Política agropecuaria

Nuevo rumbo para los envases de fitosanitarios en Santa Fe

El sector está a la espera de la reglamentación para tener todos los detalles sobre la nueva forma de operar. Nacen los CAT en la provincia

Martes 29 de Marzo de 2022

La Legislatura de la provincia de Santa Fe convirtió en ley las modificaciones para el tratamiento y control de envases vacíos de fitosanitarios. Aún resta su reglamentación, pero el ecosistema agropecuario ya comenzó a ponerse al tanto de todos los cambios que se vienen para poder gestionar de manera responsable y comprometida con el medio ambiente uno de los desechos más controvertidos del sector.

Santa Fe es una de las 3 provincias más importantes en cuanto a actividad agropecuaria y tenía grandes dificultades para lograr un correcto tratamiento y control de envases vacíos de fitosanitarios. Las expectativas ahora están puestas en que, con la nueva normativa, se modifiquen algunas costumbres y prácticas aún vigentes.

El espíritu de la ley es el control de la contaminación, el manejo, almacenamiento, transporte y disposición final de las sustancias químicas de uso agrícola remanentes de las aplicaciones y sus envases vacíos, siguiendo las normas nacionales. El proyecto del Poder Ejecutivo provincial modificó los artículos 1 y 7, y deroga los artículos 2, 3, 10, 11, 12, 13, 14, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24 y 25, de la ley 13.842 que tiene que ver con el “Sistema provincial de gestión diferencial e integral de envases vacíos de fitosanitarios utilizados en la producción agrícola”. Para eso se avanzó con modificaciones que fueron consensuadas con entidades y organizaciones del sector.

Modificaciones

En su tercer artículo se prohíbe “el abandono, quema en el campo, enterramiento o reutilización para un fin para el cual no fue creado de los envases de fitosanitarios vacíos y la comercialización o entrega de envases a personas humanas o jurídicas por fuera del sistema autorizado”.

Entre otros cambios, al territorio provincial podrán ingresar esos envases plásticos provenientes de otras provincias para su reciclado en plantas industriales especializadas en esas “mercancías peligrosas”, según la denominación que se reformó, en lugar de “residuos peligrosos”. Este cambio en la denominación es una de las apuestas más fuertes para comenzar a realizar un manejo diferente.

La normativa da una vuelta de página sobre lo llevado adelante hasta el momento en la provincia al desclasificar a los envases fitosanitarios como residuos peligrosos y establece un marco específico para los envases de fitosanitarios. Desde el sector agropecuario se esperaba que existiera una compatibilidad entre la normativa nacional y provincial “para que el productor pudiera salir de la figura de generador de residuos peligrosos”. Ahora entregará los envases al sistema de gestión.

Centros de almacenamiento

Con estos cambios en Santa Fe se podrán instalar y podrán operar los Centros de Almacenamiento Transitorio (CAT), donde los productores o aplicadores de productos fitosanitarios deben entregar los envases limpios y perforados. En ese marco se inscribe la tarea que llevan adelante desde Campo Limpio, la organización que tiene como objetivo implementar un sistema de gestión de envases vacíos en todo el país y trabaja con productores, distribuidores y empresas registrantes promoviendo el lavado de los envases, su reciclaje y correcta reutilización.

En Campo Limpio ahora está a la espera del decreto reglamentario para presentar una propuesta de gestión en la provincia para comenzar a trabajar en el territorio santafesino. Más de 100 empresas del sector ya están adheridas al sistema de gestión integral de envases vacíos de fitosanitarios de Campo Limpio y representan más del 90% de los envases que se utilizan en el campo. Hasta el momento, Campo Limpio recuperó más de 3,9 millones de kilos de plástico provenientes de los envases vacíos de fitosanitarios, además de contar con más de 50 CAT en operaciones.

La reciente modificación de la ley 13.842 del “Sistema Provincial de Gestión Diferencial e Integral de Envases Vacíos de Fitosanitarios” permite a Campo Limpio solicitar la aprobación de su sistema de gestión en la provincia. “Esta medida nos brinda la posibilidad de iniciar nuestro sistema de gestión en la provincia, articulando el sector público y privado”, apuntó Ignacio Stegmann, director ejecutivo de Campo Limpio.

Juan Manuel Medina, referente de Campo Limpio en Santa Fe, destacó que la nueva ley habilita a comenzar a trabajar con las autoridades competentes, el ministerio de Ambiente y el de Producción. “Está todo enfocado en poder trabajar en la reglamentación de la ley, estamos armando en el plan de gestión q esperamos terminar en el primer semestre, analizando la cantidad de CAT necesarios para cubrir el territorio”, indicó.

Desde Campo Limpio precisaron que se recolectan 4,5 millones de kilos a nivel nacional y detallaron q más del 50% lo representa Buenos Aires. “Santa fe rápidamente podría estar en ese nivel”, subrayó Medina, esperanzado de que se tome conciencia y se posicione cómo prioridad en la agenda productiva del hombre de campo.

Procesamiento industrial

El ingeniero agrónomo Flavio Luetto, gerente de la planta de recupero de Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) en Cañada de Gómez, donde se recicla el plástico de silo bolsa y también envases de fitosanitarios, contó algunas particularidades de cómo operan los residuos actualmente y expresó grandes expectativas sobre la aplicación de la nueva norma.

La planta de Cañada de Gómez hoy trabaja en un 90% con el reciclado de silos bolsas y un 10% con envases fitosanitarios, pero Luetto considera que estos porcentajes seguramente va a ir variando a partir de la reglamentación de la nueva ley. “Recibimos el silo bolsa y el bidón, con triple lavado, se recicla y se transforma en pelet, una lentejita que se vende a la industria plástica, lo funde y lo transforma”.

El especialista agregó que desde ACA se impulsa mucho el bidón tricapa de fitosanitarios de 20 litros, con una capa exterior y otra interior de polietileno virgen, y una capa interior de polietileno recuperado. “Impulsamos del bidón al bidón. En silo bolsa no tiene restricciones de uso porque no estuvo en contacto con productos peligrosos, nuestros clientes fabrican la famosa bolsa de residuos de consorcio y cañerías negras semiflexibles o de riego por goteo para quintas”, detalló sobre la planta que mensualmente procesa entre 400 o 450 toneladas de residuos y la producción es de 350 toneladas por la merma del material.

Especializado en el tratamiento de plásticos y con años de experiencia en la materia, Luetto expresó que las modificaciones en la legislación abren las puertas a un nuevo espacio de trabajo para los ingenieros agrónomos. Consideró que el profesional está capacitado para estar al frente de un sistema de gestión, como regente. “La capacitación será clave para que el productor, el aplicador, cumpla con la parte que le toca y que el sistema funcione”, subrayó y resaltó que hay que prestarle especial atención al triple lavado de los envases.

“El ingeniero agrónomo tiene que tener un rol activo en el desarrollo del sistema de gestión. Empezando por la capacitación del productor de lo que es una buena práctica agrícola y acompañando a la gestión de los CAT. No podemos quedar al margen de todo esto”, destacó Luetto, para quien los ingenieros agrónomos tienen mucho que aportar en la temática.

En esta nota

¿Te gustó la nota?





LAS MAS LEÍDAS