Campaña 2021/22

Las lluvias salvaron a la soja y la Bolsa de Rosario estima 40 millones de toneladas

El desastre productivo de la franja central que restó 1,8 Mt, podría ser compensado por el sur de la región pampeana y las mejores posibilidades del norte argentino, señaló la entidad rosarina

Jueves 10 de Marzo de 2022

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario lanzó una nueva estimación de soja y maíz, en la que se destaca el impacto de las lluvias de febrero, que superaron las medias mensuales y cambiaron el escenario en buena parte de la región pampeana.

Con 16,11 millones de hectáreas de soja implantadas en este ciclo, la producción de soja se estima en 40,0 Mt, medio millón de toneladas menos que hace un mes. A diferencia de lo que ocurría hace un año atrás, cuando la falta de agua seguía en la primera quincena de marzo ya dejaba afuera las posibilidades productivas de numerosos lotes de sojas de segunda, esta vez, en las zonas que las lluvias de febrero han superado las medias mensuales, en general se nota una mejora importante en la condición. Este es otro factor que colabora en limitar las pérdidas productivas en este ciclo 2021/22.

Desde GEA, aclararon que el cambio significativo llegó tarde: las lluvias se produjeron en los últimos 10 días del mes. "La imagen de la anomalía mensual de la reserva de agua útil para Argentina, que compara la situación con lo sucedido en los últimos 30 años en dicho periodo, lo muestra con claridad: hubo un cambio sustancial en el sur de la región pampeana, Entre Ríos y en el extremo noroeste de Argentina", señalaron en el informe.

También aunque de manera menos drástica, hubo una modificación favorable en el escenario del centro de Santa Fe y Norte de Córdoba. Las lluvias han ganado continuidad en principios de marzo y siguen presentes incluso en las recientes horas: las tormentas ya han pasado por la franja central y seguirían su curso hacia el norte del país, dejando importantes acumulados. En el último fin de semana finalmente llegaron a Chaco y Santiago del Estero.

Con el desplazamiento del centro de alta presión en la última semana de febrero, la dinámica atmosférica ha cambiado y los frentes avanzan sobre el este y a lo largo del país con eficiencia. En las últimas 3 semanas, "la dinámica de escala regional ha sido muy eficiente neutralizando completamente los efectos adversos de una Niña que continúa activa", explica el Dr. Aiello. Si bien, por lo pronto no se espera que este comportamiento gane continuidad durante la segunda década de marzo, al menos ha llegado para frenar el deterioro de las sojas tempranas, tardías y de segunda en las áreas favorecidas.

Pero hay un corredor dónde casi sistemáticamente las tormentas desde mediados de diciembre del 2021 dejaron menores montos de milímetros o ninguno. Esta área va desde el norte de San Luis, franja central de Córdoba y termina en el centro sur de Santa Fe, en el gran área de influencia de Rosario. Allí, las lluvias de febrero estuvieron lejos de alcanzar las medias y las pérdidas productivas en soja (y también en maíz) son históricas —los rindes están por debajo de la 2017/18— . En ese corredor, se estima que de febrero a marzo se perdieron 1,8 M de Tn. Lo que está limitando estas pérdidas a solo 500.000 toneladas son las áreas que circundan estas zonas, en especial el norte y centro de Buenos Aires y sur de Córdoba. Aparte, se esperan algunos quintales más en La Pampa y Entre Ríos.

Las posibilidades que brindan estos nuevos aportes de agua sobre las siembras tardías del norte de Córdoba y ciertas áreas de Chaco y Santiago que aún tienen buenas chances productivas también son importantes para que contener las pérdidas productivas de la soja argentina 2021/22.

Por ahora, los daños de la sequía representan 500.000 toneladas

Con este nuevo panorama, el rinde nacional promediaría 26,2 qq/ha, apenas 0,3 quintales menos que en el informe anterior. Sí se han sumado más hectáreas pérdidas: pasan de 750.00 de febrero a 870.000 ha en marzo. Con 16,11 M de ha implantadas en este ciclo, la producción de soja se estima en 40,0 Mt, medio millón de Tn menos que hace un mes. A diferencia de lo que ocurría hace un año atrás, cuando la falta de agua seguía en la primera quincena de marzo ya dejaba afuera las posibilidades productivas de numerosos lotes de sojas de segunda, esta vez, en las zonas que las lluvias de febrero han superado las medias mensuales, en general se nota una mejora importante en la condición. Este es otro factor que colabora en limitar las pérdidas productivas en este ciclo 2021/22.

Santa Fe encabeza las pérdidas de rinde respecto a febrero y queda por detrás de Córdoba y Buenos Aires

soja.png

A nivel provincial, las caídas en los rindes de soja son contenidas aunque podrían haber sido mucho más graves. En Santa Fe algunas mejoras productivas en el gran área de influencia de Rafaela ayuda a limitar los graves daños en el centro sur y norte provincial. Pero de todos modos la provincia retrocede en casi 2qq/ha respecto a febrero. Córdoba le sigue con una caída intermensual de 0,8 quintales y Buenos Aires con 0,5. Las provincias que suman en marzo algunos quintales claves para sostener la producción Argentina son Entre Ríos, La Pampa y Salta, Chaco y Santiago del Estero. En el norte argentino, lo que suceda con las lluvias de los próximos días será fundamental para seguir limitando los daños, ya que la soja está entre fructificación y principios del llenado con áreas muy importantes que casi no recibieron agua durante buena parte de febrero.

Maíz 2021/22

Los maíces tardíos mejoraron y limitan la caída de la franja central: el recorte es de solo 300.000 Tn

maiz.png

Las labores de cosecha alcanzan el 8% de avance a nivel nacional, cuando hace un año se alcanzaba solo el 4%. En la región núcleo la actividad de recolección muestra valores extremadamente dispares y bajos: hay numerosos lotes que salen con rindes de 30 a 60 qq/ha. También hay lotes de 80 y 90 quintales pero por ahora son los menos. Por esto, la región núcleo resta 1,5 Mt respecto a lo estimado hace un mes atrás. Pero las proyecciones de rindes de las siembras tardías atemperarían el pobrísimo desempeño de los tempranos de la franja central. Los maíces tardíos transitan etapas críticas, pero, en el oeste de la región Pampeana, dónde tienen mayor participación, están contando con condiciones ambientales satisfactorias. Esta es la razón por la que, si bien hay un cambio de configuración en los rindes provinciales, —Santa Fe pierde 10 quintales respecto a un mes atrás— la nueva estimación apenas acusa un recorte de solo 300.000 Tn respecto de febrero. De esta manera, se sostiene una producción maicera 2021/22 de 47,7 Mt. El rinde promedio nacional se estima en 70,8 qq/ha (vs 71,3 en febrero), mientras que la superficie destinada a cosecharse comercialmente se calcula en 6,73M ha. Es importante aclarar que se están haciendo trabajos preliminares con teledetección que podrían cambiar el área implantada de maíz en Argentina y por ende la que se calcula como la cosechada para grano comercial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?