promueve el intercambio de ideas y la sinergia entre diferentes actores”, destacó Cristian Chiavassa, luego de agradecer a los que hicieron posible la realización del congreso, que a partir del dinero aportado por sponsors permitirá donar leche envasada a comedores escolares y sociales con los que colabora el BAR.

A su turno, Ernesto Pitalugga, gerente de Adecoagro, reflexionó sobre cuál es el camino para el crecimiento de la cadena láctea, tras un año tan particular como el 2020. “Como productores de alimentos tenemos la responsabilidad de producir cada vez más y mejor y para eso sirven mucho este tipo de ideas innovadoras”, señaló.

El ministro de la Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna, destacó que “el gran desafío para la lechería argentina y santafesina es el crecimiento en todas sus etapas: en la producción primaria, en los procesos industriales y la inteligencia comercial”. En ese sentido, apuntó que “cuando hablamos de inteligencia comercial hablamos de una lechería en expansión y fuertemente exportadora”.

El ministro explicó que para transitar ese camino la tecnología y la innovación es clave y “se necesitan parámetros de calidad y sanidad muy claros, relacionados con el rodeo lechero, de la leche en la producción primaria, con todos los controles bacteriológicos y de células somáticas y con los esquemas de desinfección durante el proceso de ordeñe, etc”.

Pensando en el crecimiento del sector, aseguró: “Es fundamental poder generar una materia prima de alta calidad, porque en la medida que tengamos esa materia prima sin lugar a dudas vamos a lograr el objetivo de tener un producto terminado de altísima calidad y altamente competitivo en los mercados internacionales”.

Por su parte, Daniel Nasini, presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, resaltó la importancia de contar con mecanismos innovadores en todas las eslabones de la cadena: desde su producción en el tambo hasta la presentación en las góndolas, para ser puestos a disposición de los millones de consumidores y familias, que se alimentan de productos lácteos y sus derivados en forma diaria, pasando por supuesto, por las etapas de industrialización y comercialización. “Un capítulo aparte merece la innovación en genética, que incide en la eficiencia productiva de los animales en el tambo”, reflexionó durante la apertura del Congreso Internacional de Innovación Láctea que se trasmitió por Zoom con una dinámica virtual muy fluida.

agro-03_LC_76688285__26-11-2020__0x0.jpg

Cepa local

María Pía Bonamico, del establecimiento Imbo, arrancó contando la primera experiencia en el panel “Casos de éxitos”. Esta empresa familiar con base en la localidad cordobesa de Adelia María logró transformarse gracias a la implementación de herramientas de gestión que permitieron a cada integrante de la familia desarrollarse en la empresa en el área con más potencialidades, según sus intereses.

Imbo tiene actividades integradas: confección de forraje, con dos picadoras Class propias y de terceros; agricultura en 1.800 ha. de maíz, soja, trigo y avena en 30% de superficie propia, y el tambo cuenta con 660 vacas de ordeñe que producen 34 litros diarios por animal, el 50% se trabaja con compost barn con ordeñe voluntario con seis VMS con diseño modular de dos alas y 50% dry lot con ordeñe mecánico tradicional.

“Estamos convencidos de lograr el bienestar para los animales, los suelos y las personas que trabajamos en la empresa y la sociedad en su conjunto”, señaló Bonamico tras contar que recientemente firmaron un convenio con la Universidad Nacional de Córdoba (Unac) para trabajar en trazabilidad con blockchain .

agro-02-01_LC_76688287__26-11-2020__0x0.jpg

La robótica aplicada

Agrícola Ancali es una empresa chilena de producción lechera y durante el congreso contó todos los cambios que realizaron sobre genética, toma de decisiones y robótica sobre su plantel de 5.800 vacas en ordeñe, el cual permite una producción aproximada de 71 millones de litros por año. La firma cuenta con 8.750 hectáreas, de las cuales destina 1.250 a maíz para forraje, 650 hectáreas de alfalfa, 450 ray grass, 2.800 praderas, 650 viñas (se incorporaron hace tres años) y 205 frutales (avellanos y nogales).

Miguel Aparicio, gerente general da la firma, que pertenece al Grupo Bethia de la familia Heller Solari, compartió su visión acerca de la tecnología aplicada al agro y contó la experiencia de Agrícola Ancali con la intensión de “que otros productores no tengan miedo en ver a la robótica o al ordeñe automatizado como una alternativa”. Agrícola Ancali sumó la robotización en 2014 y en 2017 transformó todo el sistema.

Según el especialista chileno, apostar a la tecnología trae “beneficios que uno no logra dimensionar” y aclaró: “La curva de aprendizaje para nosotros fue dura pero hoy en día podemos decir con toda seguridad que fue la mejor decisión que hemos tomado”.

El sistema VMS que implementaron les permitió incrementar 10% la producción, mejorar 40% la eficiencia en mano de obra —aunque apuestan a alcanzar el 60% en el mediano plazo— y lograr una mayor longevidad de los animales —tienen más de una lactancia por el mayor confort y bienestar—, en suma ganar eficiencia y rentabilidad.

En términos generales, Agrícola Ancali se ha caracterizado “por estar en la cresta de la ola”, siempre ha sido una empresa innovadora desde sus inicios, un sello que han dado desde el primer día los dueños en todas las áreas. “Si bien somos productores de leche fresca, contamos con un área agrícola súper extensiva y exigente, porque tenemos que producir forrajes de calidad para poder darle sustentabilidad desde el punto de vista productivo al plantel lechero”, detalló.

