Crónicas de campaña

Semana de distensión entre el gobierno y sectores del campo

Se anunció la flexibilización de las restricciones a la exportación de carne y se presentó oficialmente el proyecto de ley agroindustrial

Viernes 01 de Octubre de 2021

Cierra una semana marcada por una distensión entre los agroexportadores y el gobierno, signada por la flexibilización de las restricciones para la exportación de carne a China y por la presentación oficial del proyecto de ley de fomento al desarrollo agroindustrial "federal, inclusivo, sustentable y exportador", cuyo objetivo es agregar valor a los productos agrarios para crear empleos y aumentar el ingreso de divisas, entre otros fines. Para la Mesa de Enlace, la iniciativa “son solamente medidas de fomento e incentivos para ciertas actividades que dependen de muchas pautas de cumplimiento y de presupuestos que no está establecido ni quien las regulará”.

Tras una reunión con la comisión de enlace, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, anunció que desde este lunes se liberarán las exportaciones de vaca conserva y manufactura al gigante asiático, y adelantó la decisión de considerar la situación de los frigoríficos que hicieron nuevas inversiones y no pudieron participar en la distribución de cupos de exportación. Sobre el encuentro, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, aseguró que la reunión con los representantes de la mesa de enlace fue “extremadamente productiva” y afirmó que “la agenda de trabajo fue resuelta en su totalidad a través del diálogo”.

Asimismo, Domínguez, junto al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, presidieron una reunión del Consejo Federal de Agricultura, en la que se acordaron criterios para ganadería sustentable y producción de carne vacuna. Así, “se definieron criterios para desarrollar un modelo que garantice la ganadería sustentable, la eficiencia en la preñez y el aumento del peso de faena”, se comunicó oficialmente. Y se indicó que en un futuro inmediato proyectado para 2022 el objetivo es “que el país pueda contar con mayor cantidad de carne vacuna disponible”. De esta manera, los participantes en el Consejo Federal de Agricultura consideraron que se asegurará el consumo interno y se darán reglas de juego claras para la exportación.

Este jueves, en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, se presentó el proyecto de ley agroindustrial, que según Domínguez “encarna la participación de todos los intereses de la cadena agroindustrial”, debido a que en su elaboración fue consensuada con mas de 60 entidades agropecuarias. El máximo mandatario destacó al respecto que el proyecto es el “resultado de un trabajo que duró más de un año, donde participaron sectores del agro, productores, universidades y científicos” y que esta iniciativa significa “campo con más tecnología, más producción y la industria asociada al campo, para producir alimentos industrializados”.

“Es el resultado de escucharnos y buscar puntos de encuentro y ver cómo conciliamos intereses”, planteó el presidente desde la Casa Rosada y concluyó que "estamos dando un paso para ponerle fin a una disputa de años".

Reparos

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias señaló que el proyecto del Régimen de Fomento al Desarrollo Agroindustrial Federal, Inclusivo, Sustentable y Exportador “no es más que un aporte menor de ideas elevadas al Poder Ejecutivo para que se transformen en ley”, y estimó que “son solamente medidas de fomento e incentivos para ciertas actividades que dependen de muchas pautas de cumplimiento y de presupuestos que no está establecido ni quien las regulará”.

“Coincidimos en que debemos lograr una ley de contenido mucho más amplio, donde queden claras las premisas fiscales de reducción de los derechos de exportación hasta su eliminación para todas las actividades agroindustriales y economías regionales”, consideró la Mesa de Enlace en un comunicado. Recomendó además “operar con un único tipo de cambio, bajo propuestas sectoriales de crecimiento sostenible de producción y exportación con mayor valor agregado, con regímenes especiales de inversión con amortización acelerada, y tantas otras medidas que nos permitirán alcanzar metas que ayudarán a revertir la situación actual de pobreza y marginalidad que afecta a nuestro país”.

La entidad que agrupa a la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Coninagro y Federación Agraria afirmó: “Aspiramos a que nuestro país algún día tenga una Ley Agroindustrial que englobe a todos los sectores involucrados”. Recordó luego que “estamos integrando la iniciativa del Consejo Agroindustrial Argentino, donde perseguimos el objetivo de hacer aportes”, mediante la participación en las mesas de trabajo conformadas.

El comunicado propició el “avance en proyectos legislativos que generen previsibilidad en el largo plazo, para un sector económico que trabaja con ciclos naturales que no se pueden alterar”. La actividad agropecuaria, recordó el agrupamiento de productores, “sufre los cambios de políticas públicas continuamente, además de las conductas que imponen los consumidores argentinos y las reglas del comercio mundial”.

Financiamiento

Las pequeñas empresas con actividad agrícola podrán acceder a las líneas de crédito de fomento a la inversión y formación del capital de trabajo, con tasas especiales de 30% y 35% respectivamente, según resolvió el Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA), luego de la reunión el martes en la sede del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca entre los gobernadores de cinco provincias; el jefe de Gabinete, y los ministros de Interior y Agricultura, Eduardo “Wado” De Pedro y Julián Domínguez, respectivamente, además de los presidentes de las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace, en la que acordaron avanzar en medidas para el sector.

Entre ellas estuvo la de modificar la norma fijada por el BCRA en mayo de 2020 (Comunicación “A” 7018), que prohibía el acceso a créditos subsidiados a aquellas empresas que “mantengan un acopio de su producción de trigo y/o soja por un valor superior al 5% de su capacidad de cosecha anual”. Los créditos podrán destinarse a proyectos de inversión para la implantación de pasturas (incluye labores, semillas y fertilizantes, entre otros); maquinaria agrícola para la producción ganadera; la compra de reproductores machos y hembras; y mejoras de infraestructura predial como alambrados, aguadas, bretes, corrales y mangas, riego, entre otras, detalló el BCRA en un comunicado.

La línea de capital de trabajo podrá aplicarse a la compra de animales para engordar; los insumos y servicios relacionados con tecnologías de reproducción; y los insumos y servicios vinculados a la implementación de planes sanitarios. “Los productores podrán acceder a las líneas de financiamiento productivo cuando estén destinadas a incrementar la capacidad productiva de carne y/o leche bovina”, detalló el BCRA.

“En el caso que los beneficiarios cuenten con un acopio igual o superior al 5% de trigo y/o soja, deberán comprometerse a que el pago de las obligaciones emergentes del crédito se origine primariamente en la venta del acopio de al menos dicho excedente hasta cubrir la obligación”, informó la entidad que presidente Miguel Ángel Pesce.

Por otra parte, el Directorio resolvió también elevar de 15 a 30 días el plazo para la liquidación de las divisas generadas en la exportación de cebada y sorgo a China, atendiendo a las condiciones particulares de la comercialización hacia ese país, cuyas ventas tienen un protocolo fitosanitario especial. Además, las entidades financieras locales podrán acceder al mercado de cambios para hacer frente a sus obligaciones con no residentes por garantías financieras otorgadas para financiar esas exportaciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?



LAS MAS LEÍDAS