Agroclave

Reivindicación histórica para el norte grande

El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, valoró la inclusión de las provincias históricamente rezagadas en la política fluvial y portuaria

Sábado 27 de Febrero de 2021

Del contrapunto de gobernadores en el plenario del Consejo Federal de Hidrovía celebrado esta semana en Rosario, el primer mandatario del Chacho, Jorge Capitanich, dio a conocer la agenda de trabajo que llevan adelante las provincias del “norte grande” y marcó una hoja de ruta, con datos muy precisos, desde la perspectiva de este territorio en cuanto a las necesidades y criterios de cara a la nueva etapa que le espera a la hidrovía y a todo el sistema portuario y fluvial vinculado. Como el resto de sus pares, valoró como una “reivindicación histórica” la inclusión de las provincias en el organismo y la discusión del futuro del sistema de navegación troncal.

“Nosotros le damos una importancia clave y estratégica porque entendemos que la hidrovía Paraná-Paraguay forma parte de un entramado logístico que tiene que ver con una integración del corredor bioceánico norte, la red y el trópico de Capricornio, que une y fortalece el vínculo entre el Atlántico y el Pacífico en los 3.442 kilómetros de extensión (de la vía de navegación troncal), desde Curumbá hasta llegar a la línea máxima de Palmira, en Uruguay. Pero esto implica reconocer que la hidrovía forma parte de una discusión estratégica y geopolítica”.

En el marco de un recorrido desde el punto de vista histórico y político sobre la organización nacional, desde 1810 hasta 1994, el gobernador chaqueño recordó que “la renta aduanera era la principal fuente de financiamiento y eso formó parte de las disputas extraordinarias que implicaron tratados interprovinciales”. Los mismos “fueron jalones de un proceso de lucha y obviamente la apropiación de la renta aduanera y eso implicaba claramente la posibilidad de sostener o no el desenvolvimiento autónomo de las provincias argentinas”. Asimismo, la libre navegabilidad y la administración portuaria “también claramente fue parte del proceso de acumulación de capital y de la estrategia desarrollo de nuestras provincias”.

Ello “generó una asimetría extremadamente profunda. Se desarrolló el puerto de Buenos Aires integrado a un sistema de inserción económicamente mundial y el resto de las provincias fuimos excluidas, por lo que no tuvimos la capacidad de inversiones, acumulación de capital y desarrollo estratégico de base productiva y esto implicó también el monopolio de la política exterior en los acuerdos internacionales”, denunció. De allí que “estar aquí como gobernador del Chaco para mí es una reivindicación histórica”.

En adelante, las provincias “tenemos que garantizar y hacer valer que todo el sistema de embarque de nuestras economías regionales se haga a través del fortalecimiento de nuestros puertos para utilizar un nuevo concepto de logística integrada, no extractivista sino de base federal, que promueva intercambios de flujo comercial de exportaciones e importaciones. Ello abarata el proceso productivo de la generación de valor agregado a nuestras cadenas, nos potencia las exportaciones y nos genera recursos y excedentes para nosotros”, señaló Capitanich.

Sobre la realidad del modelo de exportaciones del norte, el funcionario indicó que “el 90% de todos nuestros productos sale en transporte terrestre, muy poco en transporte fluvial y obviamente eso es lo que nosotros queremos plantear como una reivindicación. Queremos proponer una reformulación del tratado sobre los 3.442 kilómetros de extensión (de la hidrovía) y que abarca cinco países”. Es que tras 25 años de funcionamiento, “necesitamos revisar el protocolo adicional sobre cadenas de igualdad de oportunidades para mayor competitividad, criterios comunes de compatibilidad, criterios homogéneos de embarcaciones, incentivos fiscales a los armadores, estrategias de seguridad homogénea entre países signatarios, la reválida de títulos y capacitaciones, el tratado diferencial de combustibles y lubricantes. También la no aplicación de tasas de servicios sin contraprestación y la simplificación de servicios portuarios, la uniformidad de horarios, trámites y operaciones y la liberalización de contratación de mano de obra y demás cuestiones complementarias”, detalló.

En esta nota

¿Te gustó la nota?