“Siempre estuvimos innovando, aunque Ancali ingresó en el 2003 al rubro lechero casi de forma accidental a partir de la compra de campos donde había una lechería incorporada de 300 vacas. La innovación hizo que siempre estemos buscando alternativas que nos permitan ser más productivos. Así llegaron las salas rotativas, salas HBR de 40 puntos, y la robótica, una iniciativa que trajo el dueño convencido que podía ser el punto de inflexión en muchos de los parámetros que hoy en día hacen que este tema sea viable y sustentable”, celebró Aparicio, para quien interpretar la data que generan los robots es clave para seguir profundizando el proceso de crecimiento del establecimiento.

Con respecto al avance de la innovación en el proceso productivo y en la seguridad alimentaria, Aparicio aseguró: “Siempre buscamos en acceder a la última tecnología disponible porque eso se traduce después en lograr una mejor calidad de forraje, por la calidad del picado, porque son más precisas las materias secas. Y en el resto de las áreas también buscamos la sustentabilidad del plantel por sí solo, el tema medioambiental es muy importante, la relación con la comunidad es muy fuerte”.

Aparicio explicó que la empresa va “hacia el mejoramiento genético del rebaño” y por eso trabaja en la elaboración de un índice robótico para Ancali, via genómica amplificada al rebaño y uso de data generada por la robótica y el uso de bolos intra rumiales para monitoreo de temperatura corporal y PH en el rumen de las vacas. “La tecnología y la robótica nos permitirá que el consumidor final con un código QR pueda saber qué día la leche fue cosechada. Es un anhelo que lo tenemos desde hace mucho años y esperamos poder materializarlo”, expresó el gerente de Ancali.

agro-04_LC_76688283__26-11-2020__0x0.jpg

Genética

Roberto Hugo Jank Jr. contó lo que están haciendo en Agropecuaria Agrindus, una firma brasilera ubicada en el estado de San Pablo que nació en 1945 y hoy se centra en “agregarle valor a la leche con genética”.

“Se dice que una vaca es feliz en la pastura, pero en Brasil con la lluvia que tenemos es terrible. Nosotros pensamos en el confort del animal y tenemos un ordeñe eficiente las 24 horas”, relató el presidente de Agrindus, orgulloso de formar parte de una compañía que logró traspasar generaciones y evolucionar.

"Pensamos en el confort del animal y tenemos un ordeñe eficiente las 24 horas "Pensamos en el confort del animal y tenemos un ordeñe eficiente las 24 horas

Como empresa familiar, contó que la tercera y cuarta generación se enfocó en nuevos negocios. Luego de analizar y estudiar descubrieron que la mayoría de la población es intolerante a la proteína de la leche, no a la lactosa como es mayormente difundido, y elaboraron una línea de productos premium con leche con caseína A2, de vacas con esta característica genética, que tiene una mejor digestión en las personas. “Letti a2 es un suceso en Brasil”, resaltó en un elegante portuñol.

Además, el establecimiento se enfoca en “cómo producir más con la misma agua, tierra y sin impacto ambiental” y como muestra de es uso eficiente recolectan agua de lluvia para limpiar el espacio de las vacas. En ese sentido, contó que el tambo producen 40 mil litros de leche por hectárea y resaltó: “La mejor respuesta para los consumidores es como utilizamos los recursos finitos de la humanidad”.

Tecnología para el sector

Otros de los platos fuerte del congreso tuvo que ver con las soluciones que se están desarrollando para el sector. Invitados especialmente para el evento, desde la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) presentaron dos soluciones tecnológicas. CowMed se trata de una tecnología para el monitoreo de la salud, nutrición y reproducción animal que recolecta información mediante un collar que utiliza cada animal, con inteligencia artificial se analizan esos datos que se suben a la nube y están on line para el productor inmediatamente.

“Las vacas hablan y dicen cuál es el mejor horario del celos, mejor horario para inseminar, si está empezando una enfermedad antes que el productor vea síntomas clínicos se detectan alertas. Se reducen las pérdidas”, explicaron.

OnFarm es una plataforma digital para el monitoreo de terneros y tecnología para el tratamiento de mastitis, una afección muy recurrente en el ganado lechero, que permite conocer que agente causa la bacteria y no medicar innecesariamente. Esta solución en diciembre de 2020 desembarcará en Argentina.

Paulo Martins, de Embrapa, contó que actualmente están en desarrollo 360 proyectos que cuentan con la participación de productores, la industria y jóvenes profesionales que buscan “soluciones para los establecimientos rurales, transporte, logística y la industria, artículandolo todo con la producción primaria”.

Desde BCR Startup Network las soluciones para la lechería que se presentaron fueron Alytix, tecnología innovadora para combatir infecciones bacterianas, y Digirodeo, una plataforma tecnológica para la digitalización y la trazabilidad del ganado. La app Digirodeo permite gestionar sus contactos y llevar un registro de todos los tratamientos realizados. Facilita la generación de reportes y actas digitales e integra los datos recopilados por medio de las pistolas vacunadoras Digirodeo.

Alytix, por su parte, desarrolla soluciones biotecnológicas para control y tratamiento de infecciones causadas por bacterias, en particular cepas de bacterias resistentes a los antibióticos. Los productos utilizan bacteriófagos como principio activo, los cuales pueden emplearse en el cuidado de la salud humana, animal y vegetal sustituyendo o complementando la utilización de antibióticos. Así se evita el abuso de antibiótico, que provoca cada vez más resistencias y hace que sea difícil de tratar a los animales.

La resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo en la actualidad. El uso indebido y excesivo de antibióticos en personas y animales está contribuyendo al desarrollo de bacterias altamente resistentes.

La empresa Alytix forma parte del Parque Tecnológico Litoral Centro ubicado en Santa Fe Capital y desarrolla una plataforma tecnológica con distintos tipos de principios activos (bacteriófagos) para aplicaciones. Uno de los productos que se encuentra desarrollando ya está en el período de inscripción en el Senasa, el otro está por comenzar los ensayos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